La red de 'narcos total' que reclutaba a menores y se hizo viral por una persecución en Málaga
  1. España
  2. Andalucía
operación MOPA

La red de 'narcos total' que reclutaba a menores y se hizo viral por una persecución en Málaga

La investigación que ha culminado en la operación MOPA arrancó en torno al conocido como clan Monparlet, que estaba botando veloces embarcaciones por el Guadalquivir

placeholder Foto: Foto: Guardia Civil.
Foto: Guardia Civil.

Un centenar de detenidos, cinco toneladas de hachís y 238 kilos de cogollos de marihuana. Estas son algunas de las cifras del último gran golpe de la Guardia Civil contra las redes del narcotráfico que operan en el sur del país y que se enmarcan dentro del operativo que desde 2018 tiene en marcha el Ministerio de Interior para atajar esta problemática delincuencial. Un operativo contra una organización multidiciplinar, que reclutaba a menores para sus escalafones inferiores y cuyos miembros protagonizaron a mediados de febrero un video viral con una persecución en el interior del puerto de la Duquesa, en el municipio malagueño de Manilva.

La investigación que ha culminado en la operación MOPA arrancó en torno al conocido como clan Monparlet, sobre el que llegaron informaciones que apuntaban a que estaba botando embarcaciones de gran velocidad por el río Guadalquivir y perfeccionando su aparato logístico de ocultación.

Las pesquisas posteriores revelaron que estaban extendiendo sus acciones entre las localidades sevillanas de Isla Mayor y Puebla del Río, zona de marismas de complicado acceso desde tierra para las fuerzas de seguridad; además de permitir la ubicación de varias naves en polígonos industriales del extrarradio de la capital hispalense que les servían para ocultar las embarcaciones mientras se realizaban labores de reparación y mantenimiento, ha informado el Instituto Armado.

No obstante, según ha podido saber El Confidencial de fuentes cercanas al caso, este grupo de narcos habían extendido su red de guarderías de lanchas hasta Badajoz para sortear las vigilancias en los puntos calientes del litoral sur.

Aunque los Monparlet -apellido de origen valenciano que pone de relieve la llegada a Isla Mayor de muchas personas procedentes de esta comunidad- eran piezas básicas en el engranaje de esta trama, los cabecillas tenían su base de operaciones en Sevilla.

Reclutamiento de menores

La red diversificaba sus acciones para acaparar más volumen de negocios. Una de sus ramas se dedicaba a lo que en el argot del narco se conoce como petaqueo: abastecer de combustible a las lanchas semirrígidas. Estas son embarcaciones muy potentes, auténticas fórmula 1 del mar, de tres o cuatro motores, que necesitan una gran cantidad de combustible.

Este grupo tenía pequeñas barcas recreativas que desde los puertos de la Atunara, Sotogrande (ambos de la provincia de Cádiz) y La Duquesa (Málaga) partían para aprovisionar de combustible, comida y si era necesario realizar los cambios de tripulación y así volver a comenzar la ruta del hachís hacia Marruecos.

Un ejemplo de este modus operandi fue captado en video por numerosos ciudadanos que a mediados de febrero se toparon con una espectacular persecución protagonizada por un helicóptero de Vigilancia Aduanera y una embarcación del entramado. En las imágenes se veía a a la aeronave, a pocos metros del agua, intentando impedir la huida de los presuntos traficantes.

Las citadas fuentes han explicado a este periódico que durante esta investigación han sido detenidos varios menores fichados para las labores de repostaje. "Los reclutan porque saben que la respuesta penal contra ellos es menor" y es su particular casting: "El que demuestra su valía, va ascendiendo en el escalafón. Después del petaqueo, lo convertirán en un punto -los que avisan de la presencia de las fuerzas de seguridad- y, si sigue demostrando aptitudes, participará en las descargas". Quemando etapas en esta singular Facultad del narco.

Durante el transcurso de la operación los agentes han incautado 1.170 kilogramos de hachís en Matalascañas (Huelva), otros 3.240 kilos (Almería) y 330 kilos en La Línea de la Concepción (Cádiz), "por lo que es de destacar la potente infraestructura que tenían para realizar alijos por todas las costas de Andalucía".

Servicio completo

Otra rama, de la misma organización, transportaba la droga que introducían en la península hacia Europa, concretamente a Francia, ofreciendo de este modo un “servicio completo” y aumentando sus ganancias. No se limitaban a cruzar el hachís por el Estrecho de Gibraltar.

Para ello utilizaban camiones que escondían en un polígono en la localidad sevillana de Dos Hermanas, que a su vez transportaban el alijo oculto entre fruta.
Otras de las características de esta organización es que aprovechaba estos portes para también realizar envíos de marihuana, como demuestra la incautación de 105 kilogramos que, con apoyo de Aduanas de Francia, se realizó en Dax. En suelo español cayeron dos camiones más: uno en Badajoz, con 300 kilos de hachís; y otro, con 125 kilos de cannabis, en Irún (Guipúzcoa).

Foto: Plantación de marihuana en El Ejido, Almería. (Guardia Civil)

La operación MOPA se ha saldado hasta el momento con el arresto de 100 personas, aunque fuentes cercanas al caso han señalado que esta cifra podría aumerntar en medio centenar más.

Como resultado de los distintos registros, se han incautado 5.040 kilos de hachís y 230 kilos de cogollos de marihuana. Además se han intervenido un arma larga simulada, una pistola táser, así como cinco vehículos, entre ellos dos camiones, material de navegación, informático y de comunicación. También abundante documentación.

Málaga Marihuana Guardia Civil Cannabis Gibraltar
El redactor recomienda