COSTARÁ AL MUNICIPIO AL MENOS 7 MILLONES

Remunicipalización de la limpieza: Málaga (PP) sucumbe... con el apoyo de la izquierda

La ciudad andaluza retirará en primavera las competencias privadas de recogida de residuos tras 18 años de modelo mixto y continuas huelgas y amenazas de paros

Foto: El alcalde de málaga, Francisco de la Torre, en el centro de la fotografía, durante una huelga de la limpieza en marzo de 2016. (EFE)
El alcalde de málaga, Francisco de la Torre, en el centro de la fotografía, durante una huelga de la limpieza en marzo de 2016. (EFE)

Lo que no pudo conseguir Manuela Carmena, lo ha logrado su amigo Francisco de la Torre en Málaga. Carmena tenía claro en las elecciones municipales que si viviera en la capital de la Costa del Sol votaría a De la Torre. Ahora tendría un motivo extra: la ciudad andaluza está a un paso de remunicipalizar el servicio de limpieza, recogida y tratamiento de residuos.

Desde el año 2001 Málaga cuenta con este servicio, denominado Limasa (Limpieza Integral de Málaga) III. Está compuesta por una empresa mixta, con el 49% del accionario municipal, y el 51% correspondiente a la entidad Servicios Urbanos de Málaga, integrada por FCC y Urbana de Servicios Ambientales (Urbaser), Sando y Unicaja.

De la Torre ha usado su voto de calidad para capitanear negociaciones con el comité de empresa, que en estos años ha organizado varias huelgas de limpieza, de muchos días de duración y gran impacto, en épocas claves para la ciudad: Feria, Semana Santa y Navidad.

El convenio laboral de Limasa de 1989 permitía a los jubilados con anterioridad a los 65 años, a los que sufrían invalidez laboral transitoria o a aquellos que fallecieran que pudieran traspasar su puesto de trabajo a dedo. Un operario del servicio de recogida percibe en 2010 el orden de 28.500 euros. Un jefe de departamento, incluyendo pagas varias, supera los 35.700 euros, según consta en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga y publicó ‘Málaga Hoy’.

El 13% del gasto total

El pleno municipal del pasado viernes aprobó la remunicipalización con los votos de apoyo de Adelante Málaga. También del PSOE. El coste del fin de la titularidad privada costará a las arcas municipales siete millones de euros, según consta en el presupuesto de 2020. Las cuentas del próximo año prevén para la empresa 109 millones de euros (el 13% del gasto total del consistorio) frente a los 102 millones del anterior ejercicio.

La remunicipalización será efectiva a partir de la próxima primavera. Según la Intervención Municipal, la privatización total costaría 97,9 millones. La medida costaría 92,6 millones “al no tener que abonar el IVA de la mano de obra y ahorrarse otros conceptos como la obligatoriedad de obtener un 2% de beneficio o el canon de asistencia técnica que cada año reporta 2 millones a la parte privada", según ‘Sur’.

Fotografía de la huelga de la limpieza en Málaga de marzo de 2016. (EFE)
Fotografía de la huelga de la limpieza en Málaga de marzo de 2016. (EFE)

Un informe de la parte privada de la empresa al que ha tenido acceso El Confidencial, indica que la remunicipalización del servicio provocará un “incremento de los costes salariales por parte del consistorio”. “Además, los empleados fijos de Limasa pasarán a la categoría de indefinido ‘no fijo’, por lo que deberán someterse a una prueba (oposición o concurso público) para consolidar su puesto de trabajo. Si esta prueba se diseña y ejecuta de acuerdo con la legislación de oferta de empleo público debería abrirse a que otros candidatos opten a estas plazas, lo que puede suponer que muchos de los actuales trabajadores no la superen y pierdan su puesto de trabajo”.

En algunas ciudades como Madrid los propios sindicatos se posicionaron en contra de los procesos de remunicipalización debido a la pérdida de carácter fijo de los trabajadores o al empeoramiento de sus condiciones laborales. Hay otros factores que perjudicarán, según este criterio, a la sociedad empresarial: al pertenecer a una sociedad mercantil de capital 100% público, los incrementos retributivos se verían limitados por lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, por lo que no se podrán aplicar los incrementos salariales (de entre 5,2 y el 5,7% en el primer año), así como su actualización en base al IPC para los tres años siguientes, contemplados en el convenio de trabajadores aprobado el 13 de mayo.

Málaga alcanzó en 2017 una deuda de 843 euros/habitante y el alcalde. Es una ciudad congestionada en el Centro en días punta

El Ayuntamiento no ha tenido en cuenta los fondos necesarios para sufragar las indemnizaciones de aquellos trabajadores que pierdan su empleo. El Institut Cerdà calcula que considerando que únicamente un 20% de la plantilla no superase las pruebas cuantifica el coste en 12,6 millones de euros.

Málaga alcanzó en 2017 los 843 euros/habitante y el alcalde, que gobierna la ciudad desde 2000, cree que con la remunicipalización se podrá dar un mejor servicio de limpieza a una ciudad congestionada ya en el Centro en días clave como en estas Navidades.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios