Es noticia
Menú
El circuito de velocidad pendiente en Sevilla acelera tras cuatro años de vueltas burocráticas
  1. España
  2. Andalucía
tercero más largo de españa

El circuito de velocidad pendiente en Sevilla acelera tras cuatro años de vueltas burocráticas

La Junta de Andalucía reactiva el procedimiento para hacer realidad un proyecto que asfaltará 50 ha de terreno en Carmona y que desata por igual expectativas económicas y críticas ecologistas

Foto: Circuito Ángel Nieto de Jerez de la Frontera, en Cádiz. (EFE/Román Ríos)
Circuito Ángel Nieto de Jerez de la Frontera, en Cádiz. (EFE/Román Ríos)

Sevilla mira de nuevo de cerca a su futuro circuito de velocidad después de cuatro años de vueltas burocráticas. El proyecto tomó impulso hace dos años pero fue atropellado por la pandemia. Ahora vuelve a resurgir entre las críticas de colectivos ecologistas que cuestionan llenar de vehículos cinco parcelas de suelo agrícola y las expectativas de vecinos y empresarios locales que valoran una inversión de cinco millones de euros, de entrada, en cincuenta hectáreas de terreno baldío.

Y la iniciativa se ha acelerado este verano después de que la Junta de Andalucía haya dado un paso administrativo decisivo: el plan especial diseñado para instalar dicho circuito en la localidad de Carmona ya ha sido aprobado provisionalmente y en unos días se cerrará el periodo de alegaciones.

Foto: El piloto español, en acción durante el Gran Premio de España que ganó Bagnaia. (Reuters/Jon Nazca)

El circuito de Carmona se plantea como el tercero más largo de España, pues sólo sería superado por Montmeló, en Barcelona, y Motorland, en Teruel. La empresa promotora pertenece al expiloto andaluz José Antonio Nono García que, junto a su hijo David, campeón de España y de Europa en Motociclismo, ya crearon el circuito de Almería en Tabernas.

Hace casi tres años que presentaron la instalación prevista en la provincia de Sevilla, con una extensión de 4,5 kilómetros de longitud y 12 de ancho con 16 curvas. Los terrenos se sitúan a 20 kilómetros de la capital y a 15 del aeropuerto de Sevilla y permiten construir una torre de control de diez metros de altura, un edificio para servicios complementarios y hasta una treintena de boxes.

Un proyecto que ya cuenta con el visto bueno del Ayuntamiento de Carmona, que ha vendido en los últimos años la idea también como un reclamo turístico, y que tendría un impacto económico en la zona de unos dos millones de euros anuales. Son las previsiones realizadas por la promotora, Circuito de Almería SL, que estima que las instalaciones recibirán cada año hasta 4.000 pilotos, 3.000 de ellos extranjeros. La empresa, que actúa en este proyecto bajo la denominación de World Circuits, decidió dar el salto a Sevilla para poder captar nuevos eventos, dadas las limitaciones de plazas hoteleras y comunicaciones que padece en el desierto almeriense.

Foto: Una carrera de Fórmula 1 en el circuito del Jarama. (RACE)

Con esas buenas expectativas, la delegación territorial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía puso en marcha la maquinaria a finales de 2018, solicitando un plan especial para hacer realidad este proyecto que ha ido pasando de despacho en despacho en los últimos cuatro años. Hace falta una evaluación de impacto ambiental positiva sin la que el Ayuntamiento de Carmona no podrá conceder licencia de obras y eso ha alargado los trámites, sobrepasando la paciencia de los promotores que ya adquirieron los terrenos por unos dos millones de euros y que han visto cómo en los últimos meses los precios de los materiales y los costes se han disparado.

placeholder Circuito provisional del circuito de velocidad. (Sevilla Circuit)
Circuito provisional del circuito de velocidad. (Sevilla Circuit)

No obstante, de momento el proyecto sigue adelante por el convencimiento de los promotores de que la futura instalación puede convertirse en un referente en Europa. La empresa, una vez que se construya el circuito, pretende ampliar el complejo con una academia de conducción segura, un circuito para todoterrenos, otro para minimotos y áreas y salas de producción, además de un gran parking para espectadores.

