Andalucía pide abrir la movilidad y los espectáculos a quienes estén vacunados
  1. España
  2. Andalucía
URGE A LA CARTILLA DE VACUNACIÓN

Andalucía pide abrir la movilidad y los espectáculos a quienes estén vacunados

El presidente andaluz, Juanma Moreno, reclama una Conferencia de Presidentes para fijar criterios iguales en todo el país que permitan ir eliminando restricciones a las personas ya inmunizadas con las dos dosis

placeholder Foto: El presidente de la Junta, Juanma Moreno. (EFE)
El presidente de la Junta, Juanma Moreno. (EFE)

Andalucía tiene dos propuestas prioritarias en materia covid con un objetivo: tratar de salvar la temporada turística de verano. En la Comisión de Salud Pública de este miércoles, el consejero de Salud, Jesús Aguirre, defenderá espaciar al máximo el periodo fijado entre la primera y la segunda dosis de la vacuna. Eso permitiría, explican fuentes de la Junta, llegar a las vacaciones de verano con muchas más personas con al menos una dosis puesta. Una inmunidad no total, pero sí en un porcentaje elevado, que el Gobierno andaluz cree que ayudaría a salvar la actividad económica del verano.

La otra gran apuesta la defendió este lunes el presidente andaluz, Juanma Moreno, quien reclamó de nuevo a Pedro Sánchez que convoque una Conferencia de Presidentes para fijar criterios nacionales y estudiar la posibilidad de eliminar las restricciones de movilidad y de asistencia a espectáculos públicos a quienes acrediten que ya tienen la inmunidad y hayan completado su vacunación contra el coronavirus. Se trataría de fijar el funcionamiento del certificado europeo en España y entre comunidades autónomas.

Sanidad estudia espaciar la segunda dosis de Pfizer

El Gobierno de la nación se ha marcado como objetivo que el 70% de la población esté vacunado en verano. Pese a las dificultades que han surgido con AstraZeneca y Janssen, es la cifra en la que se mantiene el Ministerio de Sanidad. Andalucía insiste en que hablar del verano abarca un horizonte muy amplio y que, al ritmo actual de llegada de vacunas, será imposible alcanzar ese número hasta que no haya pasado toda la temporada turística, es decir, más allá de septiembre. Eso arruinaría las expectativas de remontada de toda la actividad económica ligada al sector, castigado duramente por el coronavirus.

Por eso, Andalucía fue, junto a Cataluña, de las primeras CCAA que defendieron la propuesta a la que ahora se abre el Ministerio de Sanidad y sobre la que decidirá de forma conjunta con las comunidades este miércoles. Se trata de espaciar el tiempo transcurrido entre la primera y la segunda dosis. Eso propiciaría que hubiera más personas no inmunizadas totalmente, lo que se logra cuando se completan todas las dosis, pero sí con un grado importante de protección frente al virus, para lo que basta solo la primera.

Salvar el verano

El objetivo de la Junta es arrancar el verano, en junio, con un 40-50% de la población andaluza con al menos una dosis. Eso daría margen, entiende Salud, para abrir la movilidad entre provincias y permitir más actividad en las vacaciones estivales.

Foto: Una pasajera de Francia enseña su test de Covid al llegar al aeropuerto de Madrid. (Reuters)

El otro plan B que maneja el Gobierno andaluz pone la mirada en el llamado pasaporte de inmunidad, la acreditación que recibirá cualquier ciudadano que haya completado la vacunación. Moreno reclamó esta medida en un acto conjunto con el presidente de Murcia, celebrado este lunes en Almería para defender el trasvase Tajo-Segura, paralizado por el Ejecutivo de Sánchez. El mandatario andaluz insistió en reclamar cuanto antes la convocatoria de una Conferencia de Presidentes donde acordar estas medidas que permitan empezar a abrir la movilidad y la actividad económica.

Moreno recordó que durante la primera ola sí hubo encuentros con el presidente del Gobierno casi semanalmente, pero añadió que esas reuniones no se han producido ni en la segunda ni en la tercera ola, pese a que han sido “mucho más virulentas”. “Creemos necesario que la población que ya esté inmunizada con las dos dosis puestas pueda, con sus certificados de vacunación, tener libertad para moverse entre territorios y acceder a un concierto, una obra de teatro o cualquier actividad que hasta ahora estaba restringida”, defendió el líder del PP andaluz. Ahora mismo, por ejemplo, son 600.000 andaluces los que ya están vacunados y que “deberían tener la posibilidad de empezar a moverse con libertad”. “Eso es también una reactivación económica. No podemos esperar al 80% de la población para que nos podamos mover”, subrayó.

Foto: Una calle del centro de Córdoba. (EFE)

Este debate que pide abrir Andalucía ya se ha discutido en el seno de la Unión Europea, en concreto, tras acabar la segunda ola en enero. Fueron países como España o Grecia, más afectados por el parón del turismo, pero también Alemania o Reino Unido, los que elevaron la voz para pedir un certificado de vacunación digital que permitiera ir abriendo la mano a la movilidad entre países para aquellas personas inmunizadas. El pasado marzo, la UE presentó lo que llamó el certificado verde digital, en código QR y gratuito, que en España se implantará en junio.

Lo que reclama Andalucía es que ese certificado digitalizado esté aprobado cuanto antes y con todas las garantías, lo que permitiría por ejemplo a los andaluces que ya hayan recibido su vacuna moverse de una provincia a otra. Ahora mismo, Andalucía sigue prohibiendo la movilidad entre provincias. “Este debate hay que abrirlo ya, pero hay que hacerlo con el conjunto de las comunidades”, reclamó Moreno. Andalucía ha vacunado con una dosis al 25% de su población, 2,2 millones de andaluces, y con dos dosis a unas 600.000 personas.

Foto: Una sanitaria vacuna contra el coronavirus a una monja. (EFE)

Datos en "dientes de sierra"

Los datos para empezar la semana no han sido buenos en Andalucía. El Gobierno autonómico asegura que la comisión de expertos alertó de que los contagios y hospitalizaciones seguirían al alza esta semana y comenzarían a ralentizarse la próxima, hasta entrar en meseta. Salud alerta de que vendrán días de “dientes de sierra”, con cifras altas y bajas que irán alternándose hasta que la curva de esta cuarta ola vuelva a doblegarse.

Andalucía comunicó 2.036 nuevos contagios y una incidencia por cada 100.000 habitantes de 263,72 casos, en riesgo muy alto y por encima de la media española. “Tenemos un riesgo extremo y está creciendo el número de afectados y hospitalizados”, admitió el presidente de la Junta, que habló de una “situación preocupante”. La esperanza es que esta cuarta ola no sea como la tercera que llegó tras las navidades. “El crecimiento es sostenido, pero no explosivo como en la tercera ola”, señalan desde la Junta.

Vacunación Juanma Moreno Coronavirus Turismo Ministerio de Sanidad Pedro Sánchez Reyes Maroto
El redactor recomienda