Es noticia
Menú
El mayor varapalo al independentismo en 10 años: el 53% de catalanes no quiere Estado propio
  1. España
  2. Cataluña
Última encuesta del CIS catalán

El mayor varapalo al independentismo en 10 años: el 53% de catalanes no quiere Estado propio

El Govern de la Generalitat publica tres meses después una encuesta negativa para el soberanismo, haciéndola coincidir con la nueva entrega del CIS sobre política nacional

Foto: Pere Aragonès, junto a miembros del Govern. (EFE/Alejandro García)
Pere Aragonès, junto a miembros del Govern. (EFE/Alejandro García)

El sentimiento independentista en Cataluña ha caído en picado. En la última encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO, el CIS catalán), elaborada el pasado verano, el 48,9% de los catalanes quería que Cataluña se convirtiese en un estado independiente, mientras que el 48,4% abogada por mantenerse dentro de España. La situación ha cambiado radicalmente desde entonces: la encuesta Òmnibus del CEO, elaborada el pasado mes de diciembre (aunque hecha pública este jueves) da la vuelta a esas cifras: el 53,3% de los catalanes rechazan que Cataluña sea un Estado independiente y solo el 38,8% abogan por esa posibilidad.

¿Y por qué se decide a hacer pública esta encuesta un jueves? Pues para que pase desapercibida. El independentismo ha roto la tradición de presentar el sondeo los viernes y, tras tres meses en el cajón, decide hacerla coincidir con la encuesta del CIS. Con ello, amortigua y camufla el fracaso del soberanismo, que ha sufrido el mayor varapalo de la última década. Nunca desde el inicio del ‘procés’ había habido esta abismal diferencia entre unas posiciones y otras. A lo sumo, se habían distanciado cinco o seis puntos, pero en realidad casi siempre se encontraban muy cerca, oscilando una sobre la otra dependiendo de las coyunturas políticas en el momento de hacer los sondeos. Los 15 puntos que el rechazo a un Estado propio saca a la reivindicación es un trago muy amargo para el soberanismo.

Foto: Pedro Sánchez junto a Feijóo. (EFE/Ballesteros)

En otra pregunta similar, sobre qué ha de ser Cataluña, un 34% de los encuestados respondió que “una comunidad autónoma de España”, mientras que solo el 30,7% cree que debería ser un “Estado independiente”. En esa pregunta, un 19,7% se decanta por la opción de ser “un Estado dentro de una España federal”, mientras que un 8,4% apuesta por “una región de España” y el 5,4% no contesta. En el verano pasado, un 34,2% querían un Estado propio y un 28,1%, una comunidad autónoma. El cambio de tendencia, pues, agrava el ‘problema’ del independentismo.

Diferente valoración tiene la posibilidad de hacer un referéndum para decidir el futuro de la comunidad. En esta cuestión, un 37,8% está “muy de acuerdo” y un 34,8% está “de acuerdo”. En total, pues, el independentismo puede presumir que alrededor del 70% de la población es favorable a una consulta sobre la autodeterminación. En esa cuestión, el 4,8% no está de acuerdo ni en desacuerdo, mientras que el 15,2% está en desacuerdo y el 3,9 % “muy en desacuerdo”.

No a la rebaja de impuestos

También existe una amplia opinión favorable en cuanto a modificar el sistema de financiación de las comunidades autónomas. El 55,6 % de los encuestados considera urgente esa reforma, una afirmación con la que también están “muy de acuerdo” el 12,8% de los catalanes. Por el contrario, un 7,4% de los encuestados se decantan por considerar que no es necesaria la modificación aludida. Sin embargo, el 92,4% de los encuestados reclama que el Gobierno español debería aportar más recursos a las comunidades autónomas para mejorar la financiación de los servicios básicos (sanidad, educación y dependencia). Solo el 4% rechaza la aportación de más fondos.

Respecto a la pregunta de si es necesario rebajar impuestos, aunque ello implique reducir servicios y prestaciones, el 45,3% de los catalanes se muestran contrarios a esa rebaja, mientras que solo el 4,6% está “muy en desacuerdo”. En el lado contrario de la balanza, el 32% está de acuerdo y el 2,7% está “muy de acuerdo” con esa medida.

Foto: El portavoz de ERC, Gabriel Rufián. (EFE/Emilio Naranjo)

En la cuestión europeísta, se evidencia que el sentimiento ha caído, aunque el sondeo solo preguntaba por si el ciudadano "es más europeísta que hace cinco años". Pero sí evidencia, en otra pregunta, que “la UE ha de dar más voz a las autoridades regionales y locales en todos aquellos temas que sean de su competencia”. Esta cuestión está apoyada por una amplia mayoría del 77,2%. La valoración media que los catalanes dan al Parlamento Europeo es del 5,3 sobre 10, mientras que la Comisión Europea saca una nota de 5,28 puntos. La valoración del Banco Central Europeo, en cambio, suspende y se queda en 4,94 puntos.

También se preguntaba sobre si la legislación de la UE ha de prevalecer sobre las legislaciones de los Estados miembros en caso de conflicto: el 54% está de acuerdo y el 10,8%, “muy de acuerdo”, mientras que el 16,2% se muestra en desacuerdo y el 6,8% no entra a valorarlo. De la misma manera, un 66,1% aboga por el que el catalán sea un idioma oficial de la UE, posibilidad con la que no están de acuerdo el 19,5% de los catalanes y “muy en desacuerdo” otro 3%.

Una amplia mayoría del 70,5% reclama, asimismo, que la Generalitat pueda tener más poder de decisión en la distribución de los fondos europeos y el 43,8% cree que la centralización de la gestión en el Gobierno del Estado no es positiva. Por el contrario. Un 32,6% cree que sí es positiva y un 10,8% no se decanta por ninguna de las dos opciones.

Actos franquistas

En esta ocasión, el CEO introdujo una pregunta que nunca antes se había planteado en una encuesta de estas características: “¿Se han de sancionar los actos públicos de exaltación o de homenaje al franquismo?”. En ella, el 39,9% de los encuestados está “muy de acuerdo”; el 29,7%, “de acuerdo”; el 8,8% no está ni de acuerdo ni en desacuerdo; el 12,9% está en desacuerdo; el 2,2% está “muy en desacuerdo”, y el 6,4% no sabe.

El sondeo introduce también el tema de la okupación de inmuebles, donde constata que la preocupación ciudadana por este tema es de un 7,58 sobre 10. Las mujeres están ligeramente más preocupadas que los hombres (7,74 frente a 7,41), la preocupación aumenta con la edad (en los mayores de 65 años, el grado de preocupación llega al 8,29 sobre 10) y “los que votaron a Ciudadanos, Vox, PP y PSC se muestran más preocupados”, dice el dosier del CEO. En este ámbito, el 34,6% cree que el problema de la okupación ha de abordarse desde las políticas sociales de vivienda. Un 22,5% cree, en cambio, que el tema ha de abordarse desde la regulación normativa, un 16% cree que ha de abordarse con intervenciones policiales y un 10%, desde la regulación del mercado inmobiliario.

El sondeo introduce también la okupación de inmuebles, donde constata que la preocupación ciudadana por este tema es de un 7,58 sobre 10

En cuanto al sistema de justicia, el CEO se interesó por el tema de la Fiscalía y preguntó a los encuestados si esta actúa “con independencia del Gobierno del Estado”. El 63,1% cree que no, mientras que solo el 20,7% cree que es independiente. Tras suspender a la Justicia española (el 36,4% de los encuestados creen que el sistema de justicia español, en términos de independencia, es malo y el 28,4% lo consideran “muy malo”), el sistema de justicia en Cataluña es valorado con un 4,90 sobre 10 de media. “Las mujeres están ligeramente más satisfechas que los hombres. Los que tienen entre 35 y 49 años son el colectivo que está más satisfecho. Y los que votaron al PSC son los más satisfechos con el funcionamiento de la Administración de Justicia en Cataluña”, dice el dosier del CEO.

También deja claro la encuesta que el 68,7% de los catalanes quieren que los jueces y fiscales de Cataluña tengan como requisito obligatorio el conocimiento del catalán, mientras que el 27,7% no considera ese conocimiento un requisito.

Sobre las cuestiones que más afectan a los catalanes, son, por orden de importancia, los delitos sexuales, los robos con violencia, la violencia de género, los delitos de odio, las okupaciones de inmuebles, los robos con fuerza, los delitos vía internet y los ligados al tráfico de estupefacientes. Los Mossos d’Esquadra obtienen una valoración media de 6,83 puntos sobre 10. Quienes mejor los valoran, según el informe, son los votantes del PPP y del PSC. Los bomberos obtienen una puntuación media de 8,83 y los votantes de Vox y ERC son los que mejor puntuación les dan.

Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE/David Borrat)

Ante la polémica surgida por el adelanto del curso escolar anunciado por el consejero de Educación, Josep González-Cambray (que precisamente esta semana ha llevado a la comunidad educativa a una huelga), el CEO consultó también sobre ese adelanto, rechazado desde todos los colectivos implicados. El 45,2% de los encuestados, según este organismo, está a favor de adelantar el inicio del curso, mientras que solo se opone a esa medida un 36,5%.

En la encuesta se introdujo, asimismo, una pregunta sobre la necesidad de obligar por ley a las plataformas a emitir productos audiovisuales en catalán. En 57% de los catalanes está a favor de esa medida, mientras que el 37% la rechaza.

Sobre la polémica ampliación del aeropuerto de El Prat, el 48,8% cree que “no se ha de ampliar el aeropuerto aunque no tenga un impacto ambiental”, mientras que el 30,8% cree que "se ha de ampliar aunque comporte un impacto ambiental". Un 11,5% de los encuestados no se posiciona. También introduce el CEO una pregunta sobre la regulación de la eutanasia: el 44,8% están de acuerdo y el 35,8% están muy de acuerdo en que entre en vigor la legislación y regular esa cuestión.

El sentimiento independentista en Cataluña ha caído en picado. En la última encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO, el CIS catalán), elaborada el pasado verano, el 48,9% de los catalanes quería que Cataluña se convirtiese en un estado independiente, mientras que el 48,4% abogada por mantenerse dentro de España. La situación ha cambiado radicalmente desde entonces: la encuesta Òmnibus del CEO, elaborada el pasado mes de diciembre (aunque hecha pública este jueves) da la vuelta a esas cifras: el 53,3% de los catalanes rechazan que Cataluña sea un Estado independiente y solo el 38,8% abogan por esa posibilidad.

Catalán Barómetro del CIS Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Independentismo Mossos d'Esquadra Nacionalismo
El redactor recomienda