La caída de Cuevillas abre una crisis en el Parlament y complica a JxCAT la investidura
  1. España
  2. Cataluña
ERC gana poder en la cámara

La caída de Cuevillas abre una crisis en el Parlament y complica a JxCAT la investidura

Hoy se reúne la Mesa del Parlament. Habrá que ver si puede convocar un pleno extraordinario y también si el abogado de Puigdemont presenta su carta de renuncia

placeholder Foto: Jaume Alonso Cuevillas. (EFE)
Jaume Alonso Cuevillas. (EFE)

La caída de Jaume Alonso Cuevillas como secretario segundo de la Mesa del Parlament abre una crisis en este organismo, pero además le complica al secretario general de JxCAT, Jordi Sànchez, la negociación de la investidura de Pere Aragonès. De repente, ERC tiene muchas más bazas. La más obvia: retrasar el pleno del Parlament en que se tiene que escoger a la sustituta de Cuevillas, la diputada Aurora Madaula, hasta que JxCAT no vote a favor de Aragonès para la presidencia de la Generalitat. Ahora la posición de JxCAT se debilita y los planes de Jordi Sànchez de alargar el calendario de la negociación para sacar el máximo de tajada pueden pasar a mejor vida.

Para empezar, JxCAT no puede sustituir a Cuevillas. Puede proponer su sustituta, pero Aurora Madaula ha de someterse a una votación del pleno, que además es secreta, según marca el Reglamento del Parlament en su artículo 44. No parece la mejor idea necesitar los votos de ERC después de haber humillado a Aragonès en una sesión de investidura.

Foto: El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, junto a la presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE)

Hoy se retoman las negociaciones para constituir la nueva Generalitat. Pero todo se complica, con lo que no se prevén avances significativos. Porque la mayoría soberanista que se había pactado en la Mesa ya no es tan clara. Previsiblemente, Jaume Alonso Cuevillas debería presentar su renuncia en una carta en el registro del Parlament. Si lo hace, eso dejará a la Mesa con dos miembros de ERC, dos del PSC, uno de JxCAT —la presidenta Laura Borràs— y uno de la CUP. El independentismo sigue teniendo mayoría, pero ahora ERC tiene la llave. Si se abstiene como hacía Cuevillas para evitarse problemas legales, las diferentes iniciativas de la Mesa no prosperarán.

La caída de Cuevillas la ha provocado una entrevista en Vilaweb. En principio, no debería de haber ningún problema: Vilaweb es un medio puigdemontista entrevistando al abogado de Puigdemont. Pero esto fue lo que dijo Cuevillas: "No sé si tiene sentido que te inhabiliten por haber tramitado una resolución que no lleva a ninguna parte. La inmolación se debe hacer si tiene alguna eficacia. Si no, me parece absurda". Puede parecer algo lógico, pero las bases empezaron a protestar por lo que consideraban calculada tibieza. Y el partido ha forzado su cese.

Foto: Laura Borràs, junto a Jordi Sànchez y una imagen de Puigdemont. (EFE)

El papel de Borràs

En su nota, JxCAT asegura que el cambio es “a propuesta de la presidenta de la Cámara catalana, Laura Borràs”. Fuentes de JxCAT han explicado que el final de Cuevillas ha sido una iniciativa de Borràs, que ha tenido el apoyo tanto de Jordi Sànchez, que se encuentra en el prisión de Lledoners, como del presidente del partido, Carles Puigdemont, en lo que JxCAT ha definido como una “decisión consensuada”.

Laura Borràs precipitó la marcha de Cuevillas, pero su sustitución resulta complicada

Laura Borràs aspiraba a poder aprobar una propuesta de resolución a favor de la autodeterminación durante los dos meses en que se iba a negociar la investidura, como una muestra de que el Parlament va a ser una punta de lanza contra el Estado español, según apuntan fuentes parlamentarias Si Cuevillas volvía a abstenerse, como hizo con el voto del 'exconseller' de Cultura Lluís Puig, huido de la Justicia y que aspira a votar a distancia desde Bruselas, aunque carece de cobertura legal para ello, Borràs quedaba en falso. Madaula supone una garantía de que no se quedará sola.

Reunión de la Mesa

Hoy se reúne la Mesa del Parlament. Habrá que ver si puede convocar un pleno extraordinario para que Madaula se pueda someter a una votación que no tiene asegurada. Al contrario, puede ser la revancha perfecta para ERC, que solo tiene que votar a un candidato propio. Por ahora, los republicanos callan.

Foto: Laura Borràs, tras ser elegida presidenta del Parlament. (EFE)

Mientras, los comunes mueven ficha. Ya han lanzado a su propio candidato para sustituir a Cuevillas, lo que ha puesto en evidencia la debilidad de la posición de JxCAT. Se trata de Lucas Ferrero. Los comunes juegan con que el resentimiento de ERC y su doctrina a favor de la 'vía amplia' den luz verde a su candidato y descarrile la alternativa de Madaula.

Pero ERC ya traicionó a los comunes en la última votación de la Mesa. Ahora los de Jèssica Albiach intentan repetir la jugada, pero no está claro lo que pase: que la estabilidad de la Mesa del Parlament haya durado menos de un mes apunta a una legislatura corta. Además, el reloj para la obligatoriedad de las elecciones ya está corriendo. Si el 26 de mayo no hay un nuevo presidente de la Generalitat, el 19 de julio tendrá que haber segundas elecciones en Cataluña. Si JxCAT no puede garantizar la estabilidad de la Mesa del Parlament, difícilmente podrá dar estabilidad a la Generalitat que encabece Aragonès.

Parlamento de Cataluña Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Carles Puigdemont Junts per Catalunya Jordi Sànchez Laura Borràs
El redactor recomienda