Es noticia
Menú
Promociones inmobiliarias Narco S.A.: la red de blanqueo con alquileres de Los Shaqiq
  1. España
  2. Andalucía
INMOVILIDOS MÁS DE DOS MILLONES

Promociones inmobiliarias Narco S.A.: la red de blanqueo con alquileres de Los Shaqiq

El clan ceutí desplegó distintos métodos para lavar el dinero procedente del narcotráfico. Algunos de los bienes los ponían a nombre de terceros y los recuperaban, ya legalizados, a través de herencias

Foto: Arma incautada durante la operación. (Guardia Civil)
Arma incautada durante la operación. (Guardia Civil)

Málaga es una de las provincias del país donde más ha subido el precio del alquiler, por eso esta actividad se ha convertido en refugio de muchos inversores atraídos por un negocio seguro y rentable. Inversores legales… Y otros con intereses oscuros. Es el caso de los miembros del clan Los Shaqiq. Asentados en Ceuta, tejieron una singular red inmobiliaria de blanqueo que cruzaba el Estrecho y se extendía por Málaga y Cádiz. Una estructura con la que adquirían inmuebles, los reformaban y después los alquilaban con contratos de larga duración, con lo que se aseguraban un flujo constante de dinero legal.

Los Shaqiq también eran conocidos como Los Hermanos, en parte porque era dirigido por dos hermanos con amplios antecedentes relacionados con el narcotráfico que se remontan a dos décadas atrás, y que contaban con familiares y allegados para llevar a cabo sus actuaciones delictivas.

Foto: Uno de los agentes durante los registros efectuados en la operación Jaro. (Guardia Civil)

La investigación del Grupo de blanqueo de capitales de OCON-SUR de la Guardia Civil determinó que la organización disponía de un "importante patrimonio" que se ubicaba en distintos puntos de la ciudad ceutí, la localidad gaditana de Algeciras y la provincia malagueña.

El Instituto Armado ha informado que, para blanquear el dinero procedente de sus actividades ilícitas, el clan utilizaba operaciones de apariencia legal o utilizaba la cobertura que le proporcionaban terceras personas.

Uno de los sistemas de lavado que empleaban era una revisión de la clásica inversión en ladrillo. Los traficantes adquirían inmuebles -viviendas y plazas de garaje- que abonaban en metálico o con remesas dinerarias bajo la máscara de fingidos premios de lotería. También empleaban dinero en efectivo para sufragar la rehabilitación de las casas que posteriormente alquilaban con contratos de larga duración, según precisaron fuentes cercanas al caso. Esto les proporcionaba un flujo regular de dinero blanqueado.

Tras la investigación se han intervenido 11 cuentas bancarias, diez vehículos y 12 inmuebles

Las citadas fuentes han señalado que tras la operación Artio, como se bautizó a esta investigación, se ha permitido que los inquilinos sigan en los domicilios incautados porque los alquilaron de buena fe. Las cuotas mensuales tienen que ingresarlas ahora en una cuenta judicial en la que se guardarán estos fondos para afrontar parte de las responsabilidades civiles en el caso de que los investigados sean condenados.

Los componentes de la organización y sus allegados, supuestamente, participaban de otros métodos para lavar el dinero procedente del tráfico de drogas. La compra de vehículos para su posterior venta era uno de ellos, como la apertura de cuentas bancarias -a sus nombres o de terceros- que "pretendían dar apariencia legal a las cantidades de origen presuntamente delictivo".

Foto: Agentes contando con máquinas billetes incautados durante la operación. (EC)

Muchos de estos bienes eran puestos a nombre de ascendentes y posteriormente los recuperaban mediante herencia. Una vez fallecidos los presuntos testaferros, revertían en sus reales propietarios al renunciar el resto de herederos.

Una vez conocidas las operativas de Los Shaqiq, Guardia Civil solicitó al juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ceuta ocho registros domiciliarios en Algeciras, Ceuta, Marbella y Benalmádena, en los que participaron, además del OCON-SUR, CRAIN y el Grupo de Acción Rápida (GAR), guardias civiles de las comandancias de las zonas donde la organización tenía intereses.

La operación se saldó con siete detenidos y con 11 cuentas bancarias, diez vehículos y 12 inmuebles bloqueados. Igualmente, se ha acordado la administración judicial de la gestión y explotación de una licencia de taxi de Ceuta. El montante que los investigadores de la Guardia Civil estiman que el clan ha blanqueado asciende a 2.133.000 euros.

Málaga es una de las provincias del país donde más ha subido el precio del alquiler, por eso esta actividad se ha convertido en refugio de muchos inversores atraídos por un negocio seguro y rentable. Inversores legales… Y otros con intereses oscuros. Es el caso de los miembros del clan Los Shaqiq. Asentados en Ceuta, tejieron una singular red inmobiliaria de blanqueo que cruzaba el Estrecho y se extendía por Málaga y Cádiz. Una estructura con la que adquirían inmuebles, los reformaban y después los alquilaban con contratos de larga duración, con lo que se aseguraban un flujo constante de dinero legal.

Málaga Guardia Civil Delincuencia
El redactor recomienda