Es noticia
Menú
Una ex alto cargo de la Generalitat estaba en nómina del conseguidor de mascarillas
  1. España
  2. Cataluña
Cerró un contrato de 1,9 millones

Una ex alto cargo de la Generalitat estaba en nómina del conseguidor de mascarillas

Se trata de Mireia Alabart Abós, antigua jefa de gabinete de Boí Ruiz, que fue el 'conseller' de los recortes sanitarios en la época de Artur Mas. Trabajaba para una firma de Roger Parellada, el contacto del Govern para el material sanitario

Foto: Imágenes de archivo de Mireia Alabart impartiendo charlas.
Imágenes de archivo de Mireia Alabart impartiendo charlas.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El conseguidor de mascarillas de la Generalitat, Roger Parellada, no solo mostró sentido de la oportunidad. También contaba con los contactos políticos necesarios. Así, tenía en nómina a Mireia Alabart Abós, que había sido la jefa de gabinete de Boí Ruiz, el 'conseller' de Salut de Artur Mas en la época de los recortes sanitarios. Alabart se presentaba como directora general del Instituto de Radiofarmacia Aplicada de Barcelona (IRAB), aunque en realidad ejercía de apoderada, según ha confirmado El Confidencial con datos del Registro Mercantil. Además de trabajar para IRAB, daba charlas por colegios de toda Cataluña para fomentar el espíritu empresarial. En una de ellas, en la escuela Sagrada Familia de Barcelona en 2018, explicó a sus alumnos: “Hay que cuestionarlo todo y detectar una oportunidad nueva o transformar una que ya existe”.

Justo eso es lo que hizo Alabart al frente de IRAB, una empresa dedicada a la producción y comercialización de radiofármacos para usos asistenciales y de investigación. La sociedad por su nombre parece un ente público, pero es una sociedad limitada propiedad en un 70% de Gesco Management SL, sociedad controlada por Roger Parellada y matriz mercantil de lo que la familia Parellada denomina GF Group.

placeholder Mireia Alabart, la exjefa de gabinete de Boí Ruiz, durante una de sus charlas.
Mireia Alabart, la exjefa de gabinete de Boí Ruiz, durante una de sus charlas.

IRAB cerró un acuerdo marco por valor de 1,9 millones de euros con el Institut de Diagonòstic per la Imatge, una empresa pública que depende de la Conselleria de Salut, el 7 de enero de 2021, 10 meses después del polémico contrato de material sanitario con la Generalitat. La oportunidad a la que se refería Alabart en sus conferencias motivacionales se había materializado por fin.

Se ha preguntado a IRAB sobre sus contratos con la Generalitat y otros aspectos de esta información sin obtener respuesta. Además de esta adjudicación, también había logrado para el IRAB otros 99.000 euros del Consorci Institut d'Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer, también dependiente de la Generalitat. Dicho expediente se adjudicó el 20 de julio de 2020, cuatro meses después de cerrar la venta de mascarillas, según consta en el portal de contratación de la Administración catalana. De hecho, antes no había constancia de que IRAB hubiese sido nunca suministrador del Govern. Lo que tampoco es extraño: IRAB no tuvo ingresos hasta 2018, cuando facturó 58.866 euros.

Por su parte, Boí Ruiz ha asegurado que no conoce a Roger Parellada, que no ha trabajado nunca para empresas de Gesco Management y que su consultora "nunca ha trabajado para compañías proveedoras de bienes o servicios". También ha afirmado que no participó en ninguna de las reuniones que mantuvo Parellada con la Generalitat. Ruiz tiene ahora una consultora que trabaja para el sector sanitario, Know-How Advisers (KHA), en la que está asociado con su mujer, Maria Victoria Morón. También dirige el máster universitario en Gestión Sanitaria de la Universitat Internacional de Catalunya, donde Argimon ejerce de profesor. En 2021, incluso, el 'conseller' Josep Maria Argimon acudió como estrella invitada a clausurar el acto de graduación de este curso.

En el Registro Mercantil, se da fe de que Mireia Alabart dejó su puesto como apoderada de la empresa el 17 de febrero de 2021, cuando ya se había firmado el acuerdo marco con la Generalitat. Alabart desempeñó este cargo en IRAB entre 2016 y 2021, es decir, su vinculación estaba vigente cuando Parellada cerró su polémico contrato de suministro de mascarillas y material sanitario a la Generalitat por 35 millones de euros el 19 de marzo de 2020, en lo peor de la pandemia.

placeholder  Pinche para leer el contrato.
Pinche para leer el contrato.

En la información pública de la propia Administración catalana, se refleja que de los 1,9 millones de euros del acuerdo marco, IRAB ya se ha adjudicado 349.395 euros, una asignación cerrada por el Institut de Diagonòstic per la Imatge de la Generalitat el 19 de marzo de 2021, más los 99.000 euros previos. En total, 448.395 euros. Una cifra sorprendentemente similar al desembolso del 52% de la firma 'offshore' en Singapur en noviembre de ese año: 417.000 euros.

En 2020, IRAB pasó misteriosamente de facturar 551.691 euros a 4,5 millones

No consta que Alabart haya intermediado en la operación de la compra de mascarillas, pero la Conselleria de Salut se niega a explicar cómo llega Parellada al Institut Català de la Salut (ICS), ni quién le recomienda o le acompaña en las reuniones que tiene con la Generalitat los días 17, 19 y 22 de marzo de 2020. Este es uno de los aspectos por los que la Oficina Antifraude de Cataluña tiene abierta una investigación al respecto. La 'conselleria' sigue negándose a responder a las preguntas de El Confidencial.

Las explicaciones de Argimon

Explicado así, puede sonar mal. Pero aún es peor. Como recoge el 'Informe de control financiero' de la Intervención de la Generalitat de 2014, mientras trabajó para Boí Ruiz, en 2014, Mireia Alabart fue consejera de una empresa pública de la Generalitat: el Institut de Diagonòstic per la Imatge, la misma sociedad que ahora ha firmado con el IRAB su contrato por casi dos millones de euros.

Cuando el actual 'conseller' de Salut, Josep Maria Argimon, acudió el pasado 3 de marzo al Parlament para dar explicaciones por la polémica adjudicación de 35 millones de euros por la compraventa de material sanitario de la Generalitat a la sociedad Basic Devices SL, que era una cáscara vacía sin personal ni actividad, obvió todas estas conexiones entre el entramado empresarial de Parellada y las empresas públicas de la Generalitat, y en concreto de su 'conselleria'.

Trayectoria misteriosa

Si la presencia de la exjefa de gabinete de Ruiz en el entramado empresarial de Parellada resulta misteriosa, también lo es la propia evolución de IRAB. Según el Registro Mercantil, la firma pasó en 2020 de facturar 551.691 euros en el ejercicio anterior a ingresar 4,58 millones ese año, el mismo en que se cerró la polémica venta de mascarillas. Esta multiplicación por ocho del volumen de negocio de la empresa resulta más prodigiosa, si cabe, cuando se tiene en cuenta que IRAB tuvo a sus 12 trabajadores en ERTE entre abril y octubre de ese año. Tal aumento en la línea de ingresos no resultó suficiente para que la entidad ganase dinero. Ese 2020 perdió 680.795 euros. Esto último es algo habitual en la red de empresas de Parellada, un especialista en que las firmas bajo su control acumulen créditos fiscales gracias a las pérdidas acumuladas en el pasado.

Si se rastrea la cadena de control societaria, se acaba en otra sociedad pantalla, Fund Avalon SL. La sede de Fund Avalon se ubica en el mismo piso vacío de Vilafranca del Penedès donde radica Basic Devices SL, la instrumental que se usó para la compra de 35 millones de euros en material sanitario a la Generalitat. Su administradora es Teresa Ferré, la madre de Roger Parellada. Y el verdadero titular de las acciones es Marc Parellada Ferré, el hermano pequeño de Roger, con el 99% del capital.

En 2019, durante otra de sus charlas sobre motivación empresarial en la escuela López Vicuña de Barcelona, Mireia Alabart comentó respecto a la dificultad de tomar decisiones: “Siempre es lo que más cuesta. Uno acaba bastante solo y a menudo conlleva asumir riesgos”.

El conseguidor de mascarillas de la Generalitat, Roger Parellada, no solo mostró sentido de la oportunidad. También contaba con los contactos políticos necesarios. Así, tenía en nómina a Mireia Alabart Abós, que había sido la jefa de gabinete de Boí Ruiz, el 'conseller' de Salut de Artur Mas en la época de los recortes sanitarios. Alabart se presentaba como directora general del Instituto de Radiofarmacia Aplicada de Barcelona (IRAB), aunque en realidad ejercía de apoderada, según ha confirmado El Confidencial con datos del Registro Mercantil. Además de trabajar para IRAB, daba charlas por colegios de toda Cataluña para fomentar el espíritu empresarial. En una de ellas, en la escuela Sagrada Familia de Barcelona en 2018, explicó a sus alumnos: “Hay que cuestionarlo todo y detectar una oportunidad nueva o transformar una que ya existe”.

Parlamento de Cataluña Artur Mas Generalitat de Cataluña Coronavirus
El redactor recomienda