El covid da tregua en Cataluña: inicia su desescalada y reabre bares y cultura el lunes
  1. España
  2. Cataluña
comienza la desescalada

El covid da tregua en Cataluña: inicia su desescalada y reabre bares y cultura el lunes

La Generalitat permitirá la reapertura de actividades culturales, ya que cines, teatros y salas de concierto podrán abrir con un aforo del 50% y un máximo de 500 personas

Foto: El covid da tregua en Cataluña: inicia su desescalada y reabre bares y cultura el lunes
El covid da tregua en Cataluña: inicia su desescalada y reabre bares y cultura el lunes

El próximo lunes, Cataluña dará un pequeño paso hacia la ansiada recuperación de la normalidad en sus calles, aunque ha decidido hacerlo con mucha cautela y de forma progresiva, en un plan en cuatro tramos que se marca como fecha en el horizonte el 4 de enero de 2021.

Según este plan trazado por el Govern, este mismo lunes 23 de noviembre, entre las 6:00 hasta las 21:30 horas, los bares y restaurantes de la comunidad (tanto terrazas como interiores) podrán abrir, aunque tendrán que aplicarse aún varias restricciones para intentar contener el máximo posible la propagación del coronavirus.

Ese mismo día también se reactivará la cultura y la posibilidad de realizar actividades deportivas y será cuando se de el pistoletazo de salida al plan en cuatro etapas para recuperar la actividad social y económica, que irán revisándose en función de la situación epidemiológica en la comunidad. Actualmente, a pesar de que el nivel de contagios ha bajado considerablemente, sigue habiendo en Cataluña 553 pacientes ingresados en la UCI por coronavirus y 2.300 hospitalizados.

"Los tramos están organizados siguiendo estrictos criterios sanitarios. Porque no queremos correr. No podemos correr", ha asegurado el vicepresidente del Govern con atribuciones de presidente en funciones, Pere Aragonès, durante la rueda de prensa en la que han presentado el plan final que será el encargado de guiar a Cataluña hacia la salida de esta segunda ola de la pandemia.

Tras las polémicas por la estrategia de apertura de bares y restaurantes y las acusaciones de "filtraciones" del plan en el seno del Govern entre ERC y JxCAT, la Generalitat ha presentado este plan de cuatro tramos con una duración de 15 días cada uno y revisable en función de la evolución de la pandemia. Si todo fuera bien, el plan estaría concluido dos meses después contando desde el lunes que viene.

"No es un plan de desescalada como el de la pasada primavera. Y esto lo quiero dejar bien claro. No es un plan para recuperar la normalidad, no es un plan para recuperar nuestra actividad cotidiana", ha explicado Aragonès, que ha recordado que la progresiva recuperación de la actividad dependerá siempre de los criterios sanitarios establecidos y ha apelado a la responsabilidad ciudadana.

"No es un plan de desescalada como el de la pasada primavera. No es un plan para recuperar la normalidad"

En este primer tramo del plan, bares y restaurantes podrán abrir tras más de un mes de persianas bajadas, aunque solo se permitirá un máximo de cuatro personas por mesa y en el interior se tendrá que cumplir con un aforo del 30%, con una distancia de dos metros entre grupos.

[LEA MÁS: Última hora del coronavirus, en directo]

La Generalitat también permitirá la reapertura de actividades culturales, ya que cines, teatros y salas de concierto podrán abrir con un aforo del 50% y un máximo de 500 personas, y de la actividad deportiva, que tendrá un aforo del 50% en espacios al aire libre y un 30% en las que sean en espacios interiores.

Pere Aragonès. (EFE)
Pere Aragonès. (EFE)

Aragonès ha insistido en que, en esta ocasión, desde el Govern quieren "avanzar con total seguridad" y controlando en cada etapa la evolución de los datos epidemiológicos para ralentizar la desescalada y la "flexibilización" de las medidas en el caso en el que sea necesario.

Según los datos epidemiológicos actualizados de este jueves, la velocidad de propagación del virus (Rt) en Cataluña sigue estancada en su descenso por tercer día y se mantiene en 0,76, igual que los dos días anteriores, aunque eso no ha impedido que se sumen hoy otros 2.501 nuevos casos de covid-19 y otras 50 víctimas mortales.

Aragonès ha pedido a las empresas que se comprometan a implementar el teletrabajo en todos los casos en los que sea posible, ya que es un elemento que "ayuda notablemente a reducir la movilidad" ciudadana.

Cuatro tramos

En el primer tramo, que empezaría el próximo lunes 23 de noviembre, Cataluña mantendrá el confinamiento perimetral de la ciudadanía y la movilidad de la población durante el fin de semana quedaría restringida dentro del municipio. La restauración (bares, restaurantes y hoteles) podrá abrir de 6 de la mañana a 21:30 de la noche, con un aforo del 30% en interiores, una distancia de dos metros y una limitación de cuatro personas por mesa, excepto que se trate de grupos burbuja, y sin aforo en terrazas.

Se permitirán las actividades culturales como teatros, cines y salas de concierto con un aforo del 50% y máximo 500 personas. Las actividades deportivas estarían permitidas con un aforo del 50% al aire libre uno del 30% en espacios cerrados. Las actividades deportivas colectivas, como los partidos de fútbol, se seguirán celebrando sin público.

Los trabajadores del transporte sanitario privado de Cataluña, que persisten hoy en su huelga indefinida. (EFE)
Los trabajadores del transporte sanitario privado de Cataluña, que persisten hoy en su huelga indefinida. (EFE)

En este primer tramo hay que recordar que seguirá vigente el toque de queda desde las 22:00 horas hasta las 06:00 de la mañana y la actividad social privada mantendrá la limitación de seis personas.

En el segundo tramo, que comenzaría el 7 de diciembre, el confinamiento perimetral de la comunidad se mantiene pero las restricciones de movilidad de la población durante el fin de semana pasan del ámbito municipal al comarcal. El aforo interiores en los locales de restauración se incrementa al 50%. Las actividades culturales también aumentan su aforo al 70%, pero sigue teniendo que aplicarse el máximo de 500 personas de público. En las actividades deportivas, se iguala el aforo para espacios cerrados y abiertos al 50%. Se abrirán también los centros comerciales con un aforo del 30% y el aforo de los comercios de menos de 800 metros pasará del 30% la 50%.

En el tercer tramo, que si la situación epidemiológica lo permite empezaría el 21 de diciembre, estará permitida la libre circulación por todo el territorio de Cataluña y también decaerá el confinamiento perimetral de toda la región. El cambio más importante será el aumento de las personas que podrán asistir a actividades sociales privadas, que pasarán de 6 a 10, pero se mantendrá el toque de queda.

La hostelería y las actividades culturales mantendrá las mismas restricciones que en el segundo tramo y el aforo de las actividades deportivas al aire libre se incrementará al 70%.

Se calcula que se llegará al cuarto y último tramo el 4 de enero. Ese día, se incrementará el aforo de las actividades culturales hasta un 70% y hasta un máximo de 1.000 personas de público, pero la hostelería mantendrá las mismas restricciones.

Bares Cataluña Coronavirus Generalitat de Cataluña Pandemia