TERCERA NOCHE DE protestaS EN BARCELONA

Ácido contra los 'mossos' y calles en llamas: los CDR aprietan ahora a la Generalitat

Miles de personas convocadas por los CDR cercaron la consejeria de Interior, que dirige consejero Buch, principal enemigo ahora de la facción más dura del independentismo

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Después del aeropuerto de El Prat y la delegación del Gobierno, dos centros de poder controlados por el Gobierno central, le llegó el turno a la Generalitat de Cataluña. Miles de personas convocadas por los CDR, muchos de ellos pertrechados para una batalla campal, cercaron la Consejeria de Interior, que dirige consejero Buch, principal enemigo ahora de la facción más dura del independentismo. Por tercera noche hubo cargas, gritos, barricadas, petardos y golpes en Barcelona. Además, los radicales lanzaron ácido a los 'mossos' y cohetes contra su helicóptero, según confirmaron fuentes policiales, y quemaron vehículos.

Los CDR habían convocado una protesta en Barcelona con la consigna de llevar papel higiénico "porque hay mucha mierda que limpiar". La concentración era lejos de Interior o de cualquier edificios significativos y los mossos dejaron hacer. No había ninguno cerca más que algún coche de la guardia urbana.

Ácido contra los 'mossos' y calles en llamas: los CDR aprietan ahora a la Generalitat

Pasadas las ocho de la tarde la manifestación se movió hacia la consejería de Interior, está sí, blindada por los mossos con apoyo de antidisturbios de la Policía Nacional en calles adyacentes. Como el día anterior ahí empezaron los enfrentamientos. Los manifestantes, muchos vestidos de negro, con la cara tapada, con petardos y bengalas y coordinados, quitaron las vallas y empezaron las cargas. "No os merecéis la señera que lleváis", les gritaban a los mossos. "Buch, dimisión", era el grito más repetido.

Los mossos han pasado de recibir flores en el referéndum del 1-O a ser objeto de ataques. En dos años el cuerpo autonómico ha pasado por mucho: varias dimisiones y cambios de liderazgo. Ahora el Ministerio del Interior elogia su cooperación y en los últimos días se ha empleado contra los manifestantes independentistas, ya fuera del control de la ANC y Òmnium.

Por eso el consejero, Miquel Buch, es el principal objetivo de los independentistas más duros y el cortafuegos para el Gobierno. Su cabeza pendió el miércoles de un hilo. Es el personaje clave estos días de disturbios.

Los CDR arrancaban piedras de un parque continuo y se organizaban por telegram, con la consigna de tener la mayoría el móvil en modo avión para no saturar la red y que los líderes pudieran comunicarse. La protesta estaba perfectamente organizada, con personal sanitario propio.

Ácido contra los 'mossos' y calles en llamas: los CDR aprietan ahora a la Generalitat

Como en los días previos, había un núcleo duro radical en primera línea, en su mayoría jóvenes vestidos de negro, con la cara cubierta y algunos con gafas de esquí, y detrás gente más mayor y prudente y curiosos.

Pasadas las nueve de la noche comenzaron las barricadas con contenedores y los incendios en varias calles, además de que se han quemado varios vehículos en el Ensanche barcelonés, que se prepara para otra noche de furia.

Ácido contra los 'mossos' y calles en llamas: los CDR aprietan ahora a la Generalitat

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios