ESTE JUEVES TORRENT PODRÍA CONVOCAR EL PLENO

JxCAT y ERC intentarán investir 'president' a Jordi Turull en plena Semana Santa

Su investidura se celebrará, posiblemente, en los próximos días, casi seguro en Semana Santa, para evitar que el Tribunal Constitucional se meta en el asunto y tome medidas

Foto: Jordi Turull, el último candidato al Govern de JxCAT. (EFE)
Jordi Turull, el último candidato al Govern de JxCAT. (EFE)

Junts per Catalunya (JxCAT) y ERC tienen ya pactado que el exconsejero de Presidencia Jordi Turull sea el nuevo presidente de Cataluña. Turull era el candidato mejor posicionado para sustituir a Carles Puigdemont y a Jordi Sànchez. Los independentistas esperaron hasta el último minuto para poner encima de la mesa del nombre del candidato definitivo, a la espera de desgastar al 'Estado español' con la candidatura del 'preso político' Sànchez. Sabían que no podía ser, pero hasta el presidente del Parlament, Roger Torrent, anuló el anterior pleno de investidura en base a una mentira que todos conocían: aseguró que Jordi Sánchez iba a acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, cuando todos sabían que eso era falso, puesto que su demanda sería rechazada al no haber agotado las instancias judiciales españolas. Hasta el más bisoño de los abogados conocía esta circunstancia.

Pero el propio Sánchez se autoconvirtió en el último 'ángel caído' ante el juez Pablo Llarena este martes, durante la sesión para determinar la decisión sobre su excarcelación. El expresidente de la ANC aseguró al magistrado que piensa renunciar a su acta de diputado y volver a la docencia. De este modo, los independentistas ya tienen luz verde para afianzar otra etapa en su caótica hoja de ruta. De hecho, antes de conocer que Sànchez arroja la toalla de la política, ya sabían que el alto tribunal no le permitiría salir de la cárcel para ser investido presidente, por lo que tenían preparado a Jordi Turull: su investidura se celebrará, muy posiblemente, en los próximos días, casi seguro en plena Semana Santa, para evitar que el Tribunal Constitucional se meta en el asunto y tome medidas.

JxCAT y ERC intentarán investir 'president' a Jordi Turull en plena Semana Santa

En otras palabras: no quieren que los tribunales españoles marquen el ritmo de la política catalana. El diputado republicano Joan Tardà reconoció en la mañana de este martes que en los próximos días habrá sesión de investidura y que esta será "antes de las vacaciones de Semana Santa". Pero falta atar importantes flecos, entre ellos el candidato definitivo y la luz verde de la CUP, sin cuyos votos no puede haber 'president' soberanista.

La exconsejera de Agricultura, Meritxell Serret, explicó este martes por la mañana, en una entrevista en la radio pública catalana, que el nombre de Jordi Turull fue puesto por JxCAT sobre la mesa este lunes como sustituto de Sànchez. Poco después se desdecía, argumentando que la habían confundido las informaciones "de la prensa" y que el candidato seguía siendo Jordi Sànchez. En aquellos instantes, este último se encontraba en las dependencias del Supremo diciendo al juez Pablo Llarena que dejaba su escaño. Y el portavoz adjunto de JxCAT, Eduard Pujol, insistía minutos más tarde con que el único portavoz es el expresidente de la ANC, disculpando de nuevo el 'lapsus' de la consejera. Y es que en las filas independentistas lo que impera es el caos total y nadie sabe lo que hace su compañero de filas.

Turull, depositando su voto durante el pleno de constitución que dio inicio a la XII Legislatura. (EFE)
Turull, depositando su voto durante el pleno de constitución que dio inicio a la XII Legislatura. (EFE)

¿Un candidato efímero?

Pero lo cierto es que, en estos momentos, insistir en la investidura de Sànchez no tenía ya sentido alguno, de modo que el independentismo tuvo que volcarse en otro candidato. Turull, representante del PDeCAT, pero que goza de cierta confianza de Carles Puigdemont, puede ser un candidato efímero, pero esa es una baza que el soberanismo quiere jugar a su favor.

No hay que olvidar que el exconsejero está siendo investigado por rebelión, lo mismo que todo el Govern de Puigdemont. Además, está en libertad bajo fianza y puede ser inhabilitado para ocupar cargos públicos en el plazo de unos meses. En realidad, eso es lo que le interesa al independentismo. Primero, buscaba la investidura de Puigdemont para poder denunciar que el 'president' electo estaba en el 'exilio'; luego, buscaba la investidura de Sànchez para poder denunciar que el 'president' electo estaba en la cárcel; ahora tendrá la oportunidad de lanzar una nueva protesta si se inviste a Jordi Turull y más tarde es inhabilitado. Aunque es una circunstancia muy previsible, el independentismo no desaprovechará la ocasión para poner de nuevo el grito en el cielo acusando al Estado español de que a Cataluña no le dejan tener a un 'president' electo.

La estrategia de los independentistas es alargar en lo posible el mantenimiento de sus sucesivos candidatos para desgastar al Gobierno central y eso es lo que están haciendo. De ahí que la metedura de pata de Serret sentase a cuerno quemado, puesto que la candidatura de su sustituto solo debe hacerse cuando se cierren todas las puertas para el último candidato, en este caso Sànchez. Así, en esta misma semana se prepara el lanzamiento del nuevo presidenciable para que pueda convocarse un pleno y ser investido cuanto antes.

Ahí entra en juego la capacidad negociadora de JxCAT, que ha de convencer a la CUP para que le preste al menos dos diputados, ya que los 'exiliados' en Bélgica Carles Puigdemont y Toni Comín se niegan a dejar su cargo de diputado y su salario público. Por tanto, dependen de los anticapitalistas para sacar adelante a un 'president' soberanista. Pero también es cierto que Turull, al ser un claro representante del PDeCAT y de la antigua Convergència no es del agrado de los 'cuperos'. Por eso, se han barajado otros nombres de la lista de JxCAT para tomar el testigo del relevo, desde Elsa Artadi hasta el propio Eduard Pujol pasando por Quim Torra. Pero la verdad es que Turull es un 'peso pesado' de la política catalana, un dirigente con experiencia y que sabe marcar perfil propio y conoce como nadie los entresijos parlamentarios y la complicada tramoya de los hilos del poder. Es, de momento, el mejor posicionado para coger las riendas de la maltrecha comunidad y poner la maquinaria de la Administración a funcionar.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios