Es noticia
Menú
Insultos y presiones: así arrancó Roger Parellada 35 millones a la Generalitat por mascarillas
  1. España
  2. Cataluña
Así se fraguó el pelotazo en la pandemia

Insultos y presiones: así arrancó Roger Parellada 35 millones a la Generalitat por mascarillas

Audios entre el comisionista y sus socios desvelan la estrategia con la Generalitat para lograr el dinero: jugar con las vidas en juego por el covid-19 y negociar a cara de perro

Foto: Roger Parellada. (EC Diseño)
Roger Parellada. (EC Diseño)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

En el peor momento de la pandemia, entre el 20 y el 22 de marzo de 2020, el conseguidor de mascarillas catalán Roger Parellada logró arrancar a la Generalitat 35 millones de euros que les supusieron a él y a sus asociados 24 millones de beneficios. En esos días, el comisionista calificaba a sus interlocutores en la Administración de “impresentables”, les culpaba del número de muertes por el covid o les anunciaba futuras medidas penales contra ellos por haber bloqueado su cuenta en el Banco Sabadell. Todo esto se desprende de los audios que el propio Parellada enviaba a la Generalitat y a sus socios, a los que ha accedido El Confidencial. Una negociación a la desesperada en la que acabó llevándose el gato al agua y el dinero público a Singapur.

Los muertos eran un argumento recurrente de presión a la Generalitat. Pero no solo eso. También las medidas legales. “Vosotros seguid en eso y esperemos que muera menos gente, ¿de acuerdo? Porque si muere menos seguro que no será gracias a vosotros, ¿de acuerdo? Esta situación naturalmente ahora está comunicada a Presidencia, está comunicada a Madrid y está comunicada a otros partidos políticos que se están enterando ahora mismo de esta situación. Naturalmente, por el bien del país, eso acabará en algún sitio, ¿vale? Aparte de esto, tened en cuenta que habéis incurrido en ciertas cosas ilegales, ¿de acuerdo? Supongo que como bien afirmabas en tu 'mail' de ayer, entendemos que esto sí es un fraude, ¿de acuerdo? Esto sí que es un fraude. Y le daré tu teléfono a nuestro abogado penalista para que inicie las actuaciones pertinentes”, advierte Roger Parellada en un audio enviado al secretario general de Economía, Albert Castellanos, que el día antes le había comunicado por WhatsApp que le bloqueaban las cuentas para garantizar una trazabilidad de los fondos.

Resulta significativa la alusión a Presidencia de la Generalitat, porque Parellada había confesado a sus socios vía WhatsApp que mantenía contacto telefónico con Carola Miró, la esposa de Quim Torra, entonces presidente de la Generalitat. En esos momentos de desesperación, durante aquellos tres días de marzo de 2020, el conseguidor reenvió audios a los empresarios que le estaban respaldando y que habían avanzado algunos fondos para dar su pelotazo con el Institut Català de Salut (ICS), empresa pública de Administración autonómica.

Son jornadas estresantes. Roger Parellada se encuentra en Shanghai, en China, según explican fuentes de su entorno empresarial. No duerme porque de día está negociando la compra de los suministros. De noche —aunque de día en Cataluña— mantiene su pulso a vida o muerte con la Conselleria de Economía. Toda esa situación dramática repercute en el tono y el contenido de las conversaciones.

Hay tantos mensajes de voz por WhatsApp en los que cuenta a sus asociados cómo van las conversaciones como audios que remite directamente a la Conselleria de Economía para que le desbloqueen los 35 millones en la cuenta de la empresa pantalla Basic Devices y que a su vez reenvía a los empresarios que le respaldan.

Equipo de patriotas

En uno de los audios, Roger Parellada reconoce que no está solo enviando el mensaje. Menciona a Roger Rovira, que le ha acompañado a Shangahai y es el administrador único del Institut de Radiofarmàcia Aplicada de Barcelona, otra empresa de Parellada que destinó 3,8 millones a la compra del material sanitario. “Mira, te llamamos del grupo de trabajo: Roger Rovira, Roger Parellada, que es el que suscribe, y Andrés, vale. Y algún compañero más de trabajo que está trabajando para vosotros… Bueno, no sé para quién está trabajando. Bueno, os comunicamos que, naturalmente, nos habéis hecho perder el tiempo, nos habéis engañado y sobre todo habéis engañado a vuestro país. Quiero decir, ¡perfecto! ¡Es flipante! ¡Es flipante!”, se lamenta en otro de los mensajes que envía a la Conselleria de Economía.

Parellada presentaba a los miembros del grupo de empresarios que le apoyaba como unos patriotas preocupados por Cataluña

En todo momento, Roger Parellada se muestra ante la Generalitat como el líder de un grupo empresarios que le acompañan en la operación. No está solo. Pero tampoco da nombres. Únicamente que son unos patriotas preocupados por Cataluña, no por sus beneficios. En un audio enviado al Govern, define a este colectivo como un “grupo de emprendedores y empresarios, que mientras vosotros estáis haciendo cosas raras y muy extrañas, estaban trabajando reservando vuelos, pagando vuelos y bloqueando 'slots' de salida para vosotros, para vosotros, para Cataluña y para el país”.

Pero Roger Parellada no se queda ahí. En otro de los mensajes, presume de contactos internacionales y advierte del desprestigio que va a suponer para la Generalitat frustrar la operación: “Esto entra en comunicación automáticamente con la familia real de Qatar, entra el embajador chino y entra Air Europa, que será conocedor de quién les ha hecho un pedido sin fondo detrás. Que no es nadie, sino vosotros. Ahora, que sepáis que legalmente habéis incurrido en muchas ilegalidades”.

La razón, según justifica el comisionista, es que “todos estos efectos van mucho más allá del grupo que seamos nosotros, más o menos conocido en Cataluña, pero sí bastante reputado en el mundo. Por eso podíamos llegar a producir y a proveer al país mucho mejor que otras líneas”. Es evidente que Roger Parellada y sus empresas no fabricaron nada de lo que vendieron a la Generalitat.

Pérdida de control

En algunos de los mensajes a sus asociados, reconoce que ha habido momentos en que ha perdido el control. Así narra Roger Parellada a los empresarios que lo están financiando uno de los momentos: “Y ahora te enviaré el mensaje que les he enviado porque me cabreé. Porque yo llevaba toda mi noche china, la noche española, que es la mañana china, todo el día anterior organizándolo. Y con las prisas porque estábamos muy retrasados en todo. Y les envié ese mensaje. Y de ese mensaje deriva todo esto. Porque me crucé. Les dije que eran todos unos impresentables”.

“Y después de eso, claro, yo ya reviento, ya reviento, y les digo eso y el mensaje que escuchas”, explica. Así, no solo presionaba a la Generalitat, también estaba radiando en directo su tensa negociación con la Conselleria de Economía para que sus socios estuviesen informados al minuto. Al final, la combinación de todos los factores y presiones le funcionó: tras dos días de tira y afloja con la Generalitat, esta retiró la denuncia y desbloqueó la cuenta con los 35 millones. Nacía así el gran pelotazo de la pandemia en Cataluña.

En el peor momento de la pandemia, entre el 20 y el 22 de marzo de 2020, el conseguidor de mascarillas catalán Roger Parellada logró arrancar a la Generalitat 35 millones de euros que les supusieron a él y a sus asociados 24 millones de beneficios. En esos días, el comisionista calificaba a sus interlocutores en la Administración de “impresentables”, les culpaba del número de muertes por el covid o les anunciaba futuras medidas penales contra ellos por haber bloqueado su cuenta en el Banco Sabadell. Todo esto se desprende de los audios que el propio Parellada enviaba a la Generalitat y a sus socios, a los que ha accedido El Confidencial. Una negociación a la desesperada en la que acabó llevándose el gato al agua y el dinero público a Singapur.

Generalitat de Cataluña Quim Torra
El redactor recomienda