Independencia de Cataluña: Jurista alemán: Creo que es muy probable que se extradite a Puigdemont
EXISTEN POCOS PRECEDENTES

Jurista alemán: “Creo que es muy probable que se extradite a Puigdemont”

Entrevista con un jurista alemán experto en derecho penal sobre el futuro que le espera al 'expresident' y el proceso judicial que tendrá lugar las próximas semanas

Foto: El catedrático alemán Martin Heger. (M. Z.)
El catedrático alemán Martin Heger. (M. Z.)

Martin Heger es catedrático de derecho penal, procesal y europeo así como de historia legal contemporánea de la Universidad Humboldt de Berlín. Sigue con especial interés el caso de Carles Puigdemont, tanto por su repercusión mediática como por su complejidad, que carece, según su experiencia, de precedentes similares en Alemania. Aunque le sorprendió que finalmente los jueces rechazasen extraditar al 'expresident' por rebelión, considera muy probable que lo hagan por malversación.

PREGUNTA. ¿Qué puede esperar Puigdemont ahora de los jueces alemanes?, ¿tiene motivos para ser optimista?

RESPUESTA. Es complicado… Por una parte, está muy claro que no puede haber extradición en el caso de rebelión. En eso sí puede ser optimista: es casi imposible acusarle ya de eso. Está lo que se conoce como principio de especialidad, por el que solo puedes acusar del delito que es causa de extradición una vez. No puedo imaginar que Alemania pueda aceptar una excepción.

Otro tema es la acusación de malversación. En ese caso, lo que dicen los jueces es que no está tan claro que Puigdemont haya usado fondos públicos para el referéndum. Sus abogados dicen que no, y no lo sé, pero de primeras suena raro, quizás alguien le haya dado 1,7 millones de euros... Si entiendo bien el documento de la decisión judicial, dicen que no lo saben bien. Y esto es importante desde el punto de vista legal alemán, porque el delito de malversación necesita que hayas causado un daño a las arcas públicas. Si solo ha usado fondos privados… No habrá delito por malversación. España tiene que demostrarlo. Y por eso los jueces alemanes han pedido más información. Por el momento, no tienen respuesta, esperarán unos días y entonces veremos.

Jurista alemán: “Creo que es muy probable que se extradite a Puigdemont”

P. ¿Hace falta que haya habido un beneficio personal para considerarlo malversación según la legislación alemana?

R. No, no es necesario. No hace falta que tengas un beneficio para ti mismo para considerarlo malversación, pero sí causar un perjuicio a las arcas públicas.

P. Los jueces han pedido ahora a España más documentación… ¿Cómo será el proceso?

R. Hay 60 días para tomar una decisión desde el momento del arresto, que fue hace dos semanas. Y luego es posible que Puigdemont vaya a Karlsruhe, al Tribunal Constitucional Federal, y alegue que es inconstitucional. Quizá, no sabemos qué pasará, depende de los resultados, pero es lo que creen muchos abogados si finalmente se decide su extradición. Y entonces volveremos a tener el debate político sobre si es un perseguido político o no.

Es posible que Puigdemont vaya a Karlsruhe, al Tribunal Constitucional Federal, y alegue que es inconstitucional

P. ¿Qué piden los jueces al Gobierno español que aporte?

R. Documentos, información… Quizá sea suficiente si el juez español dice, "vale, en los presupuestos había en esta partida 1,7 millones de euros que se han usado para esto”. La decisión no es fácil, y creo que intentan llegar a la mejor solución. El documento judicial son 60 páginas, no es sí o no, están discutiendo todo y hace falta más información y dependerá de lo que se aporte.

P. ¿Cuánta gente trabaja en el caso?

R. Entre tres y cinco, no estoy seguro, normalmente son tres y creo que en este caso también. Hacen un trabajo muy duro, y la interpretación de la violencia en el delito de alta traición está muy acotada.

P. ¿Y qué cree que pasará?

R. Por el momento, creo que es muy probable que finalmente sea extraditado basándonos en lo que se considera malversación. Es muy probable, no es seguro, pero sí creo que es muy probable.

Además, creo que otro aspecto interesante que está pasando desapercibido es que los jueces de Schleswig-Holstein tienen claro que no es perseguido político. Así lo han recogido en el documento, no es un tema político.

P. Se ha puesto en duda si los jueces alemanes debían o no entrar en la forma en que se ha cometido el delito, ¿hicieron bien?

R. Creo que sí, es la manera en la que, en los casos de extradición, se busca el requisito de la doble incriminación. El problema es que no tenemos precedentes de alta traición. La última vez que los jueces hicieron juicios de alta traición fue en los años cincuenta. Son muy antiguos. Por eso han usado otro caso de otro crimen que no es igual pero sí similar, el del aeropuerto de Fráncfort*. En ese caso, los jueces dijeron que hacía falta que hubiese un alto nivel de violencia para generar la capitulación de las autoridades.

*El caso del aeropuerto de Fráncfort en el que se han basado los jueces de Schleswig-Holstein data de 1983 y hace referencia a las protestas que tuvieron lugar por la ampliación del aeropuerto de la ciudad que fueron convocadas por un activista y generaron violentos enfrentamientos con las autoridades. El acusado fue finalmente absuelto.

Puigdemont, en la rueda de prensa del pasado viernes en Berlín. (EFE)
Puigdemont, en la rueda de prensa del pasado viernes en Berlín. (EFE)

P. ¿Hay muchos casos de malversación en Alemania?

R. Sí, no sé cuántos exactamente, pero desde los noventa ha habido varios. Algunos con políticos, que han usado dinero para inversiones de riesgo. Ahora mismo hay un caso pendiente, el de la alcaldesa de Pforzhem, que cogió dinero no para su beneficio pero sí para la ciudad. Quiso aumentar el presupuesto de la ciudad, pero era muy arriesgado y acabaron perdiendo dinero. Y en Berlín también ha habido casos de banqueros, políticos… O un ministro que dio dinero a un equipo de fútbol, directores...

P. ¿Cree que este caso marca un precedente en el principio de confianza legislativa entre países de la Unión Europea?

R. No, no lo creo. Es una cuestión de doble incriminación. Si vemos la ley europea, hay dos categorías de detenciones. Por un lado, una basada en una lista que tiene 32 tipos de delitos para los que no hace falta que sea crimen en los dos países para que haya extradición. En esa lista no figuran alta traición o rebelión, así que para el resto de casos, los estados miembros pueden usar el principio de doble incriminación [que sea delito en los dos]. No es un problema, es el resultado de cómo es la ley europea.

P. ¿Cuánta influencia está teniendo la presión política y diplomática en las decisiones judiciales?

R. Es difícil de decir, es probable que los políticos intenten hacer presión en la opinión del tribunal, pero no es normal que presionen a los jueces. Si ves las decisiones, el fiscal dijo que lo podían extraditar por rebelión y los jueces dijeron que no, así que no creo que haya habido una presión en los jueces, en mi opinión es prácticamente imposible.

Quizá lo hubieran hecho con el fiscal, pero no decidió en el sentido de los políticos. Viendo lo que ha dicho la ministra… Parece estar bien con la decisión y si hubiese ejercido presión, que no creo, habría sido al fiscal.

No estoy muy contento de que la ministra de Justicia haya dicho algo sobre el tema. Habría sido mejor esperar la decisión final. Los jueces deben buscar evidencias y si tienen suficientes, deciden. No es una cuestión en la que deban entrar los políticos si queremos tener independencia en los tribunales.

No estoy muy contento de que la ministra de Justicia haya dicho algo sobre el tema

P. ¿Debería España mantener la euroorden?

R. Es una pregunta más bien para España, porque es una cuestión táctica. Aunque no tendría mucho sentido acusar a unos de rebelión y a otros solo de malversación. No creo que lo hagan, pero todo puede ser.

P. Y si finalmente se ve que fue dinero público y se le extradita, ¿sería un problema diplomático?

R. Es posible, es difícil de decir. No ayuda tener eso en mente, porque tenemos que pensar que la Justicia es un instrumento legal, no político. En mi opinión, está mal tener problemas políticos con cada decisión judicial. Pero sí parece probable que tengamos problemas diplomáticos, aunque personalmente espero que no.

La prisión de Neumünster donde el 'expresident' de la Generalitat ha estado dos semanas detenido. (EFE)
La prisión de Neumünster donde el 'expresident' de la Generalitat ha estado dos semanas detenido. (EFE)

P. Leí una entrevista con usted en la que parecía bastante seguro de que se le extraditaría por rebelión, ¿le sorprendió?

R. Sí me sorprendió un poco, pero no tenía detalles de la situación. No estaba seguro de cómo se iba a interpretar, pero tengo que aceptar la decisión. Quizá lo hubiera hecho de otra manera.

P. ¿Qué habría hecho?

R. Creo que habría aceptado rebelión, pero bueno, no tenía todos los detalles.

P. Si finalmente es procesado por malversación, solo podrá ser juzgado en España por ese delito…

R. Normalmente sí, pero sería posible que Alemania diera permiso para juzgarle por otro caso. Es posible, pero no puedo imaginar que alguien en Alemania esté dispuesto a hacerlo. En legislación internacional, lo normal es que solo puedes juzgar a una persona por un crimen una vez, y creo que es lo que pasará.

P. ¿Por qué es tan complicado para los jueces este caso?

R. Sobre todo porque no tenemos precedentes recientes. Y fue difícil encontrar otros casos, más que el tema político.

La opinión pública en Alemania no estará muy contenta si finalmente hay extradición

P. ¿Considera que Alemania podría haber actuado de otra manera durante el 'procés'?

R. Hablando con otros colegas —y no digo que lo comparta—, parece que el Gobierno de Rajoy no es muy popular. Piensan que está anticuado y no coinciden en muchas cosas. Y hay un componente histórico. Muchos políticos de izquierdas son muy activos y alegan que la Alemania nazi entregó a España al primer ministro de la Generalitat [Lluís Companys] a Franco después de la ocupación de Francia. Y eso pesa.

Muchas veces me preguntan en entrevistas si se puede superar eso, y digo que sí, que ya no estamos en una dictadura, ahora tenemos derechos y debemos cooperar, pero es difícil. Y creo que es difícil también porque en Alemania hemos visto las imágenes del 1 de octubre. Y con esas imágenes en mente, creo que mucha gente piensa que es la persona incorrecta la que está siendo acusada de violencia. Mucha gente en Alemania no está interesada en la independencia de Cataluña, pero con el ambiente político, hay una tendencia de no llevar a los políticos catalanes a los tribunales. No es mi opinión, pero veo esa postura. Y también lo que dijo el secretario del Partido Popular de hacer lo mismo que la otra vez [con Companys]… Con esa atmósfera, mucha gente piensa que hay que ayudarles y no ser herramientas de Rajoy.

P. ¿Hay entonces una presión social?

R. La opinión pública en Alemania no estará muy contenta si finalmente hay extradición. Hay una presión de la opinión pública, siendo honestos. No tanto política, sino pública. Pero ya hemos visto que para el fiscal no ha habido consecuencias…

Además, también pesa que Puigdemont pasó por Finlandia y Dinamarca y en la última frontera, aquí, le cogieron y lo llevaron a prisión. Y mucha gente cree que no es nuestro problema y no deberíamos asumirlo. Pero tenemos que tener en cuenta que hay una euroorden y tenemos que lidiar con ella de la misma manera que hacemos con otras, de una manera legal y no política.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios