Evita apoyar a los Mossos

Torra culpa a infiltrados y a provocadores de las noches de disturbios en Cataluña

En un breve discurso de madrugada y de sólos dos minutos ha evitado mencionar a los Mossos, abandonados a su suerte mientras se están jugando el tipo en las calles

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (Reuters)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (Reuters)

Quim Torra salió tarde y mal. En un breve alocución por TV3 el presidente de la Generalitat culpó a “infiltrados y a provocadores” de las noches de violentos disturbios que está viviendo Cataluña, en especial en Barcelona, con incendios en muchas calles, coches quemados y cuantiosos daños materiales en las confluencias de las calles Nápoles, Sicilia y Gran Vía. Para Quim Torra los que están provocando este caos no son los independentistas que ellos mismos llevan jaleando durante siete años. La protesta de esta noche había sido convocada por los CDR, los mismos grupos radicales a los que había animado Torra en el pasado.

Torra culpa a infiltrados y a provocadores de las noches de disturbios en Cataluña

“No podemos permitir que grupos de infiltrados y de provocadores nos aparten del buen camino y no podemos aceptar que pocos que no nos representan arruinen la imagen construida hasta ahora” ha apuntado Torra para añadir luego que "la respuesta siempre tiene que ser pacífica".

Torra ha comparecido forzado porque no quería hacerlo. Lo ha hecho de madrugada, en un discurso que apenas ha durado dos minutos y en donde lo que lo más fuerte que ha dicho es que “no se puede permitir esta actitud incívica y violenta”

El presidente de la Generalitat ha evitado condenar las protestas y se ha centrado en hacer un “llamamiento a la calma y la serenidad” y ha recordado que “siempre hemos condenado la violencia” pero no lo ha hecho ahora, que arden las calles en Barcelona. Siempre, sí. Ahora, en este justo momento, no se sabe.

“No hay ninguna justificación para quemar coches ni ningún acto vandálico”, ha apuntado un Torra que ha comparecido en pantalla incómodo y como dolido. Lo más grave, tal vez, ha sido como ha evitado mencionar a los Mossos, abandonados a su suerte mientras se están jugando el tipo en unas calles literalmente ardiendo.

Torra ha acabado su breve discurso con un llamamiento a la “serenidad, determinación, civismo y no violencia” y ha asegurado que “las marchas por la libertad son un buen ejemplo de como tiene que ser la respuesta”. El Gobierno español le había pedido que reaccionase, pero seguro que no era esto. Permaneció la imagen de que se estaba tolerando la violencia en las calles.

Torra culpa a infiltrados y a provocadores de las noches de disturbios en Cataluña

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios