vicepresidente de iberian partners

Muere Juan Luis Gómez-Trénor, hombre clave en la historia de Coca-Cola en España

El empresario, vicepresidente de Cola-Cola Iberian Parterns y accionista de Ebro Foods, fallece a los 90 años. Deja un imperio de más de 2.000 millones de euros

Foto: Juan Luis Gómez-Trénor, con Juan Roig. (EC)
Juan Luis Gómez-Trénor, con Juan Roig. (EC)

Juan Luis Gómez-Trénor ha fallecido en la mañana de este lunes a la edad de 90 años. No es un nombre cualquiera. Se trata de un personaje clave en la historia de Coca-Cola en España. Fue la persona que consolidó la marca en gran parte del Mediterráneo español como máximo accionista de la embotelladora Colebega, y ha jugado un papel fundamental en el proceso de concentración de embotelladoras y distribuidoras que ha dado lugar al gigante Coca-Cola Iberian Partners, primero, y Coca-Cola European Partners, después. Poseía el 34% de las acciones de la división española, de la que era vicepresidente, y un porcentaje significativo de la europea. Su paquete accionarial permitía a los socios españoles ser mayoría en European Partners, lo que se tradujo en un reparto de poder gracias al cual la catalana Sol Daurella es la presidenta y Gómez-Trénor era consejero.

[Así es el millonario ‘hereu’ valenciano de Coca-Cola]

Juan Luis Gómez-Trénor obtuvo la licencia para embotellar Coca-Cola en la década de los cincuenta del siglo pasado.
Juan Luis Gómez-Trénor obtuvo la licencia para embotellar Coca-Cola en la década de los cincuenta del siglo pasado.

Gómez-Trénor, que no estaba casado y no tiene hijos, deja un imperio valorado en más de 2.000 millones de euros, canalizado principalmente a través de su sociedad matriz, Empresas Comerciales e Industriales Valencianas (Ecivsa). La suya es la segunda mayor fortuna de la Comunidad Valenciana, por detrás de Juan Roig, según la revista 'Forbes'. Además de su participación en Coca-Cola, su cartera de inversiones incluye también un 7,66% de Ebro Foods, donde es accionista de referencia. El pasado mes de diciembre, realizó las ultimas compras en bolsa y, junto a su amigo José Ignacio Comenge, sumaba el segundo paquete accionarial, con más del 10% del capital. El fallecido deja también una importante cartera de propiedades inmobiliarias (destaca el palacete de la Casa Sagnier en la calle de la Paz de Valencia, sede de sus empresas), explotaciones agrícolas e inversiones financieras.

Educado, discreto hasta el extremo y poco amante de los focos públicos, se dice que sus 1,90 metros de altura llegaron a conquistar a Ava Gardner, con quien mantuvo una aventura cuando la actriz se paseaba por los cosos taurinos españoles. Se afirma que la diva de Hollywood tuvo tres amantes en España, el torero Luis Miguel Dominguín, el actor Mario Cabré y Juan Luis, que le regaló un magnífico collar de esmeraldas comprado en la calle de la Paz de Valencia.

Trabajador y austero como pocos, Gómez-Trénor poseía el gen emprendedor de Thomas Trenor Keating, el industrial irlandés que a principios del siglo XIX se instaló en Valencia y se hizo rico importando guano para las explotaciones agrícolas. Trenor no solo fundó un banco y numerosas empresas, también dio origen a una saga con ramas que ocuparon puestos de responsabilidad política durante el franquismo (Juan Antonio Gómez-Trénor, primo de Juan Luis, fue alcalde de Valencia y procurador en Cortes en la década de los cuarenta del siglo pasado) y un apellido familiar ligado a la burguesía y las grandes fortunas valencianas de la que era heredero Juan Luis Gómez-Trénor.

El empresario fallecido construyó su imperio sobre la base de la licencia que obtuvo en los años cincuenta para embotellar y distribuir Coca-Cola en la Comunidad Valenciana y Murcia. Así nació la empresa Colebega, a la que no hay que confundir con Cobega, la licenciataria de Cataluña que poseía la familia Daurella. Mientras estos últimos concentraron su actividad en la mitad norte de España, Gómez-Trénor tejió alianzas en las provincias castellanas y Andalucía con otros empresarios como José Ignacio Comenge o los Mora-Figueroa. Con estos últimos dio un paso más en el juego de fusiones al integrar Rendelsur, la embotelladora andaluza, poco antes del nacimiento de Coca-Cola Iberian Partners.

La relación empresarial llevó a Juan Luis Gómez-Trénor a estrechar también lazos con algunas de las familias más adineradas de España. Por ejemplo, Ramón Mora-Figueroa Domecq preside la Fundación para la Promoción de Acciones Solidarias, una misteriosa entidad promovida por Gómez-Trénor en la que depositó casi 200 millones de euros y que colabora con Unicef o la Casa de la Caridad de Valencia.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios