El mandato de Artur Mas concentró el grueso del recorte en gasto sanitario en Cataluña
  1. España
  2. Cataluña
En 2012 se llegó al mínimo de 8.774 millones

El mandato de Artur Mas concentró el grueso del recorte en gasto sanitario en Cataluña

En la última década los recortes sanitarios fueron una constante en Cataluña. Los datos de liquidación presupuestaria de la Generalitat se ve que el gran ajuste fue entre 2011 y 2014

Foto: El mandato de Artur Mas concentró el grueso del recorte en gasto sanitario en Cataluña
El mandato de Artur Mas concentró el grueso del recorte en gasto sanitario en Cataluña

Con más de 2.300 muertos en el debe de Cataluña a causa del coronavirus, la revisión del gasto sanitario y como ha evolucionado en los últimos años se ha convertido en un tema capital. Y los datos reflejan que fue la presidencia de Artur Mas la que más recortó el gasto en salud, acuciado por la crisis económica y la deuda galopante que todavía arrastra la Generalitat. Cuando Artur Mas llegó a la presidencia de la Generalitat, en diciembre de 2010, ese año el gasto sanitario real catalán había sido de 10.299 millones. En 2015, su último año porque dejó la presidencia en enero de 2016, el gasto sanitario real fue de 9.409 millones. El descenso de la partida sanitaria había sido del 8,6% durante su mandato.

El encargado de la tijera fue el conseller de Economía de la época, Andreu Mas-Colell, a quien Mas definía como el "el Messi" de lo que él mismo calificó en aquella época como "el govern dels millors", el gobierno de los mejores. Artur Mas fue presidente durante cinco años y en ese período el recorte aplicado en la Conselleria de Salut, la más importante en volumen de gasto de toda la Generalitat, fue muy importante.

Así, en su primer año, el 2011, el ejecutivo de Artur Mas pasó a gastar 9.608 millones de euros, teniendo en cuenta la liquidación de los presupuestos y otros factores correctores como el gasto desplazado de años anteriores o el no contabilizado pero realmente efectuado en aquel ejercicio. Ese primer tijeretazo recortó el gasto sanitario en un 6,7% aquel año.

Pero no fue el único. Mas y su Generalitat siguieron recortando más y más. En 2012 el gasto real se rebajó en la partida de Salut a 9.056 millones, lo que suponía otra rebaja, en este caso del 5,7% respecto al ejercicio anterior. Sin embargo, la presión financiera seguía apretando a Mas-Colell y en 2013 se redujo ese componente del gasto público hasta 8.839 millones, otro 2,3% de ajuste.

Podía parecer mucho. Pero al año siguiente Mas-Colell ejecutó otro recorte en 2014, un año que ya fue de recuperación porque el PIB catalán creció un 1,8%. Pero Artur Mas seguía con la dinámica de la tijera y el gasto efectivo en la sanidad catalana bajó hasta los 8.874 millones, un 0,39% menos que en el año anterior.

Así entre 2010 y 2014, en cuatro años, Artur Mas jibarizó el gasto sanitario en 1.525 millones. Una sexta parte del gasto sanitario con el que José Montilla y su tripartito habían dejado a la Generalitat se había pulverizado. El conseller que pilotó este recorte al frente de Salut fue Boi Ruiz, que no en vano provenía de la especialidad de cirugía.

Foto: Sánchez anuncia "sucesivos estados de alarma" y buscará otros Pactos de la Moncloa

Recuperación y gasto

Con la recuperación de la economía catalana y española, el gasto sanitario fue recuperando pulso poco a poco, pero muchas de las debilidades que quedaron entonces se están pagando ahora, como demuestra la crisis del coronavirus.

Así en 2015 el gasto real en salud sí que subió en la Generalitat. Se colocó en 9.409 millones, aprovechando que la economía catalana volvía a crecer con fuerza. Era el último año de Artur Mas, ya que la CUP lo enviaría a la papelera de la historia en enero de 2016 y por tanto el aumento de ese año ya hay que imputarlo al equipo de Carles Puigdemont. En su último año Artur Mas aumentó el gasto real en el sistema de salud catalán en un 7,2% pero el recorte previo había sido tan grande que se estaba todavía muy lejos de llegar a los antiguos niveles.

En los primeros cuatro años del mandato de Artur Mas se pulverizó una sexta parte del gasto sanitario que había en el tripartito y que cayó por los recortes

Con Junqueras, la escalada

El sucesor en la cartera de Economía de Mas-Colell es Oriol Junqueras que aplica una política general de gasto aprovechando también un buen momento de la economía que, curiosamente Junqueras se esforzaba en ocultar porque creía que la sensación de mala situación económica le acercaba a su objetivo de conseguir la independencia por la vía unilateral.

En 2016, Junqueras pone el gasto sanitario real en 9.532 millones, al nivel del 2011, el primer año de mandato del dúo Mas–Mas-Colell. En 2017, la CUP permite aprobar los Presupuestos a cambio de que se lleve a cabo el referéndum. Ese año el gasto real se coloca en 9.876 millones. Por primera vez se supera la cifra que gastaba Artur Mas. Tras el 155, en 2018 el gasto del sistema sanitario catalán sigue creciendo alcanzando los 10.282 millones. Es decir, ese año, y a pesar de no tener Presupuestos, la Generalitat de Quim Torra casi elevó el gasto en esa partida a los niveles de Montilla. En un año creció un 4%.

Gasto sanitario Artur Mas Quim Torra Andreu Mas-Colell Cataluña José Montilla Coronavirus Carles Puigdemont Sanidad pública
El redactor recomienda