para crear el segundo grupo HOSPITALARIO español

Los Gallardo (Vithas) no se rinden: lanzan el asalto definitivo a Hospitales Nisa

El grupo liderado por José Luis Pardo quiere romper el dique de los socios minoritarios. Ofrece una mejora "relevante" de su oferta y valora la compañía en 300 millones

Foto: Uno de los hospitales de Nisa, el Valencia al Mar. (Nisa)
Uno de los hospitales de Nisa, el Valencia al Mar. (Nisa)

Miércoles, 23 de noviembre de 2016. Si es de los que gustan de seguir los culebrones empresariales, apúntese la fecha. Es el plazo límite que se ha dado una mayoría del 51% de accionistas de la mercantil valenciana Hospitales Nisa para sacar partido a su sindicación de títulos de propiedad y tratar de encontrar un caballero blanco que mejore la oferta que ha lanzado el grupo Vithas, participado por la familia Gallardo (Laboratorios Almirall) y CaixaBank, para crear el segundo mayor grupo hospitalario privado en España.

Ese día podrían pasar tres cosas: 1) que aparezca el nuevo comprador; 2) que los cabecillas del bloque de la resistencia a Vithas (comandado por el presidente de Nisa, Manuel Giner, y el consejero José Honrubia y asesorado por Arcano) arranquen seis meses más de plazo de sindicación para prolongar la batalla, como ya han propuesto y pretenden firmar este miércoles, o 3) que Vithas haya logrado romper el dique atrayendo a su bando a socios minoritarios suficientes para tomar el control de la firma propietaria.

Vithas aspira a convertirse en segundo grupo hospitalario español con la compra de Nisa.
Vithas aspira a convertirse en segundo grupo hospitalario español con la compra de Nisa.

Los minoritarios liderados por Giner y Honrubia han abierto un proceso de búsqueda de aspirantes para frenar la operación de entrada de Vithas, que consideran poco amistosa. Entre algunos accionistas, no gustó que Vithas comenzase a negociar precios distintos en función del nombre del accionista, como ocurrió con Atitlán, herramienta inversora controlada por Roberto Centeno, yerno de Juan Roig, dueño de Mercadona, si bien finalmente muchos pequeños socios han terminado vendiendo al mismo valor que Atitlán.

Pese a ello, fuentes ligadas al sindicato de accionistas sostienen que han recibido varias ofertas superiores hasta en un 30% a la planteada por Vithas. No confirman nombres, pero ha aparecido en diversos medios de comunicación el posible interés de HM Hospitales o el Grupo Quirón, cuyas propuestas no serían por ahora vinculantes. Giner y Honrubia han planteado ya ampliar el acuerdo de sindicación medio año más, para seguir estudiando esas teóricas ofertas protegidas por acuerdos de confidencialidad. Este miércoles han citado a los socios sindicados para que suscriban la ampliación de plazo.

A la vista del dique que han creado los socios contrarios a su toma de control, Vithas ha pisado el acelerador para intentar romper el bloque del sindicato para cuando expire el plazo de la alianza. El consejo de administración del grupo de los Gallardo (80%) y CaixaBank (20%) ha decidido lanzar una oferta de última hora para atraer accionistas, que contempla mejorar de forma "relevante" la valoración de las acciones. "El consejo de Vithas ha acordado esta tarde su firme disposición a mejorar de forma relevante la oferta realizada a los minoritarios que contacten a través de www.vithasxti.es o de cualquier otro modo a Vithas durante esta semana. Esta nueva oferta, a diferencia de las presentadas a la plataforma hasta la fecha, será vinculante, no estará condicionada y será viable también para los accionistas actualmente sindicados. Por este motivo, recomienda a los accionistas ahora sindicados bajo AccionistasxNisa que no firmen nuevos compromisos de sindicación para los siguientes meses y así conserven el derecho libre de venta", dice el comunicado lanzado la tarde de este martes. 

Valoración de casi 300 millones

Hasta ahora, Vithas ofrecía entre 16 y 17 euros por acción, lo que implica valorar Nisa en 200 millones más una deuda de 90 millones (290 en total). También ha abierto la puerta a crear su propio sindicato y sumar fuerzas con los socios minoritarios que no quieran vender por ahora conservando los derechos económicos. La propuesta pasa por comprometerse además a abrir ventanas anuales de liquidez para comprarles los títulos en el futuro si se produce una revalorización de Nisa gracias a su gestión. Cada año, volvería a estudiarse el precio de aquellos que no vendan de forma inmediata, aunque esto no significa necesariamente que sea superior a los 17 euros por acción.

El plan de negocio para la empresa valenciana contempla integrar sus siete hospitales en la red de Vithas, respetando sede social y marca; realizar inversiones en los centros para actualizarlos, incluido el simbólico 9 de Octubre de Valencia; optimizar la gestión vía reestructuración interna, centrales de compra o puesta en valor de activos inmobiliarios (hay una pastilla de suelo sin utilizar junto al nuevo Hospital La Fe de Valencia); y afrontar la competencia que pueden generar otros grupos como Imed (que prepara la apertura de otro hospital en Burjassot-Valencia). Vithas lograría por su parte consolidarse como el segundo mayor grupo hospitalario privado español, por detrás de Quirón, con una facturación consolidada de más de 500 millones de euros.

El 23 de noviembre vence el plazo del sindicato de minoritarios para buscar un caballero blanco, pero el presidente de Nisa quiere ganar seis meses más

De momento, la firma de los Gallardo ha logrado hacerse con cerca del 35% de los títulos en propiedad y tener el control político hasta el 45%, gracias a acuerdos de sindicación con minoritarios. Nisa es una sociedad altamente atomizada, con más de 500 accionistas, por lo que la labor de contacto con los pequeños propietarios es fundamental para ambos bandos. Vithas necesita convencer apenas a otro 5% para lograr su objetivo y equilibrar la balanza social a su favor.

El presidente de Almirall, Jorge Gallardo. (EFE)
El presidente de Almirall, Jorge Gallardo. (EFE)

Esto explica que tanto el director general, José Luis Pardo, como el presidente de Vithas, Jorge Gallardo, hayan aterrizado en las últimas semanas por Valencia, prodigándose en actos sociales y visitando directores de medios de comunicación. Pequeños accionistas que optaron por vender a Vithas sostienen que la intención real de Giner y Honrubia no es solo frenar la compra de títulos por parte de los Gallardo, sino también evitar la toma de control de la gestión y el consejo de administración. También expresan sus dudas de que realmente otro grupo sanitario vaya a tomar un paquete de acciones a precio superior al de Vithas para meterse en el avispero de una sociedad con sus propietarios enfrentados. 

Por ahora, ya se han producido los primeros encontronazos prejudiciales. Vithas ha solicitado formalmente su entrada en el consejo de administración y ha pedido dos sillones. El consejo actual lo ha rechazado, aludiendo a razones de conflicto de interés y de competencia, y ha frenado el aterrizaje, aunque la batalla legal ya está abierta.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios