Se trasladó con su familia y escolta policial

Artur Mas se fue de Barcelona en la alerta sanitaria y pasó la Semana Santa en la costa

Según la versión de sus portavoces, el 'expresident' llegó a Vilassar antes de la declaración del estado de alarma, el 13 marzo, un extremo que niegan los vecinos de la localidad

Foto: Foto: EC.
Foto: EC.
Adelantado en

Artur Mas se marchó de Barcelona en medio de la crisis del coronavirus y se instaló en su segunda residencia en Vilassar de Mar, a 30 kilómetros al norte de Barcelona, según han confirmado diversos vecinos de la localidad y también el propio interesado. Las versiones discrepan en la fecha. Sus vecinos aseguran que llegó el Viernes Santo, 10 de abril y que, por lo tanto, lo hizo en pleno estado de alarma. Los portavoces del 'expresident', en cambio, mantienen que el traslado se produjo el 13 de marzo, justo antes de que se declarase el estado de alarma y que, por lo tanto, el líder nacionalista no rompió para nada las condiciones del confinamiento. El expresidente catalán y fundador del PDeCAT y su familia se instalaron en la segunda residencia que está enfrente de casa de su madre y allí siguen. Diversos vecinos le han visto paseando por Vilassar, haciendo una lectura relajada del confinamiento. Artur Mas veranea desde joven en esta localidad costera de Barcelona.

Portavoces del 'expresident' han asegurado que Artur Mas llegó el 13 de marzo, justo un día antes de que se decretase el Estado de Alarma. Otras fuentes aseguran que no es así y que llegó hace tres semanas. El 'conseller' de Interior, Miquel Buch, el siete de abril calificaba de "insolidarios" e "incívicos" a las personas que se habían instalado en segundas residencias e incluso elevaron las sanciones. Según la versión de los portavoces de Mas, este y su familia "se instalaron el viernes 13 de marzo cuando ya habían cerrado las escuelas y, con motivo de ayudar a su hija y su yerno, ambos autónomos, durante el confinamiento con las menores de edad, decidieron confinarse juntos como unidad familiar". Es decir, Artur Mas, además, llegó con sus nietos.

Artur Mas siempre se ha movido por Vilassar de Mar para ir de compras, cumpliendo siempre todas las medidas de seguridad

Sin embargo, diversos vecinos contradicen la versión oficial. Aseguran que antes del Viernes Santo, la casa de Artur Mas, muy conocida en la localidad, permaneció cerrada a cal y canto, como por otra parte es normal en esa época del año. Empleados del supermercado Condis del barrio, en la calle Cuba, donde Artur Mas ha acudido a comprar en diversas ocasiones, corroboran que Mas no apareció hasta el sábado 11 de abril, el Sábado Santo. Hasta entonces, ni rastro.

Tal y como apuntan sus portavoces, "Artur Mas siempre se ha movido por Vilassar de Mar para ir de compras, cumpliendo siempre todas las medidas de seguridad". Pero parece poco probable y menos verosímil que permaneciese casi un mes de incógnito en Vilassar y que su presencia en el pueblo solo se hiciese notar a partir de Semana Santa. Algunos vecinos, que le han visto, también discrepan de la versión y consideran que la lectura que hace Mas del confinamiento es, como mínimo, relajada. Aseguran que sale a pasear. El pasado viernes por la tarde, fue visto por la Avenida Montevideo. Otras personas lo han visto pasear con su esposa, al borde de la playa pero, eso sí, separados por una prudente distancia.

En su condición de 'expresident', y por la relevancia política de la que sigue gozando, Artur Mas tiene escolta policial de los Mossos d’Esquadra. Según sus portavoces, Mas "no ha hecho movimientos de los que deba informar a la Conselleria de Interior". Pero eso no es del todo exacto. Como mínimo ha hecho un movimiento reseñable: un cambio de residencia tan prolongado en el tiempo debería haber sido notificado a la Conselleria Interior, que encabeza Miquel Buch, miembro del PDeCAT, el mismo partido al que pertenece Artur Mas y del que es fundador, tanto si fue a partir del 10 de abril y más si lo hizo desde el 13 de marzo, como defienden desde su oficina de 'expresident'.

El problema, en todo caso, lo tiene el 'conseller' de Interior Miquel Buch. Si Mas se trasladó sin notificarlo a Mossos d'Esquadra, malo. Si lo hizo durante el estado de alarma, malo también, porque Buch se mostró un duro defensor de incrementar las sanciones a aquellos que se hubiesen trasladado a segundas residencias, justo lo que ha hecho Artur Mas. Si ha sido así y no ha sido sancionado, malo también. Buch siempre podría alegar ignorancia, pero hay que recordar que no solo es el protegido de Artur Mas en el PDeCAT. También fue alcalde de Premià de Mar, a tiro de piedra de Vilassar. También parece difícil que Artur Mas llegase a Vilassar con su escolta y la policía municipal de la localidad no estuviese enterada. El alcalde de Vilassar es Damià del Clot, de ERC.

En todo caso, según reconocen los propios vecinos, el confinamiento en localidades como Vilassar se sobrelleva de manera menos estricta que en las grandes ciudades. Fuentes del PDeCAT explican que, de puertas adentro del partido, Mas ha justificado su decisión por estar cerca de su madre, que reside en la misma calle aunque sola la mayor parte del año.

Artur Mas pasa el tiempo con su familia, su hija Patricia y sus nietos, con los que juega a la pelota en un patio interior de su residencia. También está volcado en la promoción de su libro, por el que ha cobrado un adelanto de 30.000 euros y que ahora se venderá mucho menos de lo previsto después de que el coronavirus haya evitado que se celebre Sant Jordi como corresponde.

Lejos de Tuset

Artur Mas reside de manera habitual en un piso en la céntrica calle Tuset de Barcelona. Se trata de un inmueble de 200 m2 y cinco habitaciones. Este inmueble alcanzó cierta relevancia política porque estuvo a punto de ser embargado por el Tribunal de Cuentas cuando fue condenado por los gastos de la consulta del 9-N. En su condición de 'expresident' también tiene un despacho a cargo de la Generalitat situado en el Palau Robert, en Passeig de Gràcia.

Captura de vídeo donde aparece Artur Mas
Captura de vídeo donde aparece Artur Mas

Efecto Rajoy

En Vilassar, Mas ha actuado como un vecino más. Solo la pasada semana, cuando salió a luz la noticia de que Mariano Rajoy se saltaba el confinamiento con una actitud nada ejemplar, permaneció más tiempo en casa, según explican los vecinos que se han cruzado con él de manera habitual. En ese período casi no se le vio. Pero esta semana ya ha vuelto a hacer vida normal.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
76 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios