para consolidarse como segundo grupo sanitario

Los Gallardo (Almirall) se quedan con el grupo hospitalario Nisa

El grupo Vithas, controlado por la familia catalana y La Caixa, lanza una oferta y frustra el segundo intento de Atitlán de acceder al sector sanitario

Foto: Uno de los hospitales de Nisa, el Valencia al Mar. (Nisa)
Uno de los hospitales de Nisa, el Valencia al Mar. (Nisa)

Nuevo movimiento corporativo de los dueños de la conocida farmaceútica Laboratorios Almirall en el sector de los hospitales privados. Vithas, el brazo de inversión en sanidad de la familia Gallardo, ha cerrado un preacuerdo con un paquete importante de accionistas del Grupo Nisa, una compañía de capital valenciano muy atomizado propietaria de siete centros sanitarios en Valencia, Madrid, Alicante, Castellón y Sevilla, con una facturación anual superior a los 150 millones de euros y una plantilla de 1.700 empleados. La oferta ha fustrado el segundo intento de Atitlán de tomar posiciones en el sector de la sanidad, después de que hace ya casi un lustro iniciase una negociación con Bankia para comprarle el 50% que poseía en Ribera Salud, una participación que finalmente acabó en manos de la americana Centene Corporation.

La firma inversora que gestionan Roberto Centeno -yerno de Juan Roig (Mercadona)- y Aritza Rodero, se hizo hace cinco meses con el 7% de Nisa en una operación de adquisición de acciones a varios pequeños accionistas con el respaldo del consejero José Aviñó, cuya familia posee en torno a otro 5% del capital. El grupo hospitalario tiene la propiedad muy repartida entre grupos empresariales locales y también médicos y personas ligadas a la plantilla. Ante los movimientos que se estaban produciendo por parte de Atitlán con otros pequeños accionistas, una porción de estos socios minoritarios decidió agruparse para tratar de defender mejor sus intereses. 

La suma de Nisa consolidaría a Vithas como el tercer grupo hospitalario de España con casi 20 centros, 4.000 trabajadores y 500 millones en cifra de negocio

Fueron ellos, con un paquete conjunto cercano al 10%, los que abrieron un proceso de búsqueda de inversores a través de la consultora Main y los que establecieron un primer contacto con Vithas, el consorcio creado en 2012 por Goodgrower (Gallardo, 80%) y La Caixa (20%) después de que la familia catalana adquiriese el 80% de la división hospitalaria de Adeslas. Tras cerrar un primer preacuerdo, Vithas comenzó a negociar con otros socios, especialmente con los consejeros Javier Martínez y Enrique Martínez (familias Pascual y Murcia), y con Atitlán y los Aviñó. La suma de Nisa consolidaría a Vithas como el segundo grupo hospitalario de España con casi 20 centros sanitarios, una plantilla de unos 4.000 trabajadores y cerca de 500 millones en cifra de negocio.

El presidente de Almirall, Jorge Gallardo. (EFE)
El presidente de Almirall, Jorge Gallardo. (EFE)

Las ofertas planteadas por Vithas y su determinación de hacerse con Nisa han cogido a contrapié a Atitlán, que en enero anunció que se había hecho con el 6% del grupo hospitalario con la intención de tomar posiciones, colaborar en la gestión e ir incrementando su porcentaje de participación. Finalmente, Atitlán ha optado por aceptar la propuesta de los Gallardo y salir de Nisa con importantes plusvalías en una operación que en su caso puede reportar hasta 12 millones de euros. Vithas ha citado hoy en una notaría de Valencia a los socios con los que tiene cerrados los acuerdos para ejecutar unas transmisiones que podrían poner bajo su control entre el 30% y el 40% del capital, suficiente para tomar el mando en un grupo empresarial tan atomizado. El actual presidente de Nisa, Manuel Giner, que agrupa en torno a otro 10%, ha rechazado por el momento entrar en la operación corporativa.

Sin embargo, no parece que la adquisición se vaya a consumar de forma tan sencilla. Los mismos accionistas minoritarios que iniciaron el primer contacto con Vithas aseguran que los consejeros de las familias Pascual y Murcia han pactado ventas por un importe muy superior al que el grupo de los Gallardo apalabró con ellos, según fuentes de este grupo de socios. En este sentido, consideran que estos consejeros no han actuado de forma leal con el conjunto de accionistas de Nisa y no descartan iniciar acciones sociales a partir de la junta general que debe celebrarse en tres semanas. Este grupo de minoritarios valora en unos 200 millones el conjunto del grupo hospitalario de todavía capital valenciano, por lo que estima que la oferta por su 10% debería rondar los 20 millones de euros. Sin embargo, la cifra propuesta por la compañía de los dueños de Laboratorios Almirall y La Caixa es “sustancialmente inferior”.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios