Es noticia
Menú
El 'telegas de la risa' de la Costa del Sol: el clan holandés que movía 800 bombonas
  1. España
  2. Andalucía
DELINCUENCIA ORGANIZADA

El 'telegas de la risa' de la Costa del Sol: el clan holandés que movía 800 bombonas

La red desmantelada suministraba botellas de esta peligrosa sustancia para “cafés, clubs y fiestas privadas”. Llegaban a embolsarse 600 euros por las de mayor capacidad. Detenidas cuatro personas

Foto: Algunas de las botellas de óxido nitroso incautadas en la operación. (Policía Nacional)
Algunas de las botellas de óxido nitroso incautadas en la operación. (Policía Nacional)

Repartían dípticos con su lista de precios y su contacto telefónico. Recogían los pedidos y los llevaban al lugar acordado con el cliente. Incluso versionaban su negocio instalando una especie de estand y cobrar entre tres y cinco euros por dosis. Con este espíritu empresarial había tejido un clan neerlandés un curioso servicio de ‘telegas de la risa’ que operaba en fiestas privadas de la Costa del Sol y que ha sido desmantelado por la Policía Nacional en una operación que ha permitido intervenir 800 botellas con esta sustancia.

Fuentes consultadas por El Confidencial han precisado que la organización la formaban tres individuos originarios de los Países Bajos que se desplazaban a la provincia malagueña para afianzar y expandir su actividad delictiva a través de los municipios que son polos turísticos y concentran el ocio nocturno. En su labor le ayudaba un español de origen magrebí asentado en Marbella y con un amplio historial delictivo.

Foto: Bombonas de gas de la risa serigrafiadas con marcas de lujo incautadas en la Costa del Sol. (Policía Nacional)

En la publicidad que distribuían especificaban que ofrecían cuatro tipos de bombonas de óxido nitroso según su capacidad —2, 4, 10 y 15 kilos— y su precio oscilaban entre los 130 euros, las más baratas, hasta los 600, las más costosas. A cada cliente exigían el abono de una fianza por el recipiente que se reembolsaría a su devolución y que variaba desde 50 a 150 euros. Y, además de anunciar que distribuían a “cafés, clubs y fiestas privadas”, remarcaban los municipios a los que llegaba su servicio de reparto: “Estepona, Marbella, Fuengirola, Mijas, Benalmádena, Torremolinos y Málaga capital”.

Cada uno de los miembros del clan tenía un rol concreto. Había quien guardaba las bombonas de óxido nitroso, el que se dedicaba a entregarlas en los puntos convenidos o el que gestionaba los pedidos, de ahí que los investigadores les hayan imputado pertenencia a grupo criminal. El otro delito de los que son acusados es el de contra la salud pública, un cargo sobre el que no hay unanimidad entre los jueces, pero que los agentes implicados en la lucha antidroga están argumentando con informes sanitarios que ponen de relieve los daños para el organismo que provoca la inhalación de ‘gas de la risa’. Sin ir más lejos, la Comisaría Provincial de Málaga precisó que puede producir lesiones y alteraciones en el sistema nervioso —como delirios—, así como de las células sanguíneas y pulmonares. Estos efectos nocivos son potenciados si las personas lo combinan con alcohol.

En la Costa del Sol se han registrado episodios graves, y hasta muertes, por su consumo

En la Costa del Sol ha dejado muestras de su peligrosidad. Durante el pasado verano, una menor resultó gravemente herida de ellas fue una menor tras arrojarse de un coche en marcha y después saltar por un puente en Marbella. Otro turista se lanzó desde una tercera planta y un joven sueco de 26 años que participaba en una despedida de soltero falleció al sufrir un edema pulmonar. Todos ellos habían inhalado la controvertida sustancia.

La investigación de los agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Comisaría de Fuengirola que ha permitido desmantelar esta organización se inició a partir de unas informaciones recibidas que inicialmente apuntaban a actividades de narcotráfico en una nave industrial en el polígono La Ermita de Marbella.

Las primeras pesquisas confirmaron el “extraño trasiego de vehículos” en torno al inmueble por parte de varias personas que, al acceder, inmediatamente cerraban los portones tras de sí y ocultaban su actividad de la vista del resto de empresas colindantes, según informó la citada fuente oficial.

Foto: Pingüinos de la isla de Georgia del Sur. Foto:  Sophie Elise Elberling

Los responsables del caso fueron identificando a los distintos miembros del entramado y ubicaron su residencia en la localidad marbellí. Poco a poco, fueron estrechando el cerco sobre ellos y lograron identificar en Mijas Costa una furgoneta de la trama en Mijas Costa. Con ella ultimaban “una inminente operación” con los ocupantes de un segundo vehículo.

Al adentrarse en un almacén del polígono La Vega, y ante la sospecha de una inminente transacción y las medidas de seguridad adoptadas, los agentes decidieron interceptar a los ocupantes de un turismo a la salida de la nave industrial. Cuando comprobaron la zona de carga del vehículo, hallaron 204 bombonas de óxido nitroso.

Esa fase de la intervención se saldó con el arresto de cuatro personas, la incautación de dos furgonetas y la localización 3.550 euros. En la posterior se registró la empresa de Marbella y descubrieron otras 596 botellas del mismo gas.

Esta sustancia, en dosis reducidas, se utiliza como un anestésico

Los arrestados y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Fuengirola, que decretó libertad con cargos para todos ellos.

Hay que recordar que el óxido de nitrógeno es una sustancia con ligero olor dulce que se presenta tanto en forma líquida como en gas comprimido. Legalmente, se utiliza en pequeñas cantidades como anestésico para operaciones indoloras por dentistas o también con fines industriales en repostería o estética. Su consume como estupefaciente porque provoca sensaciones de embriaguez, alegría o aturdimiento.

Repartían dípticos con su lista de precios y su contacto telefónico. Recogían los pedidos y los llevaban al lugar acordado con el cliente. Incluso versionaban su negocio instalando una especie de estand y cobrar entre tres y cinco euros por dosis. Con este espíritu empresarial había tejido un clan neerlandés un curioso servicio de ‘telegas de la risa’ que operaba en fiestas privadas de la Costa del Sol y que ha sido desmantelado por la Policía Nacional en una operación que ha permitido intervenir 800 botellas con esta sustancia.

Marbella Málaga Crimen organizado Drogas Policía Nacional
El redactor recomienda