EEUU readjudica el mantenimiento de la base de Rota a la rival de la empresa española
  1. España
  2. Andalucía
Contrato por 133 millones de dólares

EEUU readjudica el mantenimiento de la base de Rota a la rival de la empresa española

La gaditana Newmar, que lleva 32 años con el contrato, volverá a recurrir a la Corte Federal norteamericana, que ya le dio la razón en enero y anuló la adjudicación a la compañía J&J

Foto: Llegada de evacuados afganos a Rota. (Fernando Ruso)
Llegada de evacuados afganos a Rota. (Fernando Ruso)

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha adjudicado la pasada semana el mantenimiento de la Base Naval de Rota para los próximos nueve años a la compañía norteamericana J&J Worldwide Services Inc., que desplazaría así a la firma gaditana Newmar, que lleva 32 años prestando ese servicio, con 180 empleados y generando más de 300 empleos indirectos e inducidos de pequeñas empresas suministradoras locales.

Se trata de un contrato de unos 15 millones de dólares (12,7 millones de euros) anuales que lleva inmerso en la polémica desde el pasado año. De hecho, la Marina de EEUU ya adjudicó este contrato el pasado mes de diciembre a esta potente empresa con sede en Austin (Texas), que trabaja habitualmente para el Gobierno norteamericano.

Sin embargo, como informó entonces El Confidencial, la firma gaditana del empresario Antonio Marcos recurrió aquella adjudicación, primero ante la Marina de EEUU que había otorgado aquel contrato y, posteriormente, ante la propia Corte Federal estadounidense.

Foto: Operarios frente al navío USS Porter, en la Base Naval de Rota. (EFE)

En el primer caso, el Comando de Ingeniería de Instalaciones Navales del Atlántico —Naval Facilities Engineering Systems Command (Navfac)rechazó las alegaciones de Newmar y siguió adelante con su adjudicación a J&J Worldwide Services Inc. Sin embargo, posteriormente, ya en los tribunales ordinarios, la Corte Federal norteamericana dio la razón a la empresa española y anuló el contrato, dando así un fuerte varapalo al Departamento de Defensa.

Tras ello, lejos de enmendar el error y mantener a Newimar, el Navfac decidió no volver a sacar a concurso el servicio pero revisar la licitación mediante una enmienda de las empresas ofertantes, entre las que permitieron volver a presentarse a la empresa norteamericana cuyo contrato había anulado la Justicia. Las ofertas se presentaron hasta el 16 de junio.

El 31 de agosto, el Navfac ha vuelto a adjudicar el mantenimiento de la Base Naval de Rota a la empresa J&J en detrimento de la gaditana Newmar, gracias, entre otras cosas, a que la compañía norteamericana ha presentado una oferta 23 millones de dólares por debajo del precio de salida, que ascendía a 156,4 millones de dólares (unos 130 millones de euros), quedando en 132,9 millones de dólares máximo por el contrato hasta junio de 2030.

Los abogados de la empresa gaditana han pedido al Departamento de Defensa norteamericano los detalles del contrato y tienen previsto recurrir

Se trata de una agresiva oferta a la baja, que, según la empresa gaditana, podría poner en riesgo la calidad del servicio actual. Su presidente, Antonio Marcos, no oculta su malestar con la situación, pero prefiere no hablar para no entrar en polémica con un cliente, la base de Rota, “con el que llevamos trabajando muchos años con total satisfacción por todas las partes”.

A pesar de ello, los abogados de la empresa gaditana han pedido al Departamento de Defensa norteamericano todos los detalles del contrato y tienen previsto en breve recurrir de nuevo la adjudicación, esta vez directamente a la Corte Federal, ya que las alegaciones ante la Navfac se han encontrado siempre con la negativa de este departamento de la Administración americana.

El recurso a la Justicia de EEUU podría paralizar cautelarmente la adjudicación. El 1 de enero de 2022 se tendría que realizar el cambio de servicio entre la firma española y la norteamericana, que deberá subrogar el contrato de los 180 empleados actuales, aunque quedan en el aire los 300 empleos indirectos de suministradores locales.

Foto: Miembros de la fuerza naval estadounidense en la base naval de Rota. (EFE)

El alcalde de Rota, el socialista Javier Ruiz Arana, reconoce a El Confidencial que “no es una buena noticia para este municipio que una empresa local pierda ese contrato, que además genera mucha incertidumbre para decenas de empleados y de pequeñas empresas suministradoras”.

La compañía estadounidense J&J Worlwide Services Inc, con sede en Austin (Texas) y delegación en Washington, es un “proveedor líder de soluciones subcontratadas para el Gobierno Federal de los Estados Unidos a través de sus segmentos de soluciones médicas y de salud, soluciones de apoyo de misiones y soluciones de ingeniería”. La empresa, que ha cumplido 50 años en 2020, cuenta con una plantilla global de más de 3.200 empleados en más de 270 ubicaciones en 10 países. La compañía ayuda a mantener bases e instalaciones gubernamentales norteamericanas en Alemania, Filipinas, Corea del Sur, bahía de Guantánamo y otros países.

El cambio que quiere realizar la Administración norteamericana se produce en un momento especialmente delicado, recién renovado el convenio España-EEUU para el uso conjunto de las bases de Morón (Sevilla) y Rota (Cádiz), y cuando el Gobierno norteamericano quiere ampliar sus fuerzas en las instalaciones gaditanas, donde solo la parte norteamericana cuenta con casi unas 6.000 personas (2.846 militares, 400 trabajadores civiles y 2.610 familiares).

Ingeniería Adjudicaciones Noticias de Andalucía
El redactor recomienda