Es noticia
Menú
Belarra abre fuego contra Marlaska por la devolución forzosa de menores
  1. España
  2. Andalucía
GUERRA ENTRE MINISTROS

Belarra abre fuego contra Marlaska por la devolución forzosa de menores

El Ministerio de Derechos Sociales denuncia que "lleva meses" pidiendo a Interior un protocolo de reagrupación familiar y advierte de que no cabe una repatriación masiva

Foto: La ministra de Asuntos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. (EFE)
La ministra de Asuntos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. (EFE)

El Ministerio de Derechos Sociales que dirige la líder de Unidas Podemos, Ione Belarra, ha abierto fuego contra el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, después de que haya trascendido que el Gobierno ultima la devolución de 700 menores inmigrantes no acompañados que llegaron a Ceuta el pasado mayo en un salto masivo de la frontera que abrió una grave crisis diplomática entre Marruecos y España. El protocolo de devolución alcanzado por Interior con Rabat ha pillado por sorpresa a la ministra de Podemos, que ha emitido un comunicado criticando el acuerdo y denunciando que contraviene los derechos de los menores.

Desde el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 advierten de que “llevan meses poniéndose a disposición del Ministerio del Interior para trabajar en un protocolo de reagrupación familiar” de esos menores no acompañados “que cumpla con la normativa nacional e internacional, sin obtener ninguna respuesta al respecto”. La devolución de estos menores se ha convertido en un nuevo motivo de enfrentamiento entre PSOE y Unidas Podemos en el Gobierno en un agosto donde las fricciones son cada vez mayores. Las inversiones en infraestructuras estratégicas, como el aeropuerto del Prat, abrieron las discrepancias que se han disparado en las últimas horas por el enfrentamiento a tumba abierta por la factura de la luz, con dardos envenenados entre la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique.

Foto: Dos migrantes se escapan de la nave del polígono industrial cercano a la playa de El Tarajal en mayo. (EFE)

La Policía Nacional ha activado a primera hora de la tarde de este viernes un operativo para repatriar a los cerca de 800 menores marroquíes no acompañados acogidos en Ceuta desde mediados de mayo, según adelantó la 'Ser'.

El dispositivo habría comenzado con el traslado, en grupos de 15, de los 234 adolescentes cobijados en el polideportivo Santa Amelia, según explicaron fuentes policiales a Europa Press. La operación de repatriación no incluirá a los menores considerados "vulnerables". La Delegación del Gobierno en Ceuta asegura que actúa siguiendo órdenes directas del Ministerio del Interior, que habría mantenido contactos diplomáticos con Marruecos al máximo nivel para proceder a esta devolución.

Información a la Fiscalía

Desde el Ministerio de Derechos Sociales aseguran que desconocían la orden de repatriación de estos menores desde Interior. “Con respecto a las informaciones que están conociendo en estas últimas horas, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 reitera una vez más que cualquier proceso de reagrupación familiar debe contar con un protocolo que incluya entrevistas individualizadas a los niños así como el conocimiento pormenorizado por parte de la Fiscalía del procedimiento”, señalaron fuentes del departamento de Belarra. Los convenios internacionales de derechos humanos impiden la devolución masiva de menores inmigrantes y obligan a la reagrupación familiar siempre que sea consentida y se haya contactado con las familias.

Foto: Un soldado ayuda a un inmigrante a salir del agua. (EFE)

La orden de repatriación no sólo cuenta con la oposición de los miembros de Unidas Podemos en el Gobierno. ONG, como Save The Children, habían advertido de que la repatriación de estos menores solo sería viable "en casos concretos". "Como solución universal sería ilegal desde el punto de vista de la normativa que aplica el Gobierno de España y además estaríamos incumpliendo un deber moral: sencillamente es imposible", ha alertado su director general, Andrés Conde.

Tras la llegada de cientos de inmigrantes a Ceuta el pasado mayo, el Ministerio de Derechos Sociales convocó una cumbre con todas las comunidades autónomas para proponer el reparto de 200 menores de forma urgente, lo que iba a permitir aliviar espacio para atender a los que habían llegado en esa llegada masiva. Ese reparto solidario fue recibido con reparos por las comunidades, que dejaron claro que necesitaban fondos, preferiblemente con un sistema de financiación estable, para atender las necesidades de estos inmigrantes menores de edad. La solución urgente se adoptó con reticencias pero no solucionó el problema que tenían en Ceuta, donde la red de atención a estos menores estaba absolutamente sobrepasada.

Roces por la ley de Extranjería

El tema de los menores inmigrantes no sólo enfrenta a Interior y Derechos Sociales, según publicó este periódico, también hay recelos por parte del Ministerio de Grande-Marlaska y de Asuntos Exteriores ante el plan del ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que propone una reforma legalpara facilitar residencia y trabajo en España a los menores no acompañados. Son muchas las ONGs, asociaciones, colectivos de inmigrantes e instituciones como el Defensor del Pueblo que han exigido al Gobierno reformas que mejore la atención a estos menores cuya tutela queda en manos de las comunidades autónomas. El roce entre los distintos departamentos quedó recogido en el informe del Consejo de Estado sobre esta reforma legal en marcha, que advierte de que el plan puede provocar “recelos” en los socios de la Unión Europea.

Foto: El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. (EFE)

La modificación de la Ley de Extranjería allana el camino para dotar de documentación a estos menores no acompañados que llegan de forma irregular al país y habilita medios para seguir atendiéndoles cuando superan la mayoría de edad. Interior advirtió del “riesgo” de esta reforma en un “contundente informe” en contra, que advertía de que podía “perjudicar los esfuerzos en la lucha contra la inmigración irregular”.

El Ministerio de Derechos Sociales que dirige la líder de Unidas Podemos, Ione Belarra, ha abierto fuego contra el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, después de que haya trascendido que el Gobierno ultima la devolución de 700 menores inmigrantes no acompañados que llegaron a Ceuta el pasado mayo en un salto masivo de la frontera que abrió una grave crisis diplomática entre Marruecos y España. El protocolo de devolución alcanzado por Interior con Rabat ha pillado por sorpresa a la ministra de Podemos, que ha emitido un comunicado criticando el acuerdo y denunciando que contraviene los derechos de los menores.

Ministerio del Interior Fernando Grande-Marlaska ONG Inmigración Defensor del Pueblo Ione Belarra
El redactor recomienda