Es noticia
Menú
El 'método Ikea' de la banda que robó 56 coches de lujo en la Costa del Sol
  1. España
  2. Andalucía
Delincuencia organizada

El 'método Ikea' de la banda que robó 56 coches de lujo en la Costa del Sol

Sustraían los coches en menos de dos minutos, los desguazaban y clasificaban las piezas con claves para facilitar el ensamblaje en el destino final, un país del este de Europa

Foto: Algunos de los coches y piezas recuperadas en la operación. (EC)
Algunos de los coches y piezas recuperadas en la operación. (EC)

Cada coche tenía asignada una letra con la que marcaban las cajas en las que iban las distintas piezas. Era su forma de evitar confusiones. Un sistema rudimentario, pero efectivo, que facilitaba el ensamblaje a miles de kilómetros y que tenía en un cuaderno manuscrito su particular manual de instrucciones. "Como el que compra un mueble de Ikea y lo monta en casa", describe una agente.

Este era el 'modus operandi' que empleaba una importante banda de ladrones de coches de alta gama que operaba en la Costa del Sol y que era capaz de cometer robos en menos de dos minutos. Una organización que en un plazo de seis meses se hizo con al menos 56 vehículos —Maserati, Land Rover, BMW, Mercedes...— que fueron despedazados con el objetivo de enviarlos a países de Europa del Este.

Foto: Vehículo afectado en la persecución. (Policía Nacional)

La investigación de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (UDYCO) Costa del Sol se inició el pasado mes de marzo, después de que se produjese un repunte de denuncias de sustracciones de coches de alta gama en los que se había empleado un sistema de robo similar. Esta circunstancia hizo pensar a los agentes que podían estar enfrentándose a una única organización.

Los ladrones utilizaban en sus golpes, que siempre perpetraban en la vía pública, sofisticados dispositivos que importaban del extranjero, como llaves vírgenes, duplicadores de mandos a distancia, inhibidores de frecuencias y teléfonos vía satélite destinados a dificultar cualquier investigación policial.

Este alto grado de especialización, y la experiencia de casos anteriores, llevó hasta una banda que en 2019 fue investigada por hechos similares y cuyos componentes acabarían siendo identificados como las personas que supuestamente estaban detrás de esta oleada de delitos.

La banda traía mecánicos especializados desde Ucrania para desguazar los coches

La red estaba dirigida por individuos de origen ucraniano que habían implantado un sistema de organización donde los roles estaban claramente definidos. Una parte de los componentes se dedicaba a localización de los objetivos que, posteriormente, y siempre en horario nocturno, serían sustraídos en un tiempo máximo de dos minutos. Una vez consumado el robo, informó la Policía Nacional, los coches eran llevados a “puntos de enfriamiento” para días después ser desplazados a alguna de las naves alquiladas por el grupo. Allí esperaban “mecánicos profesionales” desplazados desde Ucrania y que cobraban —cada uno de ellos— 500 euros por desmontarlos.

Los especialistas realizaban su trabajo de forma “meticulosa y ordenada”, bien con la intención de volver a ser montados en el país de destino o para vender las piezas, que previamente eran clasificadas, etiquetadas y empaquetadas.

Foto: ¿Tienes un coche inteligente? Así te lo van a intentar robar los hackers. (iStock)

Las citadas fuentes han precisado que la mayor parte de los vehículos eran robados en las localidades de Marbella y Mijas y uno de los responsables del caso señaló que la banda se había asentado en la Costa del Sol porque “es una de las zonas del país con mayor bolsa de coches de lujo”.

Facturas falsificadas

Tras judicializarse la investigación, los agentes determinaron que, tanto el destino de los turismos desmontados como el de las piezas empaquetadas, era la distribución a nivel internacional, principalmente a países del este de Europa.

En una de las naves registradas se intervino un camión tráiler de cinco ejes y gran capacidad de almacenaje que tenía en su zona de carga una multitud de piezas de vehículos de alta gama con destino a Ucrania.

Para evitar los posibles controles, la mercancía contaba con “facturas falsificadas de distintos desguaces con sede social en Málaga y que empleaban para dar apariencia de legalidad en los posibles controles con los que se topasen durante el trayecto.

La Costa del Sol tiene "una de las mayores bolsas de coches de lujo"

Durante los días 17 y 18 de junio se llevaron a cabo seis registros: cuatro en domicilios y dos en naves industriales. Gracias a este operativo se pudo determinar que una de ellas estaba destinada al desmontaje de los vehículos de una marca bávara concreta para, posteriormente, volver a montarlos en el país final. Además, se intervino una libreta manuscrita con referencias de despiece de varios vehículos, que se correspondían con las marcadas en los embalajes de las piezas.

En el otro almacén ocultaban un taller clandestino, donde los “mecánicos especializados” llevaban a cabo el desguace de los coches y procedían a embalar las piezas que venderían en el país de recepción. Allí localizaron dos vehículos en perfecto estado y un tercero que habían comenzado a desguazar cuyo robo había sido denunciado, como el de un Audi R8 cuyo precio mínimo ronda los 170.000 euros.

En los registros se intervinieron seis depósitos de gasolina, 32 motores, 24 cajas de cambio, 29 centralitas, 16 puertas, 18 ruedas, seis baterías, seis radiadores, seis fundas de techo, cinco eléctricos y dos cortados, 20 asientos, cristales frontales, pedales, focos, engranajes y herramientas para poder llevar a cabo los despieces, entre otros efectos.

La operación se saldó con un total de 14 detenidos con edades comprendidas entre los 17 y los 55 años y de nacionalidades tan dispares como rusa, rumana, moldava y ucraniana, a los que se acusa de los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, robo con fuerza y falsedad documental.

Foto: Estos son los coches y las motos que más se roban en España. (Foto: iStock)

Todos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, que decretó encarcelamiento preventivo para dos de ellos, considerados los cabecillas de la organización, y para un tercero sobre el que pesaban dos órdenes de búsqueda e ingreso en prisión por otras causas.

Las citadas fuentes han señalado que el perjuicio económico causado ascendería a 3,25 millones de euros.

Cada coche tenía asignada una letra con la que marcaban las cajas en las que iban las distintas piezas. Era su forma de evitar confusiones. Un sistema rudimentario, pero efectivo, que facilitaba el ensamblaje a miles de kilómetros y que tenía en un cuaderno manuscrito su particular manual de instrucciones. "Como el que compra un mueble de Ikea y lo monta en casa", describe una agente.

Lujo Crimen organizado Delincuencia Robos Marbella Málaga Policía Nacional
El redactor recomienda