El narco que 'clonaba' furgonetas de Amazon y se paseaba en un Lamborghini
  1. España
  2. Andalucía
15 arrestados por la Guardia Civil

El narco que 'clonaba' furgonetas de Amazon y se paseaba en un Lamborghini

Detenido en el Puerto de Santa María un traficante alemán cuya organización ha caído gracias a un 'vuelco' que sufrió uno de sus transportes en plena carretera de Las Cabezas

placeholder Foto: Coche en el que se desplazaba I.K. por las calles del Puerto de Santa María. (Guardia Civil)
Coche en el que se desplazaba I.K. por las calles del Puerto de Santa María. (Guardia Civil)

I.K. es de esos tipos con los que no iba esa regla que tanto repiten los malos en las películas tras dar un gran golpe: “No llamar la atención”. A sus 37 años, se subía a su Lamborghini Huracán Evo y hacía rugir el motor por el Puerto de Santa María. Aproximadamente 600 caballos de potencia para llamar la atención por la exclusiva urbanización en la que se había asentado este alemán de origen turco reclamado por las autoridades de su país. Un lugar desde el que presuntamente dirigía una red de narcotráfico que operaba con un curioso sistema de distribución de partidas de hachís y marihuana: adquiría furgonetas de la misma marca y modelo que las empleadas por Amazon y otras compañías de reparto, la 'clonaba' para que pasaran como parte de su flota y enviaba la droga a distintos países de Centroeuropa.

Este individuo, que tenía una orden de detención y entrega emitida por las autoridades teutonas por tráfico de estupefacientes, es uno de los 15 detenidos por la Guardia Civil en un operativo que ha permitido desmantelar su entramado y que se extendía por Málaga, Sevilla y Cádiz y que tuvo su réplica en Alemania con otros tres arrestos. Una organización que entró en el radar policial cuando uno de sus vehículos de transporte fue asaltado en el municipio sevillano de Lebrija durante un 'vuelco' —robo entre narcos— de película.

Un miembro de la red fue visto andando por el arcén de la A-471, conocida como la carretera de Las Cabezas, después de ser asaltado

Según ha podido saber El Confidencial de fuentes cercanas al caso, los asaltantes lograron sacar la furgoneta de la carretera y, armados con pistolas, amenazaron al conductor y se llevaron el vehículo. El Instituto Armado tuvo conocimiento de lo sucedido de una forma singular: “Una patrulla de la Agrupación de Tráfico observó al hombre caminando por el arcén de la A-471, conocida como la carretera de Las Cabezas, y explicó que le habían robado la furgoneta”. El hombre, de 43 años y origen alemán, “no hablaba español”, así que “se hicieron entender en inglés” y lograron convencerlo para que fuese con los agentes a un cuartel para presentar la pertinente denuncia. Los investigadores sabrían después que esta persona, nacida en Alemania, había sido arrestada días atrás en Francia por tráfico de drogas cuando llevaba un vehículo, rotulado igual que el anterior, en el que transportaba 154 kilogramos de marihuana y 30 de hachís.

La víctima y testigo de lo que entonces parecía el robo de un vehículo explicó que trabajaba para Amazon, pero su mascarada acabaría descubriéndose con unas simples comprobaciones realizadas por los efectivos del Equipo de Policía Judicial de Lebrija. Las citadas fuentes explicaron que el gigante de las ventas en Internet confirmó que ese individuo no formaba parte de su plantilla y que en su flota no tenían una furgoneta con la matrícula que les proporcionó. Ese abril de 2020 comenzó a tomar forma la operación Trasmane.

Foto: Armas incautadas durante la investigación. (Guardia Civil)

Fruto de las indagaciones realizadas, así como por la información obtenida y la colaboración de las policías de Francia y Alemania, los responsables del caso pudieron constatar que este hombre formaba parte de la organización de I.K. y concluyeron que su principal objetivo había tejido una red que utilizaba distintos vehículos, sobre todo de alquiler, rotulados igual que los de las conocidas empresas de logística para introducir marihuana y hachís en Holanda, Luxemburgo, el país galo y en distintas comarcas alemanas.

Cuando llevaba a cabo un envío, según precisó la Guardia Civil, este grupo organizado utilizaba un vehículo lanzadera para advertir de la presencia policial y otro que iba detrás de la furgoneta con la droga que hacía funciones de seguridad.

Camión interceptado

Fue en marzo de este año cuando los investigadores detectaron un camión que partió de una de las naves que estaba siendo vigilada. El vehículo fue sometido a un “discreto seguimiento”, hasta que fue interceptado antes de salir de España en el peaje de Irún. En el interior de la maquinaria de frío industrial que transportaba se hallaron 280 kilogramos de hachís y 65 de marihuana. El conductor fue detenido.

Las pesquisas posteriores de los agentes pusieron de relieve que estaban ante un grupo perfectamente organizado y jerarquizado que era liderado por I.K. desde el Puerto de Santa María (Cádiz). Este tenía como lugarteniente a un ciudadano de nacionalidad española que era su hombre de confianza, mientras que el tercero en el escalafón era otra persona que se encargaba del alquiler de vehículos, naves y organizar la logística.

La organización, además, contaba en su plantilla con los conductores de los vehículos encargados del transporte, personal de vigilancia y protección, mecánicos para realizar dobles fondos, productores de marihuana y los que conseguían el hachís. Uno de ellos construyó un habitáculo en el camión que fue interceptado recubierto de cinco láminas de acero.

Foto: Foto: Guardia Civil.

La operación Trasmane se reventó a principios de abril y se saldó con 15 detenidos y tres investigados. Los agentes realizaron 13 registros en las provincias de Málaga, Sevilla y Cádiz en los que se incautaron de 280 kilogramos de hachís, 500 de marihuana, 68.000 euros en efectivo, joyas valoradas en 400.000 euros, 12 vehículos valorados en 850.000, tres armas, 50 teléfonos y distinto material electrónico e informático.

Tres individuos de 24, 47 y 48 años fueron arrestados por estos hechos en Colonia y Remscheid (Alemania)

La Fiscalía de Colonia informó de que la banda turco-alemana habría desplazado desde España más de 1,5 toneladas de marihuana y hachís por un valor que supera los cinco millones de euros. Precisó que en esa ciudad y Remscheid fueron arrestados tres individuos de 24, 47 y 48 años por coordinar los envíos de droga y por tenencia de armas.

Además de una plantación de cannabis con alrededor de 240 plantas, los investigadores alemanes aprehendieron en esta fase de la investigación alrededor de 80 kilogramos de marihuana, munición real, varios miles de euros en moneda falsa, más de 60.000 euros y tres coches. Existen órdenes de arresto por recuperación de activos contra los imputados por valor de varios millones de euros.

Guardia Civil Transporte Cádiz Marihuana
El redactor recomienda