Elecciones Cataluña 2017: Puigdemont se suma a la tesis de Mas para esquivar las elecciones pero retiene su acta
Investir un nuevo presidente de la Generalitat sigue en el aire

Puigdemont se suma a la tesis de Mas para esquivar las elecciones pero retiene su acta

Si mantiene su acta, se arriesga a que cualquier pleno con sus votos sea anulado por el Tribunal Constitucional. O que, en última instancia, se dependa de nuevo del voto de la CUP

Foto: Puigdemont, durante la entrevista en TV3.
Puigdemont, durante la entrevista en TV3.

Carles Puigdemont y Artur Mas, como un bloque. Con 24 horas de diferencia, los dos expresidentes catalanes han comparecido en TV3, el primero en una entrevista grabada en Berlín, el segundo en directo el sábado por la noche. Así, Puigdemont se ha sumado a las tesis de Mas de formar Gobierno en la Generalitat con un candidato de transición y esquivar la repetición de comicios, si bien no ha apostado por ningún nombre. Sin embargo, ha apuntado que retendrá el acta de diputado. De modo que el peligro de nuevas elecciones sigue más vivo que nunca.

Puigdemont y Mas han utilizado sus intervenciones para romper con la idea de que el independentismo se encuentra dividido. La principal diferencia ha estribado en que en la entrevista en TV3 a cargo del director de la cadena, Vicent Sanchis, este ha tenido que corregir y situar a Puigdemont varias veces en la realidad política que se vivía en Cataluña. Carles Puigdemont se ha mostrado en muchas ocasiones a lo largo de la entrevista como un político en el exilio, con enfoques y puntos de vista que desde Cataluña empiezan a chirriar.

Como Artur Mas el sábado por la tarde, Puigdemont ha asegurado que España tiene un Gobierno autoritario, "hace tiempo que el Estado ha decidido afrontar este problema de la manera más violenta posible", y ha añadido: "No podemos nunca renunciar a un derecho legítimo. Lo normal sería que los poderes del Estado español comenzaran por admitir los resultados del 21-D. No podemos naturalizar lo que estamos viviendo".

Igual que Mas, ha enviado pelotas fuera si hay repetición de elecciones. En este caso, la culpa será de Madrid: “Yo no he dicho que el Gobierno español quiera que se repitan las elecciones, digo que el Estado lo quiere, que va más allá del mismo Gobierno. Estamos hablando del Rey, de las grandes empresas, de los medios de comunicación. Y el Ejército, que siempre ha estado presente en la Historia de España”, justo lo mismo que apuntó Artur Mas en TV3.

Y como Artur Mas, Puigdemont ha abogado por que haya un presidente alternativo de la Generalitat, si no puede serlo el 'expresident' de la ANC Jordi Sànchez. En este sentido, Carles Puigdemont ha asegurado: “Tenemos que buscar las fórmulas para que no haya elecciones. Si no es posible Jordi Sànchez, debemos proponer otro candidato". Puigdemont, eso sí, ha evitado dar ningún nombre de posibles candidatos.

Estas coincidencias se producen después de que la pasada semana Puigdemont y Mas se hayan reunido en Berlín y que este último le pidiese al primero que evitase convocar elecciones. Cara a la galería, Puigdemont le está haciendo caso.

Puigdemont, este domingo en Alemania. (EFE)
Puigdemont, este domingo en Alemania. (EFE)

Apurar los tiempos

Puigdemont también ha pedido paciencia, confianza y dejar trabajar a los diputados: "Tenemos el día 22 de mayo, que es la fecha límite. No habrá que apurar hasta el final, pero dejemos trabajar un poco. Un poco de confianza, por favor. Tenemos tiempo para encontrar soluciones que por un lado respeten el mandato de la gente y por el otro, eviten ir a elecciones".

La principal diferencia entre ambas comparecencias televisivas ha estribado en que, a pesar de ser una entrevista grabada, Puigdemont ha querido capitalizar el éxito de la manifestación de ayer y se ha mostrado partidario de mantener su acta de diputado: “Yo puedo votar. Porque no ha cambiado nada. Ni yo puedo salir de Alemania ni Toni Comín puede salir de Bélgica, por lo tanto, tenemos que poder delegar el voto porque no podemos ir a Barcelona a hacerlo". Y aquí radica la gran contradicción de la entrevista, pues si mantiene su acta se arriesga a que cualquier pleno con sus votos sea anulado por el Tribunal Constitucional. O, que en última instancia, se dependa de los votos de la CUP. Por tanto, está diciendo que no se repetirán las elecciones, al mismo tiempo que él no hará lo que tiene que hacer —ceder el acta— para garantizar que el pleno pueda investir un presidente de la Generalitat en segunda vuelta sin los votos de los anticapitalistas.

Carles Puigdemont ha asegurado que ahora puede votar en el Parlament, apuntando que mantendrá su firme voluntad de retener el acta de diputado

Pero ha primado lanzar una imagen de unidad del bloque soberanista. “Se ha publicado que yo iba a fundar un partido político: mentira podrida. Será un movimiento”. Según Puigdemont, sus relaciones con el PDeCAT “son muy buenas”. También ha asegurado que sus tratos con ERC y con los familiares de Oriol Junqueras son fluidos.

Manifestación de este domingo en Barcelona. (EFE)
Manifestación de este domingo en Barcelona. (EFE)

Carga contra Llarena

Puigdemont ha dedicado buena parte de la entrevista a criticar al juez que instruye su causa en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena. Sobre él ha apuntado que “estamos viviendo una anormalidad democrática y gestionando una realidad muy compleja”, añadiendo que “hay que responder a este señor que va en contra de lo que ha decido Cataluña y de unas medidas cautelares que ha decidido Naciones Unidas”.

Uno de los mensajes que ha lanzado Puigdemont en la entrevista es que el juez Pablo Llarena no será quien escoja al nuevo 'president' de la Generalitat

"No pueden permitir cruzar la línea roja de que un juez elija quién debe ser el presidente de la Generalitat", ha afirmado Puigdemont, añadiendo, además, que “mientras haya presos políticos será muy complicada una solución. Es imprescindible crear unas condiciones de normalidad”.

Sobre los hechos de octubre

Sobre los hechos de octubre previos a su destitución y huida, ha asegurado: “Yo intenté ir a elecciones antes del 27, pero nunca hubo las garantías que yo pedía sobre la mesa. Se pidió que se liberase a los presos, que se retirase la policía y que se levantase la intervención de las finanzas de la Generalitat. Esas fueron las garantías y no pudo ser”.

En este sentido, ha añadido que en aquellos días nunca habló "directamente con Rajoy. Un ministro lo propuso. Yo estaba dispuesto. Pero la respuesta de él fue que no. No es un tema de opinión. Es un hecho”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios