considera que en la euroorden falta concreción

Alemania pide concretar la malversación y descarta motivos políticos en los cargos

"No hay indicios de que, entre los actos criminales que las autoridades españolas imputan al acusado, haya cargos que se le atribuyan con intención de detenerle por motivos políticos"

Foto: El expresidente catalán Carles Puigdemont ofrece una rueda de prensa en Berlín. (EFE)
El expresidente catalán Carles Puigdemont ofrece una rueda de prensa en Berlín. (EFE)

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein ha pedido a la Justicia española que envíe información adicional sobre la acusación de malversación de fondos públicos contra el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, al considerar que en la euroorden falta concreción. "No contiene una descripción suficiente de las circunstancias en las que se produjo el delito con la necesaria concreción de la acusación que permita asociarlo de manera suficiente a los hechos que se le imputan", subraya la Audiencia en el auto emitido el pasado viernes y difundido este lunes.

[ACTUALIZACIÓN: La Justicia alemana decide extraditar a Puigdemont, pero solo por malversación]

Asimismo, la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein ha descartado que en el pedido de la Justicia española para la extradición de Puigdemont exista una "motivación política". "No hay indicios de que, entre los actos criminales que las autoridades españolas imputan al acusado, haya cargos que se le atribuyan con intención de detenerle por motivos políticos", subraya el auto, por lo que se rechazan tales argumentaciones de su defensa.

El documento llega a esta conclusión tras establecer que es "sin duda necesario examinar" una eventual existencia de impedimentos a la extradición en el caso de que esta pueda deberse a "actuaciones hostiles" al Estado. También constata que ese examen debe realizarse cuando, pese al carácter criminal de los delitos imputados, el acusado esté amenazado de sufrir una persecución mayor de la que le correspondería por "razones políticas".

Tras descartar que se den estas circunstancias, destaca a continuación la relación de "confianza" y "reconocimiento mutuo" existente entre los estados miembros, factores en los que se fundamenta la creación de un "espacio de libertad, de seguridad y de derecho". "Salvo en situaciones excepcionales, se da por sentado que el resto de los estados miembros respeta el derecho comunitario y observa los valores fundamentales establecidos", concluye ese apartado de la resolución.

La Audiencia admitió que el peligro de fuga persiste y le impuso una fianza de 75.000 euros, así como la condición de fijar un domicilio en Alemania

La Audiencia de Schleswig-Holstein, el Land alemán por el que Puigdemont entró en Alemania el pasado 25 de marzo y donde fue detenido, descartó en su resolución del pasado viernes el delito de rebelión y decretó su libertad condicional mientras estudia su entrega por malversación. El tribunal se desmarcó así en parte del escrito presentado el martes por la Fiscalía General de ese estado federado, que había respaldado en todos sus puntos la petición cursada por España y solicitado mantener en prisión a Puigdemont por riesgo de fuga.

La Audiencia admitió que el peligro de fuga persiste, por lo que le impuso una fianza de 75.000 euros, así como una serie de condiciones adicionales, como la de fijar un domicilio en Alemania, presentarse una vez por semana a la policía y no salir del país.

La ministra de Justicia habla de "malentendido"

El Ministerio alemán de Justicia informó este lunes de que su titular, Katarina Barley, habló ayer con su homólogo español, Rafael Catalá, para aclarar el "malentendido" por sus comentarios sobre la decisión de la Justicia alemana en la extradición de Puigdemont. El portavoz del Ministerio de Justicia, Piotr Malachowski, aseguró en una rueda de prensa rutinaria que Barley "no tomó ni va a tomar postura" sobre un proceso judicial en marcha, que "no hubo declaraciones autorizadas" de la ministra y que hay que esperar a lo que decida la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein.

El diario 'Süddeutsche Zeitung' publicó el viernes que la ministra calificó de "absolutamente correcta" la decisión de la Audiencia de descartar el cargo por rebelión, el principal delito por el que el Tribunal Supremo español ha procesado al líder soberanista, y manifestó que "la esperaba". Además, señaló según ese rotativo que España tendrá que explicar por qué acusa a Puigdemont de malversación de fondos en relación a la organización del referéndum del 1 de octubre, algo que consideró que "no será fácil".

El Ejecutivo en Berlín, concluyó el portavoz, ha apoyado a Madrid con una "clara postura", como responsable de garantizar el "orden constitucional"

Por último, Barley opinó que era preciso empezar a "hablar también de los componentes políticos" del proceso. Fuentes del 'Süddeutsche Zeitung' aseguraron a EFE tras esta rueda de prensa que estas declaraciones se produjeron en un encuentro confidencial de la ministra con medios alemanes. "No hubo posicionamiento y no habrá posicionamiento", reiteró hasta en tres ocasiones el portavoz de Justicia, quien evitó responder pese a la insistencia de los periodistas si Barley dijo o no las palabras que le atribuye ese periódico.

Tampoco contestó a preguntas directas sobre las declaraciones relativas a los "componentes políticos" o su valoración. Por su parte, el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, aseguró que el Gobierno de Alemania no tiene "expectativas políticas" con respecto al proceso político y que en ningún momento se ha puesto o prevé ponerse en contacto con Puigdemont.

Berlín, agregó Seibert, tiene el "convencimiento de que el conflicto catalán puede y debe resolverse dentro del marco de la Constitución y del orden legal español", y la "esperanza" de que "dentro de la política española hay movimiento en dirección a una reconciliación" y que esa sea la "intención" de todos los actores. "Pero eso se lo dejamos a España, a sus actores políticos y a su orden político", añadió Seibert, quien recordó que el Gobierno alemán sigue considerando el conflicto como una "cuestión interna" de España, un "Estado de derecho democrático".

El Ejecutivo en Berlín, concluyó el portavoz, ha apoyado a Madrid en los últimos meses con una "clara postura", como responsable de garantizar el "orden constitucional" en España.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios