Moreno abronca a Vox por "su traición": "Por supuesto que no somos lo mismo"
  1. España
  2. Andalucía
LA OPOSICIÓN TUMBA LAS CUENTAS

Moreno abronca a Vox por "su traición": "Por supuesto que no somos lo mismo"

Un día después de que la oposición tumbara el Presupuesto de 2022, el presidente andaluz marca su terreno convencido de que "pagarán el error"

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. (EFE/Miguel Ángel Molina)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. (EFE/Miguel Ángel Molina)

Fue posiblemente el cara a cara de más enjundia política en la actual legislatura del presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno (PP), contra Vox. Un día después de que el Parlamento tumbara las cuentas de la comunidad para 2022 y en un claro ambiente preelectoral, el líder del PP andaluz marcó terreno y sacó colmillo frente a los que han sido sus aliados estos tres años.

Tras la declaración de guerra del partido de Santiago Abascal, el dirigente andaluz pasó al ataque contra un partido al que “dictan” las instrucciones desde Madrid, que decide a 600 kilómetros de distancia y que no ha calibrado bien las consecuencias de dejar caer el Presupuesto de 2022, avisó. El presidente de la Junta comunicó en el plenario que a lo largo de la mañana había recibido numerosas llamadas de diferentes sectores productivos mostrando su indignación por la devolución de las cuentas para 2022. “Ayer cometieron un gravísimo error y el tiempo lo demostrará”, sostuvo Moreno.

El portavoz de Vox, Manuel Gavira, siguió en la misma línea que había mantenido el día antes para tumbar los Presupuestos. “Se equivocan si creen que somos el PP, no tenemos miedo ni al que dirán ni admitimos chantajes”, insistió, con una reclamación al presidente: “Coja la bandera del cambio real y deje la bandera socialista”. Vox insiste en que lo único que tendría que haber hecho el PP es cumplir lo firmado.

Recuperar votantes

En el PP están convencidos de que esa estrategia de Vox no les hace daño. Al revés, dicen, les centra. Al menos eso trasladan. El argumentario de réplica pasa por la pinza o alianza entre PSOE y Vox. “Los únicos que han venido a tumbar el cambio son ustedes sumando sus votos a PSOE y Unidas Podemos”, espetó Moreno. “Los cafeteros aplauden siempre, no se fíe, pero tienen muchos votantes que vienen de nuestras filas, que están vinculados a diferentes sectores productivos y que les van a castigar por no aprobar el Presupuesto”, dijo el presidente de la Junta mencionando a autónomos, agricultores o ganaderos.

“Llevan pidiendo elecciones seis meses, oiga que hay que trabajar”, afeó Moreno a Vox, dejando claro que, de momento no va a convocar elecciones. “No se va a terminar de manera abrupta una legislatura que ha costado cuatro décadas en Andalucía. Por supuesto que el PP y Vox no son lo mismo”, concluyó.

El intercambio fue jugoso. Se marcaron distancias con Vox en el discurso y también en los gestos. Justo antes del pleno, la celebración del 25-N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las mujeres, se había tenido que celebrar a las puertas del Parlamento, con una lectura por parte de la presidenta de la Cámara, Marta Bosquet (Cs), firmada por PP, Cs, PSOE y Unidas Podemos. Los 11 diputados de Vox permanecieron dentro de un hemiciclo vacío. Una vez más, la falta de unanimidad, impidió que esa lectura fue una declaración institucional.

Foto: El presidente de la Junta, Juanma Moreno, en el Andalucía Investors Day.

Los diputados del PP portaron todos sus lazos morados en las solapas. Moreno dejó claro “su compromiso en la lucha sin cuartel contra la violencia machista que desgraciadamente existe en la sociedad”. La portavoz de Unidas Podemos, Inmaculada Nieto, mostró su “profunda impotencia y pena” porque la mayoría de la Cámara hubiera tenido que irse fuera. “Deberían haber salido los negacionistas”, se quejó.

La portavoz socialista, Ángeles Férriz, recordó a las siete mujeres asesinadas este año en Andalucía y cargó contra el presidente andaluz por haber “blanqueado” a un grupo “incapaz de condenar la violencia machista”, en referencia a Vox. “Usted llegó al Gobierno de la mano de un grupo político que es enemigo de las mujeres”, insistió la socialista, “así que menos teatrillo”. Moreno le replicó repasando las partidas del Presupuesto caído en el capítulo de la violencia contra las mujeres y agitando el argumento de que hay “una pinza” entre PSOE y Vox, como la que llevó a Andalucía a nuevas elecciones en el bienio 1994-1996, entonces con PP e IU de aliados frente al socialista Manuel Chaves en el Gobierno.

"Traición al cambio"

Moreno abroncó con dureza a quienes le dieron la investidura en enero de 2019, sus socios parlamentarios en la extrema derecha, por lo que consideró “una traición al cambio político” en Andalucía. Las alarmas se habían disparado en las filas del PP por la dureza del discurso de Vox la tarde anterior en el debate presupuestario. El partido de extrema derecha está estratégicamente instalado en un registro faltón y agresivo, enfrascado en equiparar al presidente de la Junta con el socialismo andaluz de los últimos 37 años. El líder del PP dejó claro que se acabó la mano tendida a ese lado del hemiciclo y pasó al ataque.

El PP firmó con Vox un acuerdo de investidura el 9 de enero de 2019. De ese papel de 37 puntos desapareció cualquier alusión a la violencia de género, que Vox niega, pese al machacón discurso de su líder entonces contra los “chiringuitos de género” o las denuncias falsas. Una semana más tarde, cuando Moreno accedió a la presidencia, una cadena humana rodeó el Parlamento por el “retroceso” en la lucha contra la violencia machista, con asociaciones de mujeres, el impulso del PSOE y colectivos y asociaciones ligadas a la izquierda. La Consejería de Igualdad quedó en manos de Cs y su consejera, Rocío Ruiz, se convirtió desde el primer momento en la bestia negra para Vox. En la negociación para el Presupuesto de 2019, Vox arañó algún símbolo más. El Gobierno andaluz aceptó un teléfono de violencia intrafamiliar y recortó subvenciones a las asociaciones de memoria histórica.

Partido Popular (PP) Santiago Abascal Juanma Moreno Parlamento de Andalucía Vox
El redactor recomienda