PP y Cs estarán en la mesa catalana que pide el PSC siempre que sea en el Parlament
  1. España
  2. Cataluña
Aragonès y ERC se oponen

PP y Cs estarán en la mesa catalana que pide el PSC siempre que sea en el Parlament

Salvador Illa quiere un foro de partidos que discurra en paralelo a la mesa de gobiernos para que el constitucionalismo lance sus propuestas y los catalanes diriman diferencias. ERC y Junts se oponen

Foto: Aragonès e Illa en una foto del 15 de junio. (EFE)
Aragonès e Illa en una foto del 15 de junio. (EFE)

PP y Cs están abiertos a participar en la mesa de diálogo de los partidos catalanes que promueve el PSC siempre y cuando sea en el ámbito del Parlament de Cataluña y tenga formato de comisión parlamentaria, según han explicado líderes de ambas formaciones políticas a El Confidencial. Salvador Illa ha pedido a Pere Aragonès constituir este foro de partidos de manera que se otorgue voz al constitucionalismo y se puedan elevar propuestas a la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat, que hoy se empezará a discutir en la reunión entre el presidente catalán y Pedro Sánchez en Moncloa. Pero ni Aragonès ni ERC pretenden darle ese espacio añadido a los socialistas, según confirman fuentes de los republicanos.

Según explica el diputado Nacho Martín Blanco, de Cs, “si se crea —este órgano entre formaciones políticas catalanas—, participaremos porque cualquier espacio que dé voz al constitucionalismo en Cataluña es bueno". En todo caso, añade, la suya sería una presencia crítica: "Lamentamos que una vez más el PSC compre el marco mental soberanista, hablando de los grandes consensos en los que se ha articulado la sociedad catalana. Porque aquí colarán cuestiones como la inmersión lingüística en la que nunca estaremos de acuerdo”.

Foto: Pere Aragonès recibe a los presos indultados en el Palau de la Generalitat. (Reuters)

Por su parte, el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, se manifiesta “en contra de crear una mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat que solo va a servir para dar gasolina al artefacto entre la negociación de Pere Aragonès y Pedro Sánchez”. Sin embargo, también reconoce que “si se crea en el Parlament y con el formato de una comisión parlamentaria tendremos que participar”.

De momento, no hay visos de que la propuesta del PSC prospere, porque ni Aragonès, ni ERC ni JxCAT están por la labor de crear ese espacio. De hecho, lo viven como una humillación y una manera de hacerle el juego a los socialistas. También porque llevan tiempo articulando su discurso bajo el mantra de “un sol poble”. Si Cataluña es un único pueblo, Pere Aragonès ya representa a los no independentistas y estos no precisan de más voces.

Foto: Salvador Illa. (EFE)

No es esta la opinión de Salvador Illa. Según la valoración del líder de la oposición en el Parlament, “sin una mesa en Cataluña en la que el constitucionalismo pueda vehicular sus propuestas y dirimirse la diferencias que hay en seno de la sociedad catalana, la mesa de diálogo con Moncloa nace coja”. Illa asegura que para su partido es una prioridad que se constituya este foro de diálogo de ámbito catalán y que el PSC va a presionar a fondo en este sentido.

Garriga, a la contra

El líder de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga, se desmarca de la iniciativa. “Vox no acudirá a la mesa de diálogo entre partidos en Cataluña cuyo objetivo es volar la arquitectura constitucional de manera encubierta. El único diálogo posible radica en cómo acabar con la crisis social, económica, de libertad y de inseguridad que ha creado el separatismo, con la ayuda de la izquierda. Y en torno a las pretensiones de una élite separatista no cabe diálogo, solo cabe su renuncia expresa a su proyecto rupturista”, asegura el representante de la ultraderecha catalana.

Para Vox, la mesa de diálogo responde a "la pretensión de la élite separatista"

El resto de los partidos tendrá que torear con alguna contradicción, ya que en la pasada legislatura el pleno de la Cámara catalana votó a favor de crear una comisión parlamentaria que podría convertirse en el vehículo perfecto para este espacio por el que aboga el PSC.

Comisión para la reconstrucción

En marzo de 2020, el Parlament aprobó con el voto a favor de casi todos los grupos parlamentarios, incluidos JxCAT y ERC que ahora se oponen, constituir una “comisión de estudio para la reconstrucción tras la pandemia”. Todos los partidos que apoyaron la moción coincidieron en que esta comisión debía servir para “establecer consensos políticos en la salida de la crisis de la Covid-19”. Suena muy parecido a los “grandes consensos” que reclama el PSC. Pero a partir de ahí las versiones discrepan. El PP hablaba de “relanzar Cataluña”. Santi Rodríguez, entonces diputado del PP, aseguró que lo que hacía falta era “menos 'procés' y más política”. El PSC hablaba de “reconstruir Cataluña”. La CUP se olió la tostada y fue el único partido que se abstuvo.

Foto: El vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonès, responde a una pregunta del líder del PSC, Salvador Illa. (EFE)

ERC votó a favor, pero Ernest Maragall ya advirtió que “el consenso no podía ser a cualquier precio”. Por su parte, JxCAT, en palabras de Teresa Pallarès, aseguró entonces que lo que Cataluña necesitaba y se expresaría en esta comisión iba a ser un “cambio de paradigma”. Para unos era reconstrucción poscovid. Para otros era reconstrucción 'posprocés'.

Al haber votado a favor, ahora a JxCAT y ERC les costará oponerse a poner en marcha ese instrumento. El PP también tiene complicado negarse. No solo porque entonces votaron a favor. También porque Cs lo hizo, y entonces encabezaba Cs Lorena Roldán, hoy en las filas de los populares.

PSC Partido Popular (PP) Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Nacionalismo Salvador Illa Pedro Sánchez Ciudadanos Independencia de Cataluña Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda