La negativa del hijo forzó al padre a nombrar un CEO en Almirall

El día que Gallardo dijo 'no' a Gallardo

Carlos Gallardo había sido escogido por su padre tras haber descartado al hijo mayor, Jorge Gallardo Piqué, que se dedica a gestionar una de la sociedades de inversión de la familia

Foto: El presidente de Almirall, Jorge Gallardo. (EFE)
El presidente de Almirall, Jorge Gallardo. (EFE)

Cuando eres Jorge Gallardo, el todopoderoso presidente de la farmacéutica Almirall, poca gente te puede decir que no. En 2011, en una situación que no se hizo pública, le dijeron 'no' a Jorge Gallardo. Y lo hizo su propio hijo, Carlos Gallardo Piqué, cuando contestó a su padre que prefería no ser designado como sucesor al puesto de presidente de la empresa. Hay que disgustar mucho a un Gallardo para que este nombre consejero delegado. Y eso es lo que hizo el muy ejecutivo presidente de Almirall: designar a su entonces director financiero, Eduardo Sanchiz, como CEO del grupo farmacéutico.

Carlos Gallardo había sido escogido por su padre tras haber descartado al hijo mayor, Jorge Gallardo Piqué. Jorge Gallardo júnior se dedica a gestionar una de la sociedades de inversión de los Gallardo, Goodgrower. Esta firma se constituyó para invertir en grupos hospitalarios. Controla el 80% del grupo de hospitales privados Vithas -300 millones de facturación-, en donde La Caixa ejerce de socio financiero con el 20% restante.

Mientras el primogénito de los Gallardo se centraba en sus hospitales y se mantenía al margen de Almirall, Carlos Gallardo hacía todo lo contrario. Carlos se formó en Pzifer y luego pasó a Almirall, donde empezó desde abajo para culminar su carrera dirigiendo la filial del grupo farmacéutico español en Reino Unido. En esas, el padre le ofreció la sucesión. Y para su sorpresa, el hijo le comunicó que prefería pasar de largo, si bien aceptaba un puesto en el consejo de la farmacéutica catalana.

El puesto en el consejo se hizo esperar. Jorge Gallardo no dio entrada a la tercera generación hasta tres años después, en 2014, cuando entraron Carlos Gallardo y su primo Antonio Gallardo Torrededía, hijo de Antonio Gallardo Ballart, hermano del presidente de la compañía.

Fuentes cercanas a la familia Gallardo explican que la reacción de Jorge Gallardo padre no fue fácil. Tanto, que Carlos Gallardo se fue con su familia y sus hijos seis meses a viajar por el mundo para que el tiempo y la distancia fueran enfriando la situación.

Accionariado muy concentrado

Los hermanos Gallardo Ballart tienen el accionariado de Almirall muy concentrado. Entre ambos tienen el 58% de la compañía, y el segundo accionista es Daniel Bravo, vicepresidente de Almirall, y dueño del 8,7%. Los Gallardo y Bravo mantienen el control conjunto de sus paquetes a través de las sociedades Grupo Plafin y Todasa. Cuando la segunda generación pase al mando, estas participaciones se irán repartiendo.

El consejero delegado de Almirall, Eduardo Sanchiz, en una imagen de archivo.
El consejero delegado de Almirall, Eduardo Sanchiz, en una imagen de archivo.

Pese a tener ya 74 años y contar con un consejero delegado, Jorge Gallardo Ballart sigue siendo presidente ejecutivo de Almirall, que facturó 786 millones en 2014, un año en donde ganó 448 millones gracias a los atípicos obtenidos por haber vendido su negocio respiratorio a Astra-Zeneca.

Precisamente, en la última muestra de su gestión con mano de hierro, el pasado 30 de noviembre Almirall ha utilizado este exceso de recursos en la compra por 365 millones de Poli Group, un grupo británico con empresas farmacéuticas especializadas en productos dermatológicos. Pero esta carrera de éxito empresarial tiene un precio, y el hijo de Jorge Gallardo consideró en su día que ese precio era excesivo. Que esta última gran compra se haya llevado a cabo en el mismo mercado británico en que se había fajado el hijo escogido para heredar el imperio de los Gallardo no deja de tener su punto irónico.

Familia influyente

Los Gallardo son una de las principales fortunas de España. 'Forbes' valora su patrimonio en 2.300 millones de euros. Además de los grupos comentados, controlan el 'family office' Landon y la quinta mayor sicav de España: Elitia Invest, que controla Jorge Gallardo padre y que cuenta con 391 millones.

La familia también ha prosperado por la vía matrimonial. La hija de Antonio Gallardo Ballart es Susana Gallardo, casada con Alberto Palatchi, socio y fundador de Pronovias. Susana Gallardo ocupa, además, puestos de consejera en Criteria -el 'holding' de participadas de La Caixa- y en Abertis.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios