un 32% en menos de tres meses

Euforia naranja: Ciudadanos dispara su afiliación en Cataluña desde el 1-S

La afiliación desde el 1 de septiembre hasta finales de noviembre crece considerablemente en todas las circunscripciones. En Barcelona, un 33,2%, y en Lleida se dispara casi el 40%

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), junto a Inés Arrimadas. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), junto a Inés Arrimadas. (EFE)

Ciudadanos crece en Cataluña. Y no solo lo hace en las encuestas. También la afiliación del partido naranja ha obtenido un fuerte empujón en los últimos meses, que vendría a demostrar la aprobación de sus simpatizantes a la postura mantenida durante los momentos más delicados de la crisis catalana. En concreto, desde el 1 de septiembre hasta el 23 de noviembre, la formación creció en Cataluña un 32%, hasta sumar 3.078 afiliados, siendo Lleida la provincia que registró el mayor incremento: pasó de 74 afiliados a 103, una subida del 39,1%. También en Girona el partido dirigido por Inés Arrimadas en esta comunidad logró un importante avance del 35%, obteniendo 45 adeptos más. En el caso de Barcelona, que ya contaba con mayor número de afiliados (1.788), ganó 595 hasta situarse en los 2.383 (un 33%), y Tarragona, la de menor crecimiento, sumó 80 afiliados, pasando de 339 a 419, un 23,6% más desde principios de septiembre.

Los datos internos del partido a los que ha tenido acceso este diario demuestran un crecimiento muy importante en toda la comunidad autónoma desde que el desafío secesionista se recrudeció —empezando por la convocatoria del referéndum en el Parlament el día 6 de septiembre, la suspensión del Constitucional, la Diada, la preparación del 1-O y su posterior celebración, la aprobación de las leyes de desconexión de forma unilateral en la Cámara autónoma días después, la DUI y posterior suspensión y la insistente petición de Ciudadanos al Gobierno para aplicar el artículo 155 hasta que finalmente sucedió—.

La portavoz nacional y líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas. (EFE)
La portavoz nacional y líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas. (EFE)

En el partido están convencidos de que una de las claves del ascenso ha sido "mantener un discurso claro y creíble en Cataluña y toda España". Así lo explica el secretario de Organización del partido y coordinador de la campaña del 21-D, Fran Hervías, que reconoce que la subida de afiliados se ha convertido en el "gran aliciente para encarar esta campaña" con la mirada puesta en "la oportunidad histórica" de derrotar al separatismo. El responsable de Organización insiste en que el primer objetivo de Ciudadanos desde su nacimiento hace 11 años era precisamente "plantar cara al nacionalismo" en las urnas, "que es lo que estamos a punto de conseguir". Los datos de afiliación se suman al barómetro preelectoral del CIS hecho público este lunes, en el que por primera vez una encuesta situó al partido de Rivera como primera fuerza en Cataluña.

La estimación del CIS concede a Ciudadanos en el mejor de los escenarios 32 escaños —igual que ERC, a la que sí superaría en porcentaje de voto—. La formación logró 25 diputados el pasado septiembre de 2015 en las últimas autonómicas, convirtiéndose en la segunda opción política, solo por detrás de Junts pel Sí, la coalición de la antigua Convergència y los republicanos. El partido de Arrimadas sumó 734.910 votos y obtuvo 17 escaños en Barcelona, cuatro en Tarragona y dos en Girona y Lleida respectivamente. Aunque la campaña naranja está diseñada para consolidar la victoria en la Ciudad Condal y ganar ventaja sobre sus rivales constitucionalistas —PP y PSC—, el partido ve posibilidades de crecer en todas las circunscripciones.

La campaña arrancó precisamente la noche de este lunes marcada por los resultados arrojados por el CIS. En Ciudadanos tienen claro los principales mensajes que lanzarán en estas dos semanas en busca de conquistar nuevos votantes. Primero, el fin del 'procés', "el fin de esta pesadilla", como reitera la candidata naranja, insistiendo en que los problemas actuales de gestión son el resultado del mal gobierno de Puigdemont, "el peor que ha tenido nunca Cataluña", como afirmó este lunes Arrimadas en Madrid. En segundo lugar, la recuperación económica y la vuelta de las empresas huidas con un plan específico elaborado en el programa electoral. Y, por último, coser la enorme fractura social creada en los últimos años a costa de dividir familias y grupos de amigos por causas políticas. "Si soy presidenta, me comprometo a gobernar para todos los catalanes", se ha convertido en una de las grandes frases de la dirigente centrista en esta campaña.

Impulso en el resto de CCAA

Pese a que Cataluña es el caso que registra mayor ascenso en afiliación, la formación saca pecho por los resultados internos obtenidos en el resto de comunidades autónomas en estos tres primeros meses del curso político, desde septiembre. La Comunidad de Madrid tuvo un crecimiento del 11,3%, pasando de 4.163 afiliados a 4.634. También Murcia es otra de las regiones que más han crecido en los últimos meses: en el mismo periodo sumó casi 200 nuevos afiliados.

Además, Baleares creció un 20,6%, hasta 450; Andalucía aumentó sus adeptos un 15%, pasando de 3.200 a 3.700 (12%); Extremadura, de 332 a 370 (11,4%); Canarias, un 21,6%, hasta 820, y Baleares, un 20,6%, hasta 450 afiliados. Castilla y León y La Rioja son las regiones con menor porcentaje de subida: un 8,7% (de 1.150 a 1.250) y un 6% (de 115 a 122) respectivamente.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios