Es noticia
Menú
El Govern alquiló un vehículo para repatriar catalanes de Ucrania... pero nadie lo usó
  1. España
  2. Cataluña
No tenían competencia para ello

El Govern alquiló un vehículo para repatriar catalanes de Ucrania... pero nadie lo usó

Solo el Ministerio de Exteriores tiene competencias en esa materia, pero el Govern dice que quiere "hacer políticas de Estado"

Foto: Varias personas procedentes de Ucrania esperan el autobús tras cruzar la frontera con Polonia en Medyka. (EFE/Biel Aliño)
Varias personas procedentes de Ucrania esperan el autobús tras cruzar la frontera con Polonia en Medyka. (EFE/Biel Aliño)

Cataluña decidió por su cuenta y riesgo la repatriación de catalanes desde Ucrania, aunque no tiene competencias para ello. En una operación ‘encubierta’, la delegación del Govern en Europa Central, cuya sede está en Viena, alquiló un vehículo (algunas fuentes hablan de una furgoneta y otras, de un minibús) y lo envió a la frontera de Polonia en el caso de que algún catalán hubiera querido utilizar este medio de transporte hasta tierras catalanas.

De ese modo, intentaba soslayar el hecho de que Cataluña no tiene competencias para repatriar a ciudadanos catalanes o a ciudadanos residentes en Cataluña, ya que esa labor depende exclusivamente del Ministerio de Asuntos Exteriores español.

Foto: La central nuclear de Zaporiyia (REUTERS)

Según fuentes independentistas, el intento de repatriación "es normal. Es lo que un ciudadano espera de su Gobierno". No obstante, la Embajada española en Kiev ya se había puesto en contacto con todos los ciudadanos españoles residentes en aquel país por si querían volver a España y ofrecerles la ayuda necesaria. Centenar y medio de españoles declinaron la oferta del ministerio, ya que, por distintas razones, prefirieron quedarse en Ucrania, según hizo público el ministro de Exteriores, José Manuel Albares.

La Generalitat, no obstante, actuó al margen de los mecanismos del ministerio: contactó con una veintena de catalanes residentes en el país invadido y les ofreció su traslado. Ninguno de ellos aceptó la propuesta. Sin embargo, contrató el vehículo aludido, según las fuentes, y lo envió a la frontera de Polonia con Ucrania por si era necesario para alguno de los ciudadanos catalanes. "Al no salir del territorio de la UE, no hay ninguna irregularidad en esta iniciativa", subrayan las fuentes.

Quien realizó todos los trámites fue la ‘embajadora’ en Viena, la alemana Krystyna Schreiber, una licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad Pompeu Fabra que trabajó como periodista para medios alemanes e ingleses. La sede de la delegación del Govern en la Europa Central está en Viena (Austria) y es esta delegación la que lleva también temas de Polonia, Eslovaquia o República Checa, por ejemplo.

"Queremos hacer políticas de Estado"

La información de esta operación partió de la propia consejera de Exteriores, Victoria Alsina, durante una reunión con representantes de la comunidad ucraniana este domingo. "El Govern no tiene la competencia plena que querría y nosotros, sin sobreactuar, sí que queremos hacer políticas de Estado, porque no siempre hace falta tener un Estado para hacerlas", les dijo Alsina. También detalló que tiene todo preparado poder trasladar a los catalanes que se lo pidan desde la frontera con Polonia hasta Cataluña. "La competencia en repatriación es del Estado, pero el Govern está en disposición de esperarlos en la frontera polaca", afirmó la representante de la Generalitat.

La consejera comunicó a sus interlocutores que la Generalitat quiere ayudar a "los catalanes que se han quedado en el país". Y, de la misma manera que desde el primer momento se habilitó un número y un 'mail' de emergencias, en el tema de la repatriación asumió y tomó sus propias decisiones al margen de lo que hiciese el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Foto: El manchego Francisco Floro, en Irak. (Cedida)

Alsina visitó la localidad leridana de Guissona, porque en ella viven un millar de ucranianos y es la colonia más grande de esa nacionalidad dentro de Cataluña. Durante la visita, trasladó a los inmigrantes que "Cataluña es una tierra de acogida y la voluntad del Govern es acoger a todas las personas que podamos". Allí, asistió a una celebración religiosa dominical y posteriormente se reunió con el alcalde de la localidad, Jaume Ars, y con representantes de la comunidad ucraniana. "Sois una comunidad muy querida y este Gobierno estará a vuestro lado en la medida de nuestras posibilidades y para acompañaros de la mejor manera en estos días tan dolorosos".

En realidad, el mismo día 24, fecha de la invasión, la delegación del Govern en Viena se puso a disposición "de los catalanes que hayan podido quedarse atrapados en Ucrania y de los que se encuentren en países fronterizos de Europa Central", facilitando un número de teléfono de emergencia. La consejera Victòria Alsina mantuvo esa jornada una reunión con Vorobyov Artem, cónsul ucraniano en Barcelona, "para conocer la situación sobre el terreno y ponernos su disposición. Le hemos trasladado la condena del Govern ante la operación militar rusa y el apoyo a las sanciones que ha anunciado la UE".

Alsina coordinó la ayuda al país del Este de Europa y, según anunció su departamento, "después de hablar con la consejera de Derechos Sociales, Violant Cervera, ponemos a disposición la red de albergues de la Generalitat para acoger a las familias que lo necesiten". La propia Cervera comunicó el domingo que, "esta noche, 49 personas de nacionalidad ucraniana han dormido en albergues de la Generalitat. Estamos en contacto constante con el Consulado General de Ucrania, que nos ha trasladado que un total de 124 personas han pedido utilizar estos equipamientos los próximos días".

Cataluña decidió por su cuenta y riesgo la repatriación de catalanes desde Ucrania, aunque no tiene competencias para ello. En una operación ‘encubierta’, la delegación del Govern en Europa Central, cuya sede está en Viena, alquiló un vehículo (algunas fuentes hablan de una furgoneta y otras, de un minibús) y lo envió a la frontera de Polonia en el caso de que algún catalán hubiera querido utilizar este medio de transporte hasta tierras catalanas.

Ucrania Polonia Catalán Unión Europea
El redactor recomienda