arufat advierte de que el apoyo depende de celebrar la consulta

La CUP prestará dos votos a Puigdemont para que apruebe sus presupuestos

El consejo político aprobó este sábado las cuentas de la Generalitat para este año por una amplia mayoría de 39 votos a favor, 22 en contra y 2 abstenciones

Foto: La Asamblea de la CUP decide avalar las cuentas del Govern. (EFE)
La Asamblea de la CUP decide avalar las cuentas del Govern. (EFE)

Fumata blanca para el presidente catalán, Carles Puigdemont. Tras medio año de paralización, escarceos e incertidumbres, la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) ha dado luz verde a los presupuestos de la Generalitat para 2017. Las presiones del Gobierno, del Partit Demòcrata Europeu (PDeCAT) y de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) surtieron efecto: amenazaban con suspender el ‘procés’ si los anticapitalistas no apoyaban las cuentas, por lo que se celebraría el referéndum independentista y, al final, lograron su objetivo: el sí de la CUP en el Parlamento. “Es un sí condicionado. Es un sí al referéndum, al ‘procés. Pero no es un sí a los presupuestos, porque estos presupuestos no son nuestros, no son los que necesita el país, ya que se mantienen las desigualdades y los privilegios de 35 años de autonomismo”, justificó luego Quim Arrufat, portavoz del secretariado de la CUP

Para ello, los anticapitalistas prestarán a Junts pel Sí (JxS) dos votos, mientras que los restantes 8 diputados de la CUP se abstendrán. DFE esa manera, el Gobierno puede contar con 64 votos favorables, mientras que la oposición suma sólo 63 escaños. Es una decisión salomónica que no fue fácil. El Gobierno catalán cedió en casi todos los puntos que pedían los anticapitalistas excepto en la subida del IRPF a las rentas de más de 60.000 euros anuales. A pesar de ello, desde el Ejecutivo aseguran que son los “presupuestos más sociales de la historia de Cataluña”, ya que el 77% del dinero se dedica a temas sociales.

Pero eso no es suficiente. Arrufat advirtió al Gobierno que el referéndum debe estar convocado para septiembre e incluso en mayo hay de tener listas las estructuras de Estado por si hay que adelantarlo debido a inhabilitaciones de cargos públicos. En caso de que no se convoque el referéndum, la CUP retirará el apoyo al Gobierno forzando nuevas elecciones. “El Gobierno ha estado parado demasiado tiempo. Debemos salir del régimen autonomista y construir la RepÚblica catalana libre, social y soberana. Por ello, no podemos permitir que haya otro 9N, sino estar preparados para convocar el referéndum en cuanto convenga”. También admitió que la CUP y el Gobierno catalán tienen “mecanismos conjuntos” que trabajan exclusivamente en la celebración del referéndum, con el objetivo de “que todo esté listo en el mes de mayo por si es necesario convocarlo antes del verano”.

Los chantajes del Gobierno

Arrufat criticó que “venimos de una tradición de chantajes”. Y enumeró el primero, de Artur Mas, exigiendo que hubiese una candidatura conjunta de Convergència con ERC para el 27 de septiembre del 2015, tras el fiasco del 9N (la pseudoconsulta organizada el 9 de noviembre de 2014). El segundo chantaje fue el convocar elecciones autonómicas en septiembre del 2015 en vez de unas “elecciones plebiscitarias”. Y el tercer chantaje, la amenaza de convocar elecciones ahora si la CUP no da luz verde a los presupuestos. “Estos chantajes no hacen bien al proceso ni al referéndum. Por eso el sí a los presupuestos es una vía abierta al referéndum. ¡Basta de poner piedras en nuestro camino!”.

La diputada Eulàlia Reguant, por su parte, aseguró que, a pesar de la luz verde a las cuentas de Puigdemont, “nuestras enmiendas están vivas aún y hay tiempo para modificaciones y para convertir estos presupuestos en los presupuestos que necesita el país. En estos momentos hacen falta políticas valientes, políticas de redistribuciones y políticas de reprivatizaciones, que no están”.

Quim Arrufat señala que el apoyo a unas cuentas "que no reducirán la desigualdad" sirve para dejar el "camino libre" a celebrar la consulta en septiembre

La diputada subrayó que el Gobierno catalán “debería explicar a la ciudadanía “porqué no es posible subir impuestos a las rentas más altas, porque aún no han dado explicaciones”. El proceso de votación en el seno de la CUP no ha estado lejos de tensiones, a pesar de que Arrufat subrayó que la organización “ha estado a la altura, ofreciendo un debate sereno y alejándose del espectáculo público. Fuese cual fuese el resultado, sin embargo, el proceso de la CUP ha significado la victoria de la radicalidad democrática interna”.

Desde el martes pasado, y hasta este viernes, las 13 asambleas territoriales de la CUP se fueron reuniendo para discutir los números elaborados por el vicepresidente y consejero de Economía, Oriol Junqueras. Ahí se notó alguna ‘mano oscura’. “En Barcelona, por ejemplo, Endavant, o sea, los duros, domina en Gracia, Eixample derecho, Sant Martí, Nou Barris y Horta, mientras que el sí domina en Poble Sec, Sants y Ciutat Vella. Y la asamblea se realizó en Horta, para dificultar la asistencia de los de Poble Sec [dos barrios que están en extremos opuestos]. En el Baix Llobregat, comarca favorable también al no, pasa algo más de lo mismo y la asamblea se celebró en Gavà, donde la minoría es del sí”, añaden las fuentes internas consultadas. Pero también es cierto que hay comarcas donde el sí gana con claridad, como Girona. Y otras donde el no era mayoritario pero se acordó dar luz verde a los presupuestos para no dinamitar el ‘procés’. Así, los partidarios del sí coparon 39 votos, frente a los 22 de los partidarios del no y dos abstenciones

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios