Es noticia
Menú
Junqueras presiona a Aragonès para prorrogar los presupuestos y aislar al PSC en el Parlament
  1. España
  2. Cataluña
Crisis en el Gobierno catalán

Junqueras presiona a Aragonès para prorrogar los presupuestos y aislar al PSC en el Parlament

El presidente de la Generalitat prefiere tener unas cuentas aprobadas para poder gestionar en condiciones, pero el líder de ERC prefiere una prórroga para marcar distancias con Illa

Foto: Pere Aragonès y Oriol Junqueras, en una imagen de archivo. (EFE/Alejandro García)
Pere Aragonès y Oriol Junqueras, en una imagen de archivo. (EFE/Alejandro García)

Pere Aragonès prevé que ERC podrá gobernar en solitario, pero quiere aprobar los presupuestos de la Generalitat que el 'conseller' de Economía saliente, Jaume Giró, dejó casi listos. Sin embargo, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, le está presionando para que prorrogue los actuales. Es la única manera de aislar al PSC y no depender de los socialistas, según explican fuentes de la formación republicana. Y tampoco hay movimientos para cerrar acuerdos con otras formaciones. El 'president' ni siquiera se ha reunido con Jéssica Albiach, la cabeza de lista de los comunes en el Parlament. Solo ha habido una llamada de teléfono el fin de semana. El partido de Ada Colau esperaba entrar en el Govern, pero Aragonès cree que no los necesitará, ya que no se puede armar una mayoría alternativa que derribe al Ejecutivo por la aritmética parlamentaria. El precio es que las cuentas del próximo año están en el aire.

Junqueras sabe que la forma más fácil de no depender del PSC es que los presupuestos no se remitan al Parlament. Aragonès, en cambio, apuesta por una gestión ágil para los dos años que le quedan de legislatura. Estas dos tendencias en los republicanos son las que marcan el momento en la legislatura y muestran la debilidad que marca a ERC y su nuevo Gobierno monocolor, sin apoyos suficientes en la Cámara catalana. Portavoces de la Generalitat han declinado pronunciarse sobre si al final llevarán o no la Ley de Presupuestos de la Generalitat.

Foto: El rey Felipe saluda a las personas que le esperaban a su llegada al municipio sevillano de Lebrija en una imagen de archivo. (EFE/Vidal)

La mayoría que le falta en el Parlament la suple con la imagen del nuevo Ejecutivo catalán, que se anunció este fin de semana. Aragonès ha fichado al exsocialista Quim Nadal (Universidades), al exconvergente Carles Campuzano (Drets Socials) y a Gemma Ubasart, cercana a los comunes (Justicia). El resto de los cambios son personas de ERC: Natalia Mas (Economía), Juli Fernández (Territori), Meritxell Serret (Acció Exterior) y Manel Balcells (Salut). La foto del nuevo Consell Executiu quiere reflejar una supuesta mayoría en Cataluña a favor del derecho a decidir, aunque esta no se puede anclar en datos reales.

Pere Aragonès recibió algunas negativas a sus propuestas para cerrar la crisis este martes, ante la debilidad y la incertidumbre con que afronta los dos años que quedan de legislatura. Una de ellas fue la del presidente del Hospital de Sant Pau, Adrià Comella, quien ha preferido seguir con su proyecto antes que asumir la cartera de Salut.

Foto: El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès. (EFE/Rubén Moreno)

Aragonès y la 'consellera' de Presidència, Laura Vilagrà, comunicaron a los comunes que algunos de los perfiles que se sumarán al Ejecutivo recogerán su sensibilidad política, pero no se les ha permitido hacer propuestas, según fuentes conocedoras de los contactos que han mantenido este fin de semana. La figura de Ubasart recogería esa sensibilidad. Pero han evitado reunirse con ellos. Los comunes de Albiach están muy molestos por cómo se ha enfocado esta crisis.

Oriol Junqueras ha vetado los pactos con el PSC. Tanto él como Vilagrà han apuntado la posibilidad de prorrogar los presupuestos y dejar en un cajón los que ya estaban diseñados. Los socialistas están dispuestos incluso a aprobar las cuentas sin que los republicanos se lo pidan. Pero fuentes parlamentarias explican que no podrán hacerlo si la Generalitat no envía el proyecto al Parlament y opta por la prórroga, como defiende el líder de ERC.

Foto: Aragonès, con su círculo más cercano en la Generalitat. (Generalitat de Cataluña)

En Esquerra, consideran que el apoyo de los socialistas catalanes es una especie de kryptonita para sus opciones en las municipales de mayo de 2023. Pere Aragonès, como Pedro Sánchez, desea acabar su legislatura. Solo que la del presidente del Gobierno acaba en diciembre de 2023 y él necesita un año más. De manera que a ERC se le puede hacer muy largo gobernar con solo 33 diputados, durante tanto tiempo y con un presupuesto prorrogado.

Si a esto se añade que JxCAT pasa a la oposición sediento de sangre y que el partido queda en manos del ala más radical, encabezada por Carles Puigdemont y Laura Borràs, podría parecer que las manos de los republicanos son muy malas en esta partida de cartas. Pero tal vez no tanto. La oposición de Junts será durísima. Y tumbará los presupuestos de la Generalitat con cualquier excusa si llegan al Parlament. Por lo que el PSC es la única opción realista.

Ventaja para ERC

La ventaja para ERC es que tiene la presidencia de la Generalitat. Y que Aragonès, según explican fuentes del Palau de la Generalitat, ha entrado en modo Odón Elorza. Tal y como explica un cargo de Esquerra, Elorza fue alcalde socialista de San Sebastián durante muchos años, muchos de los cuales gobernó en minoría. El político vasco decía que la cuestión de mayorías o minorías en el pleno municipal era secundaria, que lo importante para ser alcalde era que la gente viese policías en la calle y que se recogiese la basura todos los días. Lo demás, importaba poco. Cambien pleno por Parlament y alcalde por presidente de la Generalitat y ahí tienen decidida la hoja de ruta de Aragonès para acabar el mandato. A su favor juega el contexto: guerra en Ucrania, 'shock' energético e inflación galopante. Por mucho que JxCAT quiera pasar a la oposición de la manera más ruidosa posible, el 'president' cuenta con que la gente quiere que recojan la basura cada día.

El problema de Salvador Illa es que carece de una mayoría alternativa en la Cámara catalana

Además, no hay una mayoría alternativa en la Cámara catalana. Salvador Illa, líder del PSC, se enfrenta con sus 33 escaños al mismo problema que Inés Arrimadas con los 36 de Ciudadanos en la anterior legislatura. No son suficientes para que prospere una moción de censura y derribar al Gobierno catalán. La diferencia con los naranjas, antes, y con JxCAT, ahora, es que Illa sigue tendiendo la mano a los republicanos. Ahora dice "hacerlo por los catalanes", según una entrevista en 'El País'. Espera así seguir creciendo en las encuestas, de manera lenta pero segura.

Escenarios derivados

Hay varios escenarios derivados de la crisis en la Generalitat. Pedro Sánchez espera los votos de Gabriel Rufián y sus 13 diputados republicanos para los presupuestos generales del Estado, que ahora se tramitan en el Congreso. Aquí, el papel de los comunes será clave. Pueden obtener el respaldo de ERC para las cuentas del Ayuntamiento de Barcelona, donde Ada Colau sigue sin sus propios números. Acuerdos en Madrid y en la capital catalana, mientras en el Parlament se escenifica distancia con los socialistas a cuenta de sacrificar los presupuestos de la Generalitat.

Pere Aragonès prevé que ERC podrá gobernar en solitario, pero quiere aprobar los presupuestos de la Generalitat que el 'conseller' de Economía saliente, Jaume Giró, dejó casi listos. Sin embargo, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, le está presionando para que prorrogue los actuales. Es la única manera de aislar al PSC y no depender de los socialistas, según explican fuentes de la formación republicana. Y tampoco hay movimientos para cerrar acuerdos con otras formaciones. El 'president' ni siquiera se ha reunido con Jéssica Albiach, la cabeza de lista de los comunes en el Parlament. Solo ha habido una llamada de teléfono el fin de semana. El partido de Ada Colau esperaba entrar en el Govern, pero Aragonès cree que no los necesitará, ya que no se puede armar una mayoría alternativa que derribe al Ejecutivo por la aritmética parlamentaria. El precio es que las cuentas del próximo año están en el aire.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Cataluña Parlamento de Cataluña Salvador Illa PSC Pere Aragonès Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda