El empresariado catalán pide firmeza contra los disturbios y el fin de la interinidad
  1. España
  2. Cataluña
Hasta la Cámara de comercio se suma

El empresariado catalán pide firmeza contra los disturbios y el fin de la interinidad

Piden un "pacto de país" entre fuerzas políticas y entidades de la sociedad civil con un "pacto transversal". En pocas palabras, plantean superar viejas divisiones

placeholder Foto: El presidente de la patronal Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. (EFE)
El presidente de la patronal Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. (EFE)

Masivo toque de atención a la Generalitat del empresariado en un acto: "¡Ya basta!" —'Ja n’hi ha prou!'— fue el grito más repetido en un acto de reafirmación empresarial ante los saqueos y disturbios de la última semana. En el acto se pidió un pacto de gobierno para configurar la Generalitat “lo más rápido posible”. Y se pidió que la prioridad política, también la del Gobierno central, sea la de “centrarse en la recuperación”. Es decir, poner en primer plano la política económica y no en otras cuestiones y acabar con la actual situación de Generalitat en funciones y bloqueo político.

El acto estuvo convocado por la patronal Fomento de Trabajo y Pimec. Pero participaron numerosas asociaciones y colectivos empresariales, que mostraron su apoyo a los Mossos y a las fuerzas del orden. Sorprendentemente participaron también entidades de sesgo independentista, como la Cámara de Comercio de Barcelona, representada por Mònica Roca o el 'lobby' empresarial, Femcat, con su presidenta Helena Massot al frente.

Foto: Una terraza de L'Hospitalet e Llobregat, Barcelona. (EFE)

Se pidió un “pacto de país” entre fuerzas políticas y entidades de la sociedad civil con un “pacto transversal”. En pocas palabras, se planteó superar viejas divisiones. En un acto que contó con todas las medidas de seguridad anticovid se planteó “recuperar la lealtad institucional, imprescindible para recuperar la confianza del conjunto de la sociedad. Den ejemplo de diálogo y pacto y no de la excesiva confrontación de estos últimos tiempos”, apuntó en su discurso el presidente de Fomento, Josep Sánchez Llibre. El mensaje era claro: aparcar el 'procés' y centrarse en la recuperación económica.

No solo eran representantes de pymes y pequeñas empresas. No solo eran patronales. Estaba el presidente de CaixaBank, Jordi Gual; el consejero delegado del Banco Sabadell, Jaume Guardiola; el presidente de Agbar, Ángel Simón; el presidente de Planeta, Josep Creuheras; el editor de 'La Vanguardia', Javier Godó; el presidente del Círculo de Economía, Xavier Faus; el presidente de Colonial, Juan José Brugera; el consejero delegado de Saba, Josep Martínez Vila; el presidente de Seat, Wayne Griffiths, y el presidente de Puig, Marc Puig, entre otros.

Toda la tibieza política que ha habido en apoyar a los Mossos d’Esquadra desde la clase política desapareció en el acto de hoy. “En una policía democrática”, la defendió Sánchez Llibre. “Los radicales antisistema no podrán nunca con la fuerza de un país que quiere ganar el futuro”, aseguró el presidente de Foment.

Fruto del malestar

Los empresarios no solo manifestaron su malestar por la tibieza política ante los previstos. También hubo quejas contra muchas de las medidas anticoronavirus: “Seguimos sin ayudas proporcionales a los cierres, muchas veces arbitrarios”, manifestó Antoni Cañete en su alocución, que fue la que abrió el acto.

El mensaje ha sido claro y ahora la pelota queda en manos de una clase política muy enfrentada

Al final, aplausos cerrados de todos los empresarios. La clase empresarial hacía un acto conjunto, superaba sus diferencias políticas y pedía a los políticos que hicieran lo mismo en aras del bien común. El mensaje ha sido claro y ahora la pelota queda en manos de una clase política que sigue muy enfrentada y polarizada y donde la CUP y los colectivos que han impulsado las algaradas seguirán teniendo un fuerte protagonismo.

Hartazgo

En los corrillos la palabra más repetida era “hartazgo”. En los discursos se insistió en la “unidad”. Sánchez Llibre explicó en su tono jovial habitual cómo había convencido a la futura presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona —que forma parte de una candidatura impulsada por la independentista ANC—.

“Ya basta, rechazamos cualquier tipo de violencia, vandalismo y saqueo que se pueda producir, sin que eso vaya contra el derecho a manifestación y pedimos a nuestro Gobierno que tome medidas con acciones concretas contra esto”, ha insistido Cañete en su discurso.

Todo el mundo empresarial se ha conjurado contra los disturbios. Además, se ha solicitado a las fuerzas políticas que “queremos que sea un Govern rápido, llevamos demasiado tiempo en interinidad”, ha lamentado Cañete. No parece que la cosa vaya a ir por ahí.

Disturbios Mossos d'Esquadra Cataluña
El redactor recomienda