Es noticia
Menú
75 actos: así deconstruye la Junta el discurso de la privatización de la Sanidad andaluza
  1. España
  2. Andalucía
ANÁLISIS DE LAS AGENDAS

75 actos: así deconstruye la Junta el discurso de la privatización de la Sanidad andaluza

Desde que la no renovación de 8.000 contratos de sanitarios alimentara las expectativas electorales del PSOE, el Gobierno de Moreno ha desplegado una batería de iniciativas para destacar su gestión

Foto: Imagen de la manifestación en Huelva en favor de la sanidad pública. (EFE)
Imagen de la manifestación en Huelva en favor de la sanidad pública. (EFE)

El pasado lunes, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, daba un golpe de efecto anunciando la renovación de los contratos de 12.000 sanitarios del refuerzo covid. Era la consecución de una 'estrategia' silenciosa, pero de paso trotón, desperdigada en las agendas de los cargos autonómicos a distinta escala y difuminada en el tiempo, y que comenzó en noviembre para tratar de hacer frente a la ofensiva en el ámbito sanitario que impulsó el PSOE tras la salida de 8.000 profesionales de la Sanidad. Proyectos de hospitales, reformas de centros de salud, adquisición de nuevo instrumental o ayudas económicas… Hasta no menos de 75 actos y anuncios de este tipo ha realizado el Ejecutivo autonómico durante los últimos cinco meses para contrarrestar el discurso del abandono y la privatización de la Sanidad pública.

Pocos pensaban que, con unas elecciones autonómicas en el horizonte, y después del desgaste que con mayor o menor éxito trataron de infligir sindicatos y socialistas, el Gobierno de PP y Ciudadanos iba a rearmar el discurso de la izquierda, sirviéndoles en bandeja la no renovación de otros 12.000 contratos sanitarios. Más bien ha sido la culminación de un largo periodo de iniciativas locales y regionales para que el argumentario de la oposición no rebasara los límites de las redes sociales y las acciones planificadas por los partidos. Arrancó cuando destacados miembros de la Junta, viendo que el malestar se escenificaba en unas protestas que tuvieron su culmen el pasado 19 de febrero con manifestaciones en todas las capitales de provincia, salían ante los medios para explicar las inversiones realizadas durante este mandato y el incremento de las plantillas de los centros más allá de las necesidades impuestas por la pandemia.

Foto: El presidente andaluz, Juanma Moreno. (EFE/Muñoz)

Uno de los rostros habituales era el del consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, que desgranaba partida tras partida para tratar de que calara que, a la hora de apostar por la Sanidad, ningún Ejecutivo anterior podía darle lecciones. Andalucía es "la comunidad que más sanitarios de refuerzo mantendrá", resaltaba en plena tormenta por la no renovación de los 8.000 contratos que caducaron el 31 de octubre del año pasado, para destacar que el presupuesto sanitario de la región había aumentado un 20% con respecto al último Gobierno socialista. Pasó de los 9.834 millones de euros dedicados en 2018, a los 11.759 de las actuales cuentas. "En tres años se han abierto seis nuevos hospitales, cinco centros de salud y consultorios y se han realizado 1.007 obras de renovación en infraestructuras sanitarias", aseguraba el dirigente popular para defender la gestión de su Ejecutivo.

El trabajo ha continuado desde finales de 2021 con una lluvia fina de actos, presentaciones y anuncios para que fuese calando este discurso en la opinión pública. Al menos 75 desde el 1 de noviembre hasta el pasado viernes. Especial protagonismo para Moreno y la infantería de delegados territoriales desplegada en las distintas provincias.

Moreno fue quien anunció la continuidad de los 12.000 contratos sanitarios de refuerzo

Las agendas del Ejecutivo regional revelan las presentaciones de proyectos, como la construcción de nuevos ambulatorios en Belén (Jaén) o Montoro (Córdoba); la puesta en marcha de nuevas herramientas, como un sistema de gestión de citas "para agilizar la atención y reforzar la protección de datos" en Almería; inauguraciones de nuevos servicios, como el Hospital de Día Quirúrgico de la Axarquía (Málaga); así como la adquisición de equipamientos, como electrocardiógrafos para el distrito sanitario Granada Metropolitano o un robot de dispensación automática para el hospital Virgen del Rocío de Sevilla; y la activación de una "innovadora" unidad de Oncología Integral, "una de las primeras en el país", en el hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de Huelva

El mayor peso cae en los dirigentes autonómicos locales —42—, aunque el presidente andaluz ganó foco luciendo las inversiones más mediáticas de su Gobierno. La presentación del futuro Centro de Investigación Contra el Cáncer de Málaga, a mediados de diciembre, fue uno de ellos. Días después, acudió a la colocación de la primera piedra de las obras de construcción del Hospital de Alta Resolución de Roquetas de Mar (Almería). Le siguieron tres inauguraciones: las de tres nuevas plantas de servicio del hospital Militar de Sevilla, la del centro de salud Virgen de la Capilla de Jaén y la nueva UCI del Hospital de la Merced del municipio sevillano de Osuna. Su actividad en este ámbito se aceleró la semana pasada con dos actos casi consecutivos en Málaga —la puesta en marcha de la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria (UTCA) del Hospital Regional y una visita al reformado Laboratorio del Hospital Materno Infantil—, previos a su intervención ante los medios, en la que informó de la continuidad de los 12.000 contratos de refuerzo para la pandemia.

Foto: Imagen de archivo de las manifestaciones que criticaban la gestión de Susana Díaz. (EFE)

Las ocho citas se sitúan muy cerca de las 11 realizadas por el primer miembro del Gobierno, aunque no es de extrañar porque se trata del consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, quien también participó en inauguraciones y la presentación de tecnología sanitaria, como la implantación del modelo de cirugía robótica Da Vinci en el Hospital Universitario de Jaén.

Todas estas escenificaciones han ido contrarrestando las iniciativas presentadas por formaciones como el PSOE, que se apoyó de forma intensa en las redes sociales para trasladar el mensaje de una paulatina privatización de la Sanidad andaluza. Cierto es que Aguirre no ayudó mucho cuando, el 13 de diciembre, visitó el nuevo hospital Materno-Infantil de Quirónsalud Sevilla, pero el ruido que se generó en torno a la gestión de esta importante área de gobierno se ha ido aplacando conforme pasaban las semanas y trascendían las actuaciones realizadas o proyectadas.

El presidente acudió casi al mismo número de actos que el consejero de Salud: 8 y 11, respectivamente

Las reivindicaciones de los dirigentes socialistas sobre esta materia se asoman ahora tímidamente a los 'time line' de sus cuentas de Twitter y da la sensación de que —por ahora— ha sido amortizada. La continuación del refuerzo covid, además, ha supuesto la cesión de una victoria a unos sindicatos que amagaban con unos duros meses preelectorales contra el PP y que podrán vender a sus afiliados que las plantillas no se debilitan. Ahora reclaman la consolidación de esos miles de contratos, pero de una forma más aplacada, y con menor repercusión mediática que en semanas anteriores.

En la coalición PP-Ciudadanos saben que la Sanidad es materia capital de cara a la próxima cita en las urnas y que fue uno de los factores que impidió al PSOE gobernar una nueva legislatura. Por eso son conscientes de que no pueden cometer un desliz y seguirán mimándola, sabedores de que la oposición pondera esta variable y que tratará de hacer aflorar cualquier malestar.

El pasado lunes, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, daba un golpe de efecto anunciando la renovación de los contratos de 12.000 sanitarios del refuerzo covid. Era la consecución de una 'estrategia' silenciosa, pero de paso trotón, desperdigada en las agendas de los cargos autonómicos a distinta escala y difuminada en el tiempo, y que comenzó en noviembre para tratar de hacer frente a la ofensiva en el ámbito sanitario que impulsó el PSOE tras la salida de 8.000 profesionales de la Sanidad. Proyectos de hospitales, reformas de centros de salud, adquisición de nuevo instrumental o ayudas económicas… Hasta no menos de 75 actos y anuncios de este tipo ha realizado el Ejecutivo autonómico durante los últimos cinco meses para contrarrestar el discurso del abandono y la privatización de la Sanidad pública.

PSOE Partido Popular (PP) Sindicatos Málaga Privatizaciones Pandemia Almería Ciudadanos Huelva Administraciones Públicas Noticias de Andalucía Sevilla Córdoba