ERC y la CUP estudian un "plan de choque" para cambiar el modelo de orden público
  1. España
  2. Cataluña
NEGOCIACIONES EN CATALUÑA

ERC y la CUP estudian un "plan de choque" para cambiar el modelo de orden público

Los antisistema piden dar "un giro de 180 grados" a la política de seguridad, en plena polémica por la actuación de los Mossos en los disturbios de los últimos días

placeholder Foto: Los Mossos d'Esquadra efectúan una detención durante los disturbios posteriores a la manifestación celebrada este viernes en Girona en protesta por la detención del rapero Pablo Hasél. (EFE)
Los Mossos d'Esquadra efectúan una detención durante los disturbios posteriores a la manifestación celebrada este viernes en Girona en protesta por la detención del rapero Pablo Hasél. (EFE)

Un día después de que el 'vicepresident' Pere Aragonès pidiese desvincular a los Mossos de las negociaciones para formar un nuevo Govern en Cataluña, su partido, Esquerra Republicana, y la CUP se han comprometido a elaborar un "plan de choque" para realizar un "cambio profundo" y dar "un giro de 180 grados" al modelo de seguridad y orden público.

Ambas formaciones han mantenido este martes la segunda reunión de negociación con vistas a la formación del nuevo Govern y han profundizado en la puesta en común de las políticas sociales y de avance hacia la independencia que desean impulsar durante la próxima legislatura. Pero, además de las medidas concretas que la Generalitat tendrá que tomar para paliar los efectos de la crisis, la polémica por los Mossos ha vuelto a estar encima de la mesa.

Como ya publicó El Confidencial, la exigencia de la CUP de depurar el cuerpo, en el punto de mira tras los violentos disturbios de estos días por la liberación del rapero Pablo Hasél, está retrasando las negociaciones. De hecho, los 'cupaires' la han situado como una de sus condiciones para alcanzar un pacto, pero Aragonès ha derivado la cuestión al Parlament y pide no utilizarla políticamente.

Foto: Varios 'mossos', durante una concentración en apoyo de Pablo Hasél. (EFE)

En un comunicado, ERC ha recalcado que, tras el primer encuentro que sirvió para abrir las vías de negociación, en esta segunda reunión han "profundizado en las políticas sociales y nacionales que hay que impulsar esta legislatura". Además, ERC ha explicado que han trabajado conjuntamente en un "compromiso antifascista que se quiere hacer extensivo al resto de grupos del Parlament para afrontar la entrada de Vox" en la Cámara catalana.

Por su parte, el comunicado de la CUP ha señalado que la reunión ha servido para seguir avanzando en "el análisis y concreción de la agenda social y nacional de la próxima legislatura para iniciar un nuevo ciclo político y asegurar un cambio de dinámica". Los 'cupaires' traducen la propuesta de cambiar el modelo de seguridad en el impulso de un plan de choque que "permita virar en 180 grados la estrategia antirepresiva del país", en relación a la política de los cuerpos policiales en Cataluña.

Foto: Rueda de prensa del vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)

También han asegurado que ambos partidos han alcanzado otro punto de acuerdo por el que prevén promocionar un 'Pacto Nacional Antifascista' formado por diversas organizaciones feministas, antifascistas y antirracistas que "establezca un código deontológico para los representantes políticos que suscriban el pacto".

Se seguirán reuniendo

Tras este encuentro, los dos partidos se han emplazado a volverse a reunir en los próximos días para seguir trabajando y seguir "explorando y concretando cambios profundos y estructurales en materia de políticas sociales y nacionales".

ERC eligió a la CUP y no a Junts para hacer las primeras reuniones formales de cara a las negociaciones de la formación de gobierno y, tras haberse reunido en la última semana con Junts y los comunes, ha iniciado de nuevo con los 'cupaires' la segunda ronda de encuentros. Esta semana prevé reunirse otra vez con Junts.

Foto: La candidata por la CUP, Dolors Sabater. (EFE)

El objetivo de ERC sigue siendo articular un Govern amplio que incluya a Junts, la CUP y los comunes, que se antoja difícil por los vetos cruzados entre la formación de Laura Borràs y la de Jéssica Albiach, mientras que la CUP ya avisó el lunes de que están "muy lejos" de plantear su entrada en el próximo Ejecutivo.

La intención de ERC es tener cerrado el acuerdo antes del 12 de marzo, la fecha límite para que se constituya el Parlament: ese día se debe escoger la composición de la Mesa de la Cámara catalana y quién la preside, un asunto que puede abrir una disputa en estas negociaciones.

ERC y Junts buscan "puntos de acuerdo"

ERC y Junts han mantenido este martes su segunda reunión para explorar un posible pacto de gobierno que han centrado en buscar "puntos de acuerdo" sobre cómo avanzar hacia la independencia.

Foto: El 'exconseller' Lluís Puig interviene por videoconferencia en un acto electoral. (EFE)

"ERC y Junts han centrado la segunda reunión de las negociaciones en trabajar el consenso estratégico independentista de esta nueva legislatura. Los dos partidos trabajan la estrategia compartida para avanzar hacia la república catalana como uno de los principales ámbitos en los que encontrar puntos de acuerdo", exponen en un comunicado los republicanos.

Tras la reunión, las dos formaciones se han emplazado a continuar trabajando en nuevos encuentros "en los próximos días".

CUP Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Mossos d'Esquadra
El redactor recomienda