DE CARA A LA APROBACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS

Puigdemont airea una encuesta ‘vieja’ que beneficia al Govern para presionar a la CUP

No es una encuesta baladí. ¿Por qué hacer públicos ahora los resultados, mes y medio después de hacerla? Sencillo: este sábado, la CUP decidirá si apoya los Presupuestos

Foto: Puigdemont, durante su conferencia en el Parlamento Europeo. (EFE)
Puigdemont, durante su conferencia en el Parlamento Europeo. (EFE)

Los catalanes aprueban con nota al Gobierno catalán. Así se recoge en una encuesta de percepción de las políticas públicas y valoración del Gobierno. Fue una encuesta realizada entre el 10 de noviembre y el 19 de diciembre del año pasado, pero que se hace pública ahora. Y es una encuesta más de las realizadas en un trimestre intenso para el Gobierno catalán, que en los últimos meses del año no dio tregua al Centro de Estudios de Opinión (CEO), puesto que en el curso de mes y medio llegó a hacer cuatro de estas macroencuestas.

La última, que presentó hoy, casi mes y medio después de haberla realizado, concluye que el Gobierno catalán pasa el examen a ojos de la ciudadanía con un 72,2% de encuestados que aprueban su gestión, mientras que hay un 23,2% que lo suspenden. En el anterior sondeo, realizado entre el 17 de octubre y el 3 de noviembre, el aprobado era del 50,3% mientras que el 47,1% de los encuestados suspendía la gestión del ‘Govern’. Y en otra encuesta realizada entre el 12 y el 17 de diciembre, solo lo aprobaba el 54,8% y lo suspendía el 43,4%. En su conjunto, la nota media del Ejecutivo de Carles Puigdemont es de un 5,5, mientras que en la anterior oleada la media de nota era de 4,26 sobre 10.

En cuestiones concretas, el 60,3% de los encuestados aprueba la gestión de la Generalitat en el “estado del autogobierno”, mientras que solo lo suspende el 25,6%, prácticamente igual que en noviembre pasado. En actuaciones en materia económica, el aprobado es del 56,9%, mientras que solo lo suspende el 25,5%. En sanidad, el 64,7% le da un aprobado frente al 33,6% que lo suspende. En la lucha contra el paro, en cambio, solo lo aprueba el 48,7% frente al 44,9% que lo suspende.

No es una encuesta baladí. ¿Por qué hacer públicos ahora los resultados, mes y medio después de hacer la encuesta? Muy sencillo: este sábado, la CUP decidirá si apoya los Presupuestos de la Generalitat y este es un modo de decirle públicamente que los ciudadanos están a favor de la gestión del Gobierno. Es un ‘subidón’ de autoestima y un bofetón a los anticapitalistas y a su presión casi insoportable. Por tanto, también es una manera de decir a la CUP que ha de apoyar los Presupuestos so pena de hacer descarrilar el ‘procés’, desoyendo, además, las benevolentes percepciones de los ciudadanos catalanes. Todo un ejercicio de ingeniería propagandística al servicio del Govern.

Anna Gabriel, de la CUP, con Carles Puigdemont. (Reuters)
Anna Gabriel, de la CUP, con Carles Puigdemont. (Reuters)

Lo mejor y lo peor

Curiosamente, una de las preguntas hace referencia a la valoración del conjunto de las actuaciones de la Generalitat en el último año. ¿Qué cree que es lo mejor que ha hecho [el Govern]?”. Aquí salta la sorpresa: solo el 30,1% puede citar una acción concreta: políticas públicas y sociales (el 14,2%), impulsar el derecho a decidir (el 8,9%), escuchar y defender los intereses de los catalanes (el 2,1%), la oposición al Gobierno central (el 1%) o la defensa de la lengua y la cultura (1%).

Pero, sin embargo, el 56,8% no sabe cuál es la mejor actuación del Gobierno catalán en el último año. Cierto que el 46,7% tampoco sabe cuál es la peor actuación, pero en cambio el 46,9% sí sabe concretar lo peor que ha hecho el Ejecutivo de Puigdemont: desde los recortes en los servicios públicos (el 11,5%) seguido de “impulsar el derecho a decidir” (9,9%), las políticas sociales (5,3%) o ejercer de “mal Gobierno, engañando y manipulando” (5,3%). Un auténtico varapalo al ‘procés’ y a la actitud del Ejecutivo catalán que el CEO ubica al final de la encuesta. Como ítems negativos, resaltan la debilidad del Govern frente al Gobierno central (lo que critica el 2,7%) hasta la acusación de “crear inestabilidad política y social” (2,2%), pasando por la corrupción (1,2%) y “no haber conseguido la independencia" (1,1%).

Diada en Barcelona. (EFE)
Diada en Barcelona. (EFE)

Aun así, la percepción del funcionamiento de la Administración de la Generalitat es relativamente buena, ya que el 45,7% la considera bastante positiva y un 5,4% la considera muy positiva. En cambio, el 21,5% la considera “ni positiva ni negativa”, un 20,2% la considera bastante negativa y un 4,2% la ve muy negativa. Pero eso no obsta para que el 44% de los ciudadanos crea que “este Govern no sabe cómo resolver los problemas del país”, mientras que solo un 39,2% cree que sí sabe resolverlos “pero necesita más tiempo”. El varapalo de la incertidumbre queda, así, difuminado en una tanda de preguntas donde brilla por su ausencia la cuestión de que “no sabe resolver los problemas” sin más paliativos. O hay demasiada cocina, pues, en la encuesta, o directamente el sondeo ya estaba enfocado a conseguir unos determinados resultados.

Mantener los impuestos

Por otra parte, las relaciones Cataluña-España se sitúan en segundo lugar de los principales problemas que tienen los catalanes, con un 25,6% de los votos, solo superado por el paro y la precariedad laboral, opción por la que opta el 32,9%. La insatisfacción con la política y los políticos es la tercera preocupación, con el 23,3%. En la anterior oleada, la precariedad laboral era el principal problema (así lo señalaba el 47,3%), seguido de la insatisfacción con la política (33,7%) y las relaciones Cataluña-España (26,2%). Todo ello denota un aumento de la crispación ciudadana, con el conflicto de las élites que los políticos trasladan a la calle.

Rajoy y Puigdemont, en un encuentro en La Moncloa. (Reuters)
Rajoy y Puigdemont, en un encuentro en La Moncloa. (Reuters)

El sondeo se redondea con otras cuestiones sociales, como la percepción de las políticas que se pueden aplicar. El 56,2% de los encuestados está de acuerdo en mantener los impuestos para mantener los mismos servicios, pero un 33,5% está a favor de pagar más impuestos para mejorar la prestación de los servicios públicos, mientras que solo un 14,9% está dispuesto a bajar los impuestos aunque baje la calidad de las prestaciones públicas, y un 13,4% se muestra a favor de subir los impuestos para mantener los actuales servicios.

En cuanto a recortes, la ciudadanía prefiere que estos se apliquen en viviendas de protección oficial (el 34,4%), seguido de las becas de la enseñanza (18,6%), los servicios sociales (15%), las prestaciones de paro (12%) y las pensiones (6,2%). Sin embargo, el 72,9% no admitiría recortes en la sanidad, mientras que otro 40,4% no los admitiría en pensiones.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios