JxCAT se sacude la responsabilidad y Aragonès se opone a la tutela de Waterloo
  1. España
  2. Cataluña
Sigue el enroque soberanista

JxCAT se sacude la responsabilidad y Aragonès se opone a la tutela de Waterloo

El aspirante de ERC, que no logrará hoy tampoco concitar el apoyo de Junts, avisa a Puigdemont de que el Govern es "indelegable" y que no aceptará "tutelas"

Foto: El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, junto a la presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE)
El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, junto a la presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE)

Humillado de nuevo por la negativa de JxCAT a apoyarle hoy en su segunda sesión de investidura, Pere Aragonès ha lanzado ante el Parlament un mensaje claro de emancipación frente al expresidente Carles Puigdemont, que sigue pretendiendo manejar los hilos de la Generalitat desde Waterloo. El Govern, ha dicho el candidato de ERC, debe avanzar “sin sustituciones ni tutelas”. Y el próximo 'president', ha recalcado, tendrá una "responsabilidad indelegable e insustituible", ha dicho desmarcándose así del papel de vicario que adoptó su antecesor en el cargo, Quim Torra.

No está claro cuándo Cataluña podrá formar un nuevo ejecutivo, pero en ningún caso será gobernada desde el Consejo por la República, esa entelequia de poder por la que Puigdemont pretende seguir marcando la estrategia independentista, con la oposición de ERC. Aragonès ha reconocido que ese Consell ha de tener un papel, pero pidió “poner en valor el liderazgo de las instituciones de Cataluña, este Parlament, el Govern y su presidente, que tienen una responsabilidad indelegable e insustituible. No voy a engañar a nadie”.

Aragonès se reafirmó en su voluntad de evitar la senda de Quim Torra. "Sin sustituciones ni tutelas, quiero ser claro y honesto también en este sentido", dijo. Es decir, reconocimiento para Puigdemont, sí; poder efectivo para Waterloo, no.

Geis ya avanzó la abstención de sus 32 diputados y lo justificó en que no les "interpela el acuerdo bilateral de ERC y la CUP". Además, argumentó: "Nos vemos obligados hoy a hacer este discurso que no nos gusta, por eso le pedimos que se retirase. Hay que seguir trabajando para alcanzar un acuerdo".

Foto: El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonés, acompañado por la diputada Raquel Sans Guerra (i) y por su esposa, Janina Juli (d). (EFE)

Gemma Geis intentó darle a su discurso, triste, incómodo, un aire de esperanza: "Nos faltan unos puntos esenciales sin lo cuales no es posible fijar rumbo". Y lo complementó apuntando que no agotarán el plazo establecido. "Ni jugamos con fechas por tacticismo ni vamos a agitar el espantajo de la repetición electoral".

JxCAT volverá abstenerse y Aragonès saldrá del Parlament igual que entró, como 'president' en funciones

Geis negó siempre la supuesta tutela de Puigdemont al razonar que “su propuesta queda al margen de la dirección colegiada del Consell per la República. Sea valiente y no sólo puede pedirnos responsabilidades. Usted solo tiene 33 diputados. Por la igualdad y por la independencia”

Illa, al desmontaje

Mientras, JxCAT y ERC le daban vueltas al papel de Puigdemont sin llegar a un acuerdo, Salvador Illa se centró en su discurso en desmontar los planteamientos de Aragonès, primero, y del independentismo, después.

Foto: Salvador Illa. (EFE)

Illa mantuvo que "Cataluña debe pasar de las falsas promesas a la buena gestión, de la división, al reencuentro". Y a partir de aquí denunció los cinco engaños en los que se base el 'procés'.

Mayoría ficticia

Para empezar, según Illa, "el engaño de una mayoría ficticia". "Hablan del 52% de los votos en las últimas elecciones. Corresponden a menos de un 25% sobre censo, insuficiente para cualquier proyecto rupturista". El líder de los socialistas también denunció el "ensueño de unas instituciones ficticias, inexistentes, que no representan todas y todos los catalanes. Las instituciones de nuestro autogobierno son las que están recogidas en las leyes, y se ajustan a nuestro marco de convivencia. El Parlament, la Presidencia y la Generalitat", expuso. En este punto ERC y el PSC estaban de acuerdo.

Ni ERC consiguió más apoyos, ni JxCAT dibujó ningún acercamiento

"El engaño de un planteamiento unilateral disfrazado de unos derechos ficticios que excluyen la mitad de la sociedad catalana", remachó Salvador Illa para acabar recordando "el engaño de vincular los avances sociales en planteamientos rupturistas que parten de premisas de insolidaridad" y “el engaño de presentar los últimos diez años como unos años de éxito, cuando en realidad presentan un balance negativo por los catalanes y no han supuesto ninguna ganancia, ninguna, para nuestros ciudadanos”. Así que ni ERC consiguió más apoyos, ni JxCAT dibujó ningún acercamiento, ni se mostró unión en el bloque soberanista.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Salvador Illa Carles Puigdemont Parlamento de Cataluña Quim Torra PSC
El redactor recomienda