purgar a bosch y dar a la edil una gran mayoría

Junqueras ofrece a Colau la cabeza del líder de ERC en Barcelona si pone las urnas el 1-O

El líder de ERC intenta 'comprar' el apoyo de la alcaldesa de la ciudad condal al referéndum ilegal y le prometió el apoyo de sus ediles y neutralizar a su 'bestia negra' en el consistorio

Foto: El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (c), junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d), y el vicepresidente, Oriol Junqueras. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (c), junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d), y el vicepresidente, Oriol Junqueras. (EFE)

El vicepresidente del Gobierno catalán y presidente de ERC, Oriol Junqueras, ofreció a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, un apoyo tácito de su partido y la neutralización del líder republicano en el consistorio, Alfred Bosch, a cambio de que la alcaldesa se avenga a poner urnas en la capital catalana el próximo 1 de octubre, el día del supuesto referéndum independentista. El ofrecimiento no es gratuito: Bosch es la auténtica bestia negra de la alcaldesa. “En realidad, se odian: el republicano, porque Colau está continuamente haciendo una opa sobre el electorado de Esquerra; y la alcaldesa, porque por culpa de Bosch no ha podido aprobar apenas ninguno de sus proyectos, ya que no tiene suficientes apoyos políticos”, dicen algunas fuentes consultadas.

Según fuentes municipales, la oferta se realizó hace algunas semanas, antes de las vacaciones. “La propuesta era poner la cabeza de Alfred Bosch encima de la mesa a cambio de las urnas”, enfatizan las fuentes. Bosch, exdiputado de ERC en el Congreso de los Diputados, se lleva muy mal con Colau y el equipo de gobierno de los comunes, hasta el punto de ser considerado el líder de la oposición, aun cuando ese honor le correspondería al convergente Xavier Trias.

El portavoz municipal de ERC, Alfred Bosch. (EFE)
El portavoz municipal de ERC, Alfred Bosch. (EFE)

El tema del ‘intercambio de cromos’ fue también tratado, al parecer, en la cena que mantuvieron Oriol Junqueras y Pablo Iglesias en casa de Jaume Roures el sábado 26 de agosto, desvelada en exclusiva por El Confidencial. La apertura de urnas en Barcelona es un tema que, para los republicanos, está a la altura, según las fuentes consultadas, de otros temas cruciales tratados en la misma cena: el apoyo al 1-O y a la aprobación de las leyes de ruptura, planteados por Junqueras a Iglesias.

La maniobra del presidente de Esquerra no es baladí. Sabe que Colau está necesitada de apoyos, ya que solo cuenta con un acuerdo de legislatura con el PSC (de hecho, los 11 concejales que tiene Barcelona en Comú, la coalición que ganó los comicios en las últimas municipales, solo son apoyados por los cuatro concejales socialistas, encabezados por Jaume Collboni).

Con los cinco concejales que podría aportar ERC, de hecho, la alcaldesa podría llegar a 20 escaños, lo que le dejaría a las puertas de la mayoría absoluta (Barcelona tiene 41 ediles, por lo que la mayoría se sitúa en 21), pero con la ventaja de que entre los opositores hay fuerzas tan dispares como la CUP, el PP, la antigua Convergència o Ciudadanos, que difícilmente harán frente común contra el equipo de gobierno. Y, desde luego, sería una situación muy diferente a la precaria mayoría de 15 escaños actuales, que ya son igualados, por ejemplo, por un acuerdo entre ERC y el PDeCAT, que tiene 10 ediles.

Advertencias socialistas

De este modo, eliminado Bosch y con el apoyo implícito de los republicanos, los comunes pueden gobernar plácidamente los casi dos años que restan hasta las siguientes municipales. “Bosch es la bestia negra de Colau en el ayuntamiento y están deseando sacárselo de encima. Con el ofrecimiento, Junqueras se lo pone fácil, pero han de dar algo a cambio, que es su colaboración con el referéndum y que se dejen de ambigüedades”, explican las fuentes consultadas. Otras fuentes apuntan a que la propia alcaldesa ha estado presionando a Esquerra “para que Bosch cambiase su actitud. Y algo ha debido de haber, porque en los últimos tiempos al republicano se le ha visto mucho más pasota e incluso con notables ausencias en actos importantes”.

Junqueras ofrece a Colau la cabeza del líder de ERC en Barcelona si pone las urnas el 1-O

Precisamente ayer la alcaldesa admitió por primera vez que podría poner urnas. Y el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, le advirtió sobre las consecuencias del 1 de octubre. El dirigente socialista afirmó que ningún alcalde de su formación se saltará la ley colaborando con los organizadores del referéndum ilegal. “Es tiempo de claridad: queremos oír de Ada Colau y de los comunes si votarían sí o no en el engaño del 1-O”, subrayó.

Los socialistas ya han hecho pública su estrategia: abandonarán el hemiciclo si los independentistas fuerzan la modificación del pleno de mañana miércoles e introducen por sorpresa la aprobación de la ley del referéndum, ya que “lo que quieren hacer ahora es de una gravedad sin parangón”. Illa se queja de que aprobar la ley sin permitir el debate parlamentario es también “un ataque a los derechos de los diputados”.

Su partido también pedirá al Consejo de Garantías Estatutarias (CGE) un dictamen sobre esa ley, lo que debería ser aceptado por los independentistas, aunque estos prefieran vulnerar todas las legalidades (incluidas las leyes propias de Cataluña) para imponer su estrategia. Por ello, el secretario de Organización del PSC insistió en que todo el ‘procés’ tiene “graves taras democráticas porque no se cumplen ninguno de los requisitos fijados por la Comisión de Venecia para que un referéndum se reconozca internacionalmente”. Otra cosa es que ello importe a los independentistas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios