INCREÍBLE TRAMA HALLADA EN SAN PETERSBURGO

Así se roban los coches de alta gama en Rusia: en un 'búnker nuclear' secreto

Una banda de ladrones llevaba los coches a un subterráneo oculto bajo una casa de campo donde quedaban ocultos hasta conseguir un comprador que se hiciera con el vehículo

Foto: Imagen de tres de los vehículos robados. (FOTO: Ministerio del Interior de Rusia)
Imagen de tres de los vehículos robados. (FOTO: Ministerio del Interior de Rusia)

Es jueves y quedan pocos minutos para que den las 17:00 horas. Dos policías de San Petersburgo (Rusia) están en misión secreta dentro de un vehículo camuflado. Llevan varios días apostados frente a un todoterreno de lujo utilizado como señuelo, pues creen que hay una banda de ladrones encargados de llevarse el coche en pocos segundos para hacerlos desaparecer en cuestión de días. El día parece estar tranquilo... hasta que descubren que tenían razón.

Desde hace meses, las autoridades rusas eran conscientes de que una banda de ladrones de vehículos de alta gama estaba operando en San Petersburgo. Primero, se encargaban de robar los coches en cuestión de segundos para, después, venderlos al extranjero. Pero, en el proceso, desaparecían sin dejas rastro de dónde los almacenaban hasta darles salida... hasta que las autoridades montaron un dispositivo para descubrir qué ocurría.

Después de que ambos agentes observaran cómo los delincuentes eran capaces de abrir el vehículo y robarlo, decidieron seguirles para ver cuál era su 'modus operandi. Los ladrones llevaban el coche hasta una casa de campo situada a unos 60 kilómetros de la localidad rusa, donde lo aparcaban dentro de su garaje privado para no salir nunca más. Tras dar el aviso de lo que había encontrado, varias horas después acudió a la casa un dispositivo que se encontró con la realidad.

Lo que exteriormente parecía una bella y tranquila casa de campo, en realidad era un búnker 'nuclear' secreto pensado para el robo de coches. De hecho, el garaje no era tal, sino un montacargas de gran tamaño que hacía descender los vehículos seis metros, hasta la entrada de un refugio bajo tierra donde los ladrones acumulaban los coches de lujo hasta venderlos. Era capaz de albergar hasta 12 vehículos y contaba con tecnología que evitaba que pudieran ser rastreados por las autoridades.

El increíble búnker subterráneo estaba perfectamente equipado para sobrevivir a una catástrofe nuclear pero, además, contaba con sistemas de supresión de bandas GSM, dispositivos para el bloqueo de transmisión de datos y paredes con un revestimiento especial para evitar las señales de radio. A este búnker no se podía acceder desde la calle, sino que la única vía de acceso era el elevador del garaje, que solo se podía activar desde dentro del sótano.

Cuando las autoridades entraron en la casa, detuvieron a cinco miembros de la banda que se encontraban en su interior, además de hallar siete vehículos de alta gama en el búnker, junto a decenas de dispositivos electrónicos con los que romper los sistemas de seguridad de los vehículos, además de un centenar de matrículas falsas con las que engañar a las autoridades en el momento de sacar el coche a la calle para realizar su operación de venta.

Para completar la operación, encontraron numerosa documentación falsa con la que engañar al comprador pensando que se estaba haciendo con un vehículo de segunda mano a muy buen precio, pero en realidad se trataba de un coche robado. Ahora, las autoridades investigan en profundidad para saber cuántos robos llegó a cometer esta banda de ladrones y tratar de descubrir el paradero de todos los coches que desaparecieron sin dejar huella.

Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios