Es noticia
Menú
CiU y ERC escenifican el nuevo clima de unidad maquillando los Presupuestos
  1. España
  2. Cataluña
nuevas estructuras de Estado, pero sin dinero

CiU y ERC escenifican el nuevo clima de unidad maquillando los Presupuestos

Acuerdan incorporar un alud de disposiciones para crear las denominadas "estructuras de Estado" pero que carecerán de asignación presupuestaria

Foto: Artur Mas y Oriol Junqueras. (Reuters)
Artur Mas y Oriol Junqueras. (Reuters)

CiU y ERC pactan estos días maquillar los Presupuestos de la Generalitat para el año 2015 de modo que se escenifique el nuevo clima de unidad nacido del reciente pacto de presidente catalán, Artur Mas, y el líder de ERC, Oriol Junqueras. Un tímido giro social y, sobre todo, un alud de disposiciones para crear las denominadas "estructuras de Estado" pero que carecerán de asignación presupuestaria, serán los ejes de este cambio, según han explicado fuentes políticas conocedoras de los contactos entre ambas formaciones.

En la terminología del procés independentista, las estructuras de Estado, en esencia son dos: una Hacienda propia y una Seguridad Social. Ambos organismos deberían estar listos antes de 2016, nueva fecha fetiche para ERC, para asumir la gestión fiscal y las pensiones en una hipotética Cataluña independiente. En la práctica, el nuevo acuerdo quiere decir que hasta ahora la cuestión principal, la Hacienda propia, sigue muy retrasada. Y pone sobre la mesa una dificultad de credibilidad añadida: hacer en siete meses lo que no se ha llevado a cabo en tres años.

Como las disposiciones para estas estructuras de Estado carecerán de dotación presupuestaria efectiva, toda esta parte del acuerdo tiene sobre todo un valor simbólico, el espacio en el que en los últimos años mejor se mueve el grueso de la política catalana.

El giro social se centrará en un pequeña partida, nueva, que si supondrá un gasto real dedicado ayudas sociales y que podría rondar los 50 millones, según las fuentes consultadas. Escaso, sí, pero es que la famélicas arcas de la Generalitat no dan para más. Y si poco se puede ayudar a los sectores sociales más castigados por la crisis, menos hay para las tan demandadas estructuras de Estado.

Con esto los republicanos avalarán un Presupuesto que sigue adoleciendo de realismo, igual que los anteriores. Y que dependen de que el Gobierno central pague unos 2.500 millones que no llegarán. Sin embargo, en el último mes hay algunas luces que destacan en la niebla. Para empezar el balón de oxigeno del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para ahorrar intereses a las CCAA. La Generalitat se evitará pagar más de 500 millones en 2015 en costes financieros, una cantidad que dedicará en su mayor parte a que los funcionarios catalanes puedan recuperar la paga extra de Navidad, mientras que el resto irá a reducir déficit, intentando situarlo por debajo de los 1.800 millones.

Victoria de Mas-Colell

La aprobación de los Presupuestos de 2015 supone una victoria política para el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, quien sin embargo se ha encontrado la misma como fruto de una negociación –la cerrada entre Mas y Junqueras– en la que ha sido del todo ajeno.

Sin embargo hay que reconocerle a Mas-Colell que apostó por aprobar las cuentas pese al incierto momento político y que abogó por llevarlas al Parlament cuando todo el Govern prefería una prórroga y muchas fuerzas políticas las daban por descontadas. Las defendió en solitario y ahora podrá cobrar la pieza entre la incredulidad general.

Mediados de febrero

Se prevé que el Parlament apruebe los presupuestos a mediados del mes de febrero. La idea es dar una imagen de fuerte solidez del acuerdo entre republicanos y convergentes.

Sin embargo, lo más posible es que el acuerdo dure poco por mucha estabilidad que se quiera proyectar. El 24 de mayo se celebran elecciones municipales y la tensión política será muy alta, con muchos ayuntamientos en los que ERC y CiU compiten a cara de perro –Barcelona, Castelldefels, Berga, etc–. En tres meses se verá, aunque, eso sí, para entonces, nadie se acordará de los Presupuestos.

CiU y ERC pactan estos días maquillar los Presupuestos de la Generalitat para el año 2015 de modo que se escenifique el nuevo clima de unidad nacido del reciente pacto de presidente catalán, Artur Mas, y el líder de ERC, Oriol Junqueras. Un tímido giro social y, sobre todo, un alud de disposiciones para crear las denominadas "estructuras de Estado" pero que carecerán de asignación presupuestaria, serán los ejes de este cambio, según han explicado fuentes políticas conocedoras de los contactos entre ambas formaciones.

Generalitat de Cataluña Artur Mas Oriol Junqueras Cristóbal Montoro Cataluña
El redactor recomienda