LOS LADRONES APUNTAN A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

¿Tienes un coche inteligente? Así te lo van a intentar robar los 'hackers'

La evolución tecnológica de los vehículos es una evidencia. En los últimos años, el salto cualitativo de los automóviles nos permite disfrutar de ventajas impensables hace

Foto: ¿Tienes un coche inteligente? Así te lo van a intentar robar los hackers. (iStock)
¿Tienes un coche inteligente? Así te lo van a intentar robar los hackers. (iStock)

La evolución tecnológica de los vehículos es una evidencia. En los últimos años, el salto cualitativo de los automóviles nos permite disfrutar de ventajas impensables hace solo unas décadas, especialmente en el ámbito de la seguridad. Sin embargo, estas mismas soluciones también son aprovechadas por los ladrones y sus oscuras intenciones: en solo un año, los ciberataques a los coches han aumentado más de un 300%.

Es cierto que, de momento, la cantidad de vehículos hackeados es residual, pero empieza a convertirse en una moda entre los ladrones de coches, que les permite hacerse con el control de los mismos sin necesidad de ensuciarse las manos. Ya no hace falta forzar una cerradura, romper una ventanilla o hacer un puente, sino que es tan sencillo como contar con un dispositivo universal con el que pulsar un botón y arrancar el vehículo en cuestión de segundos.

Según un informe de The Upstream, en el primer trimestre de 2019 se robaron 51 vehículos en Estados Unidos mediante estas técnicas, por los 15 incidentes que se produjeron en el mismo periodo de 2018. O, lo que es lo mismo, se ha incrementado un 300% este tipo de ataque, en mayor medida pensados para hacerse con tu vehículo. Es una cifra que va a ir en aumento en los últimos años, especialmente por la alta conectividad de los vehículos.

Muchos coches utilizan sistemas basados en tecnología inalámbrica o GPS con los que tenemos acceso a situaciones tan comunes como abrir la puerta del vehículo con solo tocar un botón o reconocer la velocidad máxima a la que puede circular por una determinada vía. Pero estas mismas facilidades en nuestro día a día son vías de acceso para los ladrones. De hecho, los vehículos que se abren con llave ya son los favoritos de los amigos de lo ajeno.

Hasta el 47 por ciento de los casos de hackeo que se produjeron en 2019 tenían como objetivo robar el vehículo. De hecho, en Estados Unidos se ha popularizado una vía para robar los vehículos, especialmente en chalets unifamiliares: un ladrón coloca un ampliador de señal en la puerta de la vivienda mientras otro se sitúa junto al vehículo, pulsa el botón de apertura de la puerta y de arranque y sube el vehículo a una grúa para robarlo.

Pero un 17% de los robos van enfocados al control de los servidores. O, dicho de otra manera, a poder mandar comandos a un vehículo que ya está en marcha y hacerse con su control, algo realmente peligroso, en especial en coches con piloto automático. Tomar el control de ciertas aplicaciones o conseguir acceder a la conexión Bluetooth son algunas de las otras vías que los hackers han conseguido explorar para sacar provecho de tu vehículo.

Las nuevas tecnologías conllevan beneficios evidentes para el conductor, pero obviamente también son exploradas por los ladrones para encontrar nuevas debilidades que explotar y con las que conseguir acceder a nuestros vehículos. Tener la llave dentro de una funda metálica o, incluso, envuelta en papel de aluminio sería suficiente para evitar un susto. Por ello, hay que tomar todas las precauciones posibles: los hackeos a coches seguirán creciendo en los próximos años.

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios