ya no se fía del sistema de Voluntarios

Puigdemont permitirá la "objeción" para que sólo funcionarios fieles vigilen su consulta

La Generalitat quiere dar la mayor apariencia de "legalidad" a su referéndum, pero tiene un plan: será en domingo, para mayores de 18 años y supervisado por funcionarios

Foto: El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (Efe)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (Efe)

La CUP atornilla de nuevo al presidente catalán, Carles Puigdemont, 48 horas después de decidir aprobar sus cuentas para que pueda convocar el referéndum independentista en septiembre próximo como fecha tope. El portavoz de la formación anticapitalista, el exdiputado Quim Arrufat, reclama que el Gobierno catalán “acredite específicamente a personal para el referéndum unilateral”. Así lo expresó en una entrevista ayer a la emisora pública Catalunya Ràdio.

“Sabemos que ése es un punto débil, porque puede haber un legítimo boicot de funcionarios que no están de acuerdo en la convocatoria unilateral de referéndum –explicó Arrufat-. Por tanto, no podemos arriesgarnos a utilizar el método del voluntariado [como ocurrió en el 9N], que normalmente está formado por los partidarios de que el referéndum se convierta en un sí y por tanto no sería conveniente tener a este personal en todas las mesas. En el otro extremo hay el de obligar a todos los funcionarios, de forma aleatoria, a participar. Pero en medio hay toda una escala de grises que se utilizan en muchos procesos electorales”. Una de las fórmulas sería “personal acreditado por la Generalitat”, según unos baremos “que no sean ideológicos, sino de operatividad”.

Promoción de la anterior consulta soberanista. (Efe)
Promoción de la anterior consulta soberanista. (Efe)

Fuentes independentistas señalaron a El Confidencial que el ‘Govern’ estudia la planificación del referéndum similar al de cualquier otra cita electoral. “A los componentes de las mesas electorales se les enviará una carta pero con la novedad de que incluirá una casilla para que puedan ejercitar la objeción de conciencia”. Es lo más parecido al método expuesto por Arrufat.

En resumen: para dar apariencia de seriedad y de imparcialidad, tendría que ser una consulta organizada con una apariencia de pluralidad. De ahí que Arrufat insistiese en que “el referéndum se ha de celebrar con los estándares internacionales más recomendables por el Consejo de Europa. Uno de los elementos es que ha de ser lo más parecido posible a unas elecciones normales. Otra cosa es que se votará en domingo, en el horario normal de elecciones y tendrán derecho a voto los mayores de 18 años. También se tendrá en cuenta el tipo de censo, de colegio y de urna”. El portavoz ‘cupero’ admitió que el Gobierno catalán ya dispone de un censo electoral que sólo tiene que verificar. Lo mismo dejó entrever también el vicepresidente Oriol Junqueras en otra entrevista en RAC1.

Referéndum sorpresa

Pero como el mejor ataque ha de basarse en la sorpresa, los independentistas se guardan un as en la manga: la celebración de un referéndum sorpresa. La CUP es partidaria de adelantar la consulta a antes del verano porque “la tensión judicial irá en aumento” y se da por hecho que los promotores del 9N en el 2014 serán inhabilitados (el ‘expresident’ Artur Mas, la exvicepresidenta Joana Ortega y la exconsejera de Educación, Irene Rigau), así como la presidenta del ‘Parlament’, Carme Forcadell. La sorpresa, pues, es una de las armas secretas del independentismo catalán frente al Estado español. “Lo que no vamos a hacer es dar pistas sobre nuestras intenciones, porque el Estado también juega al despiste”, dice a El Confidencial un alto cargo de Junts pel Sí (JxS), la plataforma que agrupa al Partit Demòcrata Europeu (PDeCAT) y a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

Movilización con motivo de la declaración de Forcadell. (Efe)
Movilización con motivo de la declaración de Forcadell. (Efe)

Sergi Sabrià, portavoz de ERC, señala también a El Confidencial que “nuestro objetivo es celebrar el referéndum en el mes de septiembre. Ésa es nuestra primera opción. Pero ante la posibilidad de que Forcadell sea inhabilitada, debemos tenerlo todo a punto cuanto antes”. O sea, el tempo del referéndum “depende de la justicia española”, porque una decisión judicial que inhabilite a un cargo electo puede “precipitar” los acontecimientos.

Desde la sociedad civil también se vería con buenos ojos un adelanto del referéndum. “Cuanto antes, mejor”, escenifica una fuente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) a este diario. Precisamente ayer, la ANC, junto con Òmnium Cultural, la Asociación de Municipios por la Independencia (IAMI) y la Asociación Catalana de Municipios (ACM) han puesto en marcha la campaña internacional Love Democracy para “hacer visibles los agravios que padecen las instituciones catalanas por parte del Estado español”. El objetivo, asegura la ANC, es “poner a Cataluña en el dentro de la defensa más firme de la democracia, con un clamor conectado al mensaje de la Revolución de las Sonrisas”.

Las entidades cívicas están preparadas para “reconvertir las campañas Fent Futur y Love Democracy en una campaña por el sí inmediatamente en caso de que se convoque un referéndum sorpresa. Y también ultiman los detalles de una gran campaña genérica por el sí a la independencia que sufragarían entre las cuatro entidades”.

Movilización para presionar a los jueces

Estas entidades ya tienen preparadas a 15.000 personas y a 50 autocares para sitiar el tribunal que a partir del 6 de febrero juzgará Mas, Ortega y Rigau. Desde esas organizaciones, se lanzó una campaña para que los independentistas pidan un día de fiesta en el trabajo con el fin de asistir a la concentración frente a los juzgados. Incluso desde el Gobierno se alienta que los funcionarios pidan día de fiesta para manifestarse a favor de los encausados. “Por dignidad de país, será mucha la gente que les querrá dar apoyo”, dijo la consejera de Gobernación, Meritxell Borràs.

Estas entidades ya tienen preparadas a 15.000 personas y a 50 autocares para sitiar el tribunal que juzgará Mas, Ortega y Rigau

Las declaraciones del exjuez Santiago Vidal, por otro lado, siguen coleando. Sociedad Cívica Catalana, entidad antiindependentista presentó una denuncia en Fiscalía contra Vidal, Lluís Salvadó (actual secretario de Hacienda) y Carles Mundó (consejero de Justicia)., después de que el senador republicano admitiese en sus charlas por toda Cataluña que el ‘Govern’ había conseguido datos fiscales de todos los catalanes ilegalmente y de que asegurase que la Generalitat había investigado a los 800 jueces de esta comunidad, por lo que los independentistas saben que pueden contar con 300 de ellos. También Vox presentó una denuncia contra Puigdemont, Junqueras, Vidal, Mundó y Salvadó.

Por su parte, el líder del PP en Cataluña, Xavier García Albiol, volvió a pedir a Puigdemont que si lo que dijo Vidal era falso, debería denunciarlo ante la justicia, mientras que el PSC ha pedido ya la comparecencia de Junqueras, Borràs, Mundó, Jordi Jané (consejero de Interior), Raül Romeva (consejero de Exteriores) y Vidal en la Comisión de Asuntos Interdepartamentales, mientras que pide la de Junqueras y Salvadó en la comisión de Economía.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios