"Sin saber qué pasará con las vacunas a partir de marzo, no debemos vender humo"
  1. España
  2. Andalucía
PLAN ANDALUZ DE VACUNACIÓN

"Sin saber qué pasará con las vacunas a partir de marzo, no debemos vender humo"

El director del Plan Andaluz de Vacunación, David Moreno, repasa un mes de administración de vacunas y advierte que habría que triplicar las dosis para llegar al 70% en verano

placeholder Foto: El director del Plan de Vacunación en Andalucía, David Moreno. (Cedida)
El director del Plan de Vacunación en Andalucía, David Moreno. (Cedida)

David Moreno es pediatra y director del Plan de Vacunación en Andalucía, desde junio de 2019, en la Consejería de Salud de la Junta. Los números, asegura, son "sencillos" y no ve posible sostener, ahora mismo, que en verano estará vacunada el 70% de la población. Habría que multiplicar por tres o cuatro el ritmo actual. Es la cifra que estima la Unión Europea y la que asume el Gobierno de la Nación. Es "vender humo", asegura, porque las dosis que recibirá Andalucía a partir de marzo no están, ni siquiera, cuantificadas. Hasta ahora, la comunidad andaluza ha cubierto sus objetivos en vacunación por encima del 80%.

PREGUNTA. ¿En qué momento estamos en Andalucía un mes después de arrancar la vacunación?

RESPUESTA. El primer objetivo que nos hemos marcado todos, vacunar lo antes posible a residencias y personal sanitario, se ha cumplido casi al cien por cien. En residencias hemos vacunado el 98,6% y de profesionales sociosanitarios el 97,3%. En cuanto a los sanitarios, estamos en el 82% de vacunados en primera línea de covid. Hay un porcentaje de profesionales que están reticentes, que prefieren esperar un poco; pero el dato es muy bueno, aunque me gustarían que fuesen muchos más.

P. ¿Hay sanitarios reticentes a la vacuna?

R. Sí, los hay, muchos decían que preferían que se vacunaran antes los demás e ir ellos detrás. Ese 82% que hemos conseguido de verdad, que es un dato que todas las comunidades pensábamos que no íbamos a conseguir, es una vacuna nueva y no es fácil. Algunos siguen dudosos.

Foto: Personal sanitario prepara la segunda dosis de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer-BioNTech para administrar. (EFE)

P. ¿Por qué entonces están alertando de problemas en las entregas de dosis desde el Gobierno?

R. Ahora empezamos con los grandes dependientes o los mayores de 80 años y esas poblaciones son mucho más numerosas. Con el número de dosis semanal que recibimos no va a ser posible. Estamos poniendo las segundas dosis todavía de los que hemos vacunado en el último mes. No tenemos vacunas, no vamos a poder. O aumentan las dosis y AstraZeneca viene con muchas dosis o el ritmo va a tener que ser mucho más lento.

P. Pedro Sánchez dice que en verano estará vacunado el 70% de la población. Juanma Moreno lo rebaja al 14%. ¿Qué nos creemos?

R. Cuando nos dicen que en verano vamos a llegar al 70% de la población no dicen la verdad, eso es humo. Las dosis que tenemos ahora mismo comprometidas, con números y fechas, llegan hasta final de marzo. Abril, mayo, junio, de esos meses no sabemos nada. No hay cifras comprometidas. No hay ningún tipo de compromiso. Hacer previsiones de este tipo... No queremos vender humo. Sabemos lo que podemos hacer en dos meses pero más allá no lo sabemos; y de AstraZeneca, aunque se haya aprobado hoy, no sabemos nada, no tenemos ni una sola cifra ni fecha pactada. Mejor ser prudentes y no decirle a la población lo que no sabemos si podemos cumplir. Es una cifra que calculamos con el número de dosis actuales semanales, unas 80.000; con ese número llegamos a un 15% en junio.

"Mejor ser prudentes y no decir a la población lo que no sabemos si podemos cumplir"

P. Para llegar a ese 70% de población inmunizada en verano, ¿cuántas vacunas tendríamos que poner al día y cuántas se están poniendo?

R. Las cuentas son muy claras. Si queremos llegar al 70% de la población –Andalucía son ocho millones y medio– serían unos seis millones de andaluces los que tendrían que estar vacunados. Eso supondría que tendríamos que poner aproximadamente un millón de dosis al mes. Bueno, depende de lo que entendamos por verano; si es junio, julio, agosto, quizás un poquito menos, unas 750.000 dosis o un millón al mes. Serían unas 250.000 dosis a la semana. Nosotros en estos momentos estamos poniendo unas 70.000 u 80.000 dosis semanales. Tendríamos que incrementar tres o cuatro veces el ritmo actual, meter una cuarta marcha.

P. ¿Y somos capaces de poner esas dosis a la semana?

R. Somos capaces, sí. Con gripe llegamos a poner en una sola semana 435.000 dosis en el pico de vacunación, segunda o tercera semana. Fue el dato de noviembre del año pasado. Somos capaces de poner esas 250.000 dosis a la semana e incluso más con nuestros propios recursos sanitarios. Lo que no tenemos son las vacunas. Activaríamos toda la enfermería como hacemos en la campaña de la gripe.

P. Cataluña o Madrid han asumido públicamente un parón en la administración de vacunas, ¿Andalucía también ha frenado?

R. Cuando dicen eso, se refieren a que no pueden poner más primeras dosis; quieren decir que con lo recibido solo pueden poner segundas dosis, pero no es que paren. Es una mala noticia porque parece que no estás avanzado. Nosotros, con las vacunas que tenemos pendiente recibir el lunes, aproximadamente el 75%, sí van a ser segundas dosis; pero el resto serán primeras dosis. Las siguientes semanas ya no sabemos porque cada semana hay un imprevisto. El lunes, en vez de mandarnos 79.000 dosis, recibiremos 3.000 menos: es un pequeño imprevisto pero ya cambia. Cada semana es una cosa. Está habiendo muchas incidencias.

placeholder El director del Plan de Vacunas de Andalucía, David Moreno, durante una presentación. (EFE)
El director del Plan de Vacunas de Andalucía, David Moreno, durante una presentación. (EFE)

P. Hemos visto cómo AstraZeneca echaba un pulso a la Unión Europea. ¿Se las gastan así siempre las grandes empresas farmacéuticas? ¿Es normal que publiquen el contrato de la UE con esta empresa y todos los datos de interés vengan tachados?

R. Muchas razones de lo que está pasando se me escapan, pero no, no es lo normal en absoluto. Oíamos que Israel está pagando hasta dos o tres veces por las dosis pero es que ni siquiera sabemos lo que pagamos nosotros, no sabemos cuándo es cuestión de dinero y cuándo de poder, de influencia. Se prometió mucha transparencia con los contratos pero no es así.

P. Por ejemplo, con la vacuna de la gripe no pasan estas cosas, ¿no?

R. En absoluto. Todo está publicado: sus precios, los concursos son públicos; sabemos a cuánto compra cada consejería las dosis; los pliegos; las ofertas de los laboratorios... Todo es público conforme a acuerdos marco que hace el ministerio.

P. Piensa que se pueden repetir con las vacunas esas pujas a pie de avión entre los países que vimos con las mascarillas o los respiradores, ¿o hemos aprendido de aquello y no veremos fisuras en la Unión Europea?

R. Creo que no va a ocurrir, la Unión Europea ha demostrado que tiene mucho poder y mucha influencia; y en las últimas 48 horas hemos visto cómo daba más de un golpe sobre la mesa, dejando claro que puede prohibir exportaciones de las vacunas que se produzcan en sus países. Esa es su fuerza.

P. ¿Cuál es el orden previsto para vacunar a partir de ahora?

R. Primero residentes, sanitarios de primera línea, sanitarios de segunda línea; dentro de este grupo entran también dentistas, higienistas, fisioterapeutas y logopedas, gente que trabaja con pacientes con la boca abierta sin mascarilla. Luego pasaríamos a los grandes dependientes y cuidadores de ayuda a domicilio, que lo haremos juntos para optimizar recursos y aún no hemos empezado. Después serían los mayores de 80 años, y eso sí que ahora mismo no sé si podremos cumplirlo con las dosis que recibimos. En Andalucía, estamos hablando de más de 412.869 personas mayores de 80 años. Es cierto que a algunos ya los habremos vacunado en residencias o dependientes. Pero ya hablamos de cifras muy importantes. Necesitamos muchas más dosis. En un mes hemos puesto 280.000 dosis; para cubrir a esos mayores necesitaríamos 800.000 dosis, dos por persona.

Foto: Sede la EMA en Ámsterdam. (Piroschka van de Wouw/Reuters)

P. Y personas vulnerables, enfermos de riesgo, pacientes oncológicos, ¿cuándo?

R. Van a ir después y el Ministerio de Sanidad solo ha comunicado hasta el grupo cinco, mayores de 80 años. Del resto sabemos que irán a personas con patologías y después una escalada preventiva en edad hacia abajo, pero no sabemos exactamente el orden aún.

P. En Andalucía ha habido polémica por la vacunación de personal público, administrativos de salud que no están ni siquiera en hospitales o centros de salud, sino en edificios de oficinas. Le pregunto lo que lanzó la oposición, en concreto Podemos: ¿por qué antes que una cajera de supermercado?

R. Es verdad que el personal administrativo que no esté en contacto con los enfermos podría vacunarse en otro momento. Sin contacto directo con pacientes deberían vacunarse en un momento diferente al de los sanitarios que sí tienen este contacto o por supuesto lo que están en zona covid. Es cierto que este personal, ahora más que nunca, está compartiendo trabajos. Hay muchas bajas por covid y estas personas en muchas ocasiones se tienen que mover para cubrirlas. La vacuna inmuniza con dos dosis y dos semanas mínimo de tiempo, no podemos decir 'mira, te tienes que mover a zona covid, pues te vacuno y mañana te incorporas a trabajar'. No. Esto no va así. Hay que hacerlo con cierta antelación. Entiendo que al final hayamos optado por vacunar a todo el personal. En primera línea se ha controlado muy bien el orden exacto pero después hay momentos donde es muy complicado discriminar caso a caso.

P. ¿Y los gerentes de los hospitales?

R. Pues no sé si les sonará raro pero están yendo a las UCI, a las urgencias, comprobando que todo funciona, recorriendo el hospital todo el día; fue la franja donde hubo una tasa más alta de contagios dentro de los profesionales en la primera ola; se reúnen presencialmente con mucha gente por mucho tiempo.

P. ¿Usted se ha puesto la vacuna?

R. Sí, la primera dosis, con el segundo grupo de personal sanitario. Hay una cosa que ha pasado desapercibida, que creo que es un tema importante y que el Ministerio de Sanidad debería haberse esforzado mucho más en explicarla. En la estrategia de vacunación del ministerio, en el grupo 2 hay un perfil de profesional que señalan que se tiene que vacunar, que es el personal sanitario que está en primera línea atendiendo al control de la pandemia. Por ejemplo, yo estoy trabajando de lunes a domingo con formación de enfermería todos los días, con cálculo de dosis y plan de vacunación en Andalucía, soy enlace de Andalucía con el ministerio y tenemos reuniones a diario. Quizás el ministerio debería levantar la mano y decir: "Esas personas tienen que vacunarse porque son imprescindibles en el control de la pandemia". Pero bueno...

P. El Ministerio de Sanidad avanzó que habría más controles para evitar la picaresca, medidas más restrictivas, ¿qué cambiará en ese sentido?

R. Ese documento no dice nada nuevo, solo refuerza el compromiso de que haya que seguir estrictamente los grupos a los que hemos decidido vacunar primero: ahora mismo uno, dos y tres, y que no salgamos de ahí. En Andalucía se sigue rigurosamente.

P. Cuando un alcalde se vacuna, la excusa más común que esgrime es que lo han llamado de la residencia de ancianos y que sobraban dosis que no querían desperdiciar; que, si no se las ponían ellos, había que tirarlas. ¿No llegan las dosis exactas a las residencias? ¿No está establecido qué hacer con el sobrante?

R. Una cosa son los viales y otra las dosis. Si un vial no se ha abierto, no se ha tocado, se mete en la nevera portátil y vuelve al centro de salud, sin problema. ¿Qué pasa cuando ya está pinchado y sobra alguna dosis? Esas dosis, si no se ponen, hay que tirarlas. Los profesionales tienen una orden, que además se les ha recalcado muchísimo en los cursos de formación, y es que tengan un listado de personas a vacunar, de centros de salud cercanos, a los que se les llama para que vayan a ponerse esa dosis, pero siempre profesionales sanitarios que estén pendientes de vacunarse. Está perfectamente previsto.

P. El tema de los 'culillos'. Usted aclaró que se están sacando ya seis dosis por vial de Pfizer, pero ¿hay o no hay problemas con las jeringuillas en Andalucía?

R. Tenemos jeringuillas de todos los tipos repartidas por todos los centros. Ha habido momentos en los que en algunos sitios concretos pudo haber problemas de abastecimiento de jeringuillas de un mililitro, que es un problema ahora mismo a nivel internacional y que la Unión Europea ha enfrentado comprando jeringuillas suficientes para que no haya desabastecimiento en ningún momento. Pero tengo que decir que nuestros profesionales con las jeringuillas de dos mililitros, aunque es mucho más difícil, también sacan las seis dosis. Ahora mismo no tenemos ningún problema.

Foto: Imagen a microscopio del SARS-CoV-2. (Reuters)

P. Hablábamos antes de ciertas reticencias a la vacuna. ¿Temen problemas de rechazo en la población en general?

R. Ahora mismo estamos vacunando a una población muy proclive hacia la vacuna. Nuestras dudas son para más adelante. Cuando llegue el momento de gente más joven. Ojalá ya se haya visto que no pasa nada y no encontremos resistencia.

P. La vacuna de AstraZeneca ¿diría que es igual de segura que la de Pfizer o Moderna?

R. Sí, por supuesto. Es igual de segura, otra cosa es que parece que en los ensayos clínicos ha demostrado menos eficacia. El problema de Alemania es que esta vacuna se ha ensayado, sobre todo, en personas de menos de 65 años y hay pocos datos de personas mayores. Por eso han dicho que prefieren esperar hasta que no haya más datos, pero hay ya ensayos en marcha con esas edades y están a punto de acabarse.

P. ¿Los niños se vacunarán? Como pediatra, ¿cree que hay algún problema en que los niños sigan yendo a los colegios?

R. Las vacunas de covid, como la enfermedad ahora mismo no es peligrosa para los niños y parece además que no participan en la cadena de transmisión a los adultos, no se han probado en niños. No está pensado que se vacunen de momento, no era una urgencia. Siempre se prueban primero en adultos. Ahora mismo solo hay un ensayo clínico en adolescentes de 12 a 16 años. Sobre los colegios, no hay ningún problema, son bastante seguros y cuando hay algún brote en una clase no se generalizan, se contienen. Ahora mismo no tendría ningún sentido cerrarlos. Afortunadamente, en los hospitales pediátricos las zonas covid están vacías salvo algún caso aislado.

Vacunación Unión Europea Coronavirus Juanma Moreno Noticias de Andalucía Ministerio de Sanidad Pandemia
El redactor recomienda