Foto: Circuito de Montmeló. (EFE/Alejandro García)

El impacto económico en la zona es la cara de la moneda; la cruz es el impacto ambiental y socioeconómico que puede tener en este entorno agrícola. La organización Ecologistas en Acción se opone e insiste en que, pese a la evaluación ambiental ya aprobada, no se ha estudiado con profundidad su impacto. Los terrenos se encuentran a menos de un kilómetro de seis urbanizaciones que padecerán ruidos, gases tóxicos y contaminación lumínica, según los ecologistas, que han solicitado también estudios de tráfico y de posible afección a tres arroyos del entorno.

placeholder Otro trazado del circuito de velocidad. (Sevilla Circuit)
Otro trazado del circuito de velocidad. (Sevilla Circuit)

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ya revisó el plan y ordenó el tratamiento necesario para una acequia que se encuentra en el terreno y ya se completaron todos los informes necesarios, pero los colectivos conservacionistas siguen cuestionando si un proyecto de estas características es compatible con los planes contra el cambio climático que todos los municipios deben poner en marcha para reducir sus emisiones contaminantes. Y responden a los argumentos defendidos por el alcalde, el popular Juan Ávila, con una propuesta para desarrollar un tipo de turismo basado en otros atractivos que ofrece Carmona, que cuenta con yacimientos arqueológicos, minas de agua, cría de caballos, artesanía, gastronomía y riqueza natural.

Foto: Las finales de Copa del Rey entre 2020 y 2023 se celebran en La Cartuja. (Fuente: Panoramio)

El impulso a este circuito llega 50 años después de que Sevilla conociera una iniciativa similar, la que hubiera sido su primera pista de carreras. El Real Automóvil Club de Andalucía (RACA) presentó un proyecto en 1972 para construir un circuito de 4.000 metros junto a sus instalaciones deportivas del Club de Campo, en el término municipal de La Rinconada y a escasos kilómetros del aeropuerto, que se quedó sobre el papel. A una hora escasa de la capital hispalense se encuentra el circuito de Jerez de la Frontera, ahora denominado Ángel Nieto, de gestión pública e inaugurado en 1985 por iniciativa del exalcalde Pedro Pacheco, que es sede del Gran Premio de España de Motociclismo.

Pero Andalucía cuenta con otras cuatro instalaciones privadas para la práctica de deportes del motor: el ya citado de Tabernas, que funciona desde el año 2000; uno en Guadix (Granada), el Circuito Mike G que fue reconstruido en 2007 cerca de Sierra Nevada y que acoge también experiencias privadas para clientes; uno en Ronda (Málaga), construido en 2003 y en manos de la sociedad Circuito Ascari Resort, que es de los más rentables; y otro en la provincia de Huelva, Monteblanco, que se estrenó en 2008 y deficitario, pues lleva en concurso de acreedores desde 2013 y que acoge también lanzamientos de nuevos modelos, entrenamientos, rodajes publicitarios y cursos de conducción. Actividades que también están previstas en el futuro circuito sevillano, cuyos promotores confían en que, a pesar de la crisis, el número de aficionados y la demanda de este tipo de pistas va a seguir creciendo en un país que ya cuenta con más de una docena de circuitos privados.

Sevilla mira de nuevo de cerca a su futuro circuito de velocidad después de cuatro años de vueltas burocráticas. El proyecto tomó impulso hace dos años pero fue atropellado por la pandemia. Ahora vuelve a resurgir entre las críticas de colectivos ecologistas que cuestionan llenar de vehículos cinco parcelas de suelo agrícola y las expectativas de vecinos y empresarios locales que valoran una inversión de cinco millones de euros, de entrada, en cincuenta hectáreas de terreno baldío.

Sevilla