"SUSANA CREE QUE HA HEREDADO EL PUESTO"

Los sanchistas solo esperan "las órdenes de Pedro" para asaltar el PSOE-A "sin sangre"

La concentración de Ferraz en lograr un acuerdo de gobierno beneficia las aspiraciones de Susana Díaz para "perpetuarse" al frente del socialismo andaluz. "Ella no admite la crítica"

Foto: Susana Díaz y Pedro Sánchez, en un mitin en Jaén el pasado mes de marzo. (EFE)
Susana Díaz y Pedro Sánchez, en un mitin en Jaén el pasado mes de marzo. (EFE)

Susana Díaz no quiere a nadie que le tosa; ni antes, ni durante ni tampoco después de su etapa como presidenta de la Junta de Andalucía. Eso lo tiene tan claro como que es de Triana y que su vida no se puede entender sin el PSOE. Fue Mario Jiménez quien le dijo después de las elecciones de diciembre que la mejor idea para ella misma (también para el partido en Andalucía) sería tomar rumbo a un ministerio en Madrid con Pedro Sánchez o aceptar un puesto en las listas al Parlamento Europeo; que su tiempo en Andalucía había acabado.

Díaz tomó nota de lo que su portavoz parlamentario le decía. Esas palabras suponían la tumba de Jiménez como persona de confianza de la secretaria general del PSOE de Andalucía, la federación socialista más importante de España. Fue él quien se ‘comió el marrón’ de actuar como portavoz de la gestora tras la dimisión de Sánchez en 2016 y lo hizo como delegado de Susana Díaz en Ferraz. La lideresa le ha ofrecido convertirse en senador y lo rechazó.

Eficaz en su tarea contra los partidos de la oposición y tras haber sido capaz de reunir en torno a su persona un cierto liderazgo en el PSOE-A, Jiménez dejará de ser portavoz en el Parlamento de Andalucía por deseo expreso de Díaz. Lo anunciará hoy en el comité regional del partido, como avanzó ‘El País’. La decisión de la expresidenta del Gobierno andaluz ha causado un gran revuelo en el partido. No solo entre los sanchistas, sino en los susanistas, que han tenido que preparar un argumentario exprés para respaldar a su jefa, una política que ya hace tiempo que dejó de reunir consenso.

Pedro Sánchez y María Jesús Montero, en un mitin. Más a la izquierda de la imagen, Gómez de Celis y Verónica Pérez.
Pedro Sánchez y María Jesús Montero, en un mitin. Más a la izquierda de la imagen, Gómez de Celis y Verónica Pérez.

Las huestes de Pedro Sánchez en Andalucía ejercen en estos momentos de células semidurmientes. No están activas, pero sí muy atentas a los movimientos de Díaz. Dos de sus principales valedores son la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, vicepresidente del Congreso de los Diputados. Ninguno se moverá hasta que Sánchez no se lo diga de forma inequívoca.

Sin organización en el sanchismo andaluz

Los sanchistas solo esperan “las órdenes de Pedro” para lograr desbancar a Díaz “sin sangre” de su poder en el PSOE-A, como subrayan a El Confidencial un ex alto cargo del Gobierno socialista en Andalucía, ahora retirado de la primera línea, y un observador agudo de los movimientos internos en el partido.

¿Cuál es la ventaja para Susana Díaz? Pues que Ferraz está focalizado en conseguir que Sánchez logre sacar adelante la investidura antes del 23 de septiembre y no se produzca una nueva convocatoria de elecciones generales el 10 de noviembre. Esa concentración de objetivos beneficia las aspiraciones de la jefa del socialismo andaluz para seguir más tiempo en el poder. El sanchismo andaluz no está organizado y no ha sido capaz de articular una sólida alternativa.

La encuesta del pasado sábado al menos la mantiene con vida demoscópica: si se celebraran unas elecciones andaluzas, el PSOE seguiría siendo la primera fuerza política, pero la suma de PP, Ciudadanos y Vox impediría que la suma de socialistas y Adelante Andalucía lograra formar un Gobierno. Además, Díaz ya es la tercera líder menos valorada (4,7 puntos), frente a Francisco Serrano (Vox), con 4,55 puntos y no lejos del ‘farolillo rojo’: Teresa Rodríguez (4,35 puntos)

Un miembro destacado del socialismo sureño consultado por El Confidencial, de la máxima confianza de Díaz, tiene claro que la expresidenta “sigue siendo la líder indiscutible del PSOE de Andalucía. Tiene mucho presente y más futuro. Ella y un amplio sector del partido hemos entendido que el resultado del 2 de diciembre exige autocrítica sobre lo ocurrido y tomar nuevas decisiones”.

"Hay que cambiar el núcleo más duro para abrirlo a más gente. Para volver a gobernar Andalucía tenemos que ofrecer un proyecto renovado"

Este socialista ‘pata negra’ intenta justificar la destitución de Jiménez como portavoz parlamentario indicando que “para afrontar el futuro hay que generar cambios en los equipos para ofrecer un proyecto renovado, de ahí se justifica este cambio de una de las caras con más proyección. Hay que cambiar el núcleo más duro para abrirlo a nueva y más gente. Para volver a gobernar Andalucía tenemos que ofrecer un proyecto renovado con una líder fuerte como Susana Díaz”.

Susana no quiere a nadie "que le haga sombra"

Continúa la explicación del dirigente del PSOE de Andalucía: “Susana, en esta nueva etapa, ha iniciado un entendimiento y colaboración leal con la dirección federal. Susana y Pedro están cerrando todas las heridas del congreso federal. Ambos son conscientes de que lo mejor para España y Andalucía es un partido unido sin divisiones. Fruto de esa nueva colaboración leal, Susana va a trabajar por la unidad en el PSOE andaluz con absoluta lealtad con el federal, de ahí surge el gesto de incorporar a algún nuevo miembro en la dirección regional, para transmitir un nuevo tiempo de unidad real”. Fin de la cita de argumentario de la fuente oficial.

La portavoz del PSOE andaluz, Ángeles Férriz.
La portavoz del PSOE andaluz, Ángeles Férriz.

Cuando se habla con otros miembros del PSOE, que piden anonimato para poder explicarse con libertad, subrayan que el acercamiento de Sánchez y Díaz resulta “un teatro, un acuerdo falso. Cree que ha heredado el puesto; su objetivo es perpetuarse y cuando en el partido y los votantes, por supuesto, se refieren a ella con un diminutivo, pues vamos mal”.

“Susana no admite la crítica y no quiere a nadie que le haga ni siquiera una pequeña sombra. Fíjate lo que le he pasado a Mario o a la misma Ángeles Férriz, que suponía un golpe de aire fresco y de repente solo habla un día a la semana, no vaya a ser que le quite protagonismo. No entiendo esa escalada de enrocarse y seguir como si aquí no pasara nada. ¿Por qué no quiere contar con lo mejor que tiene?”.

“Bueno”, continúa al habla un histórico socialista, “tampoco quiere mujeres brillantes a su lado. Lo que quiere son imitadoras, como ‘la única autoridad’ [Verónica Pérez]. Tú la oyes hablar con los ojos cerrados y parece que quien está en el micrófono es Susana. Ojalá dé más cancha a Férriz y no la arrincone”. El nombre de esta diputada jienense ha sonado como futuro en el PSOE de Andalucía, cuyos dirigentes, bajo cuerda, admiten a las claras el fracaso de Susana Díaz, pero se encogen de hombros cuando se les pregunta por otras opciones de liderazgo.

¿Y Mario Jiménez? Al menos por lo momento, continuará en el Parlamento. El partido es para él un modo de vida. En eso es gemelo de Díaz. “Yo, te digo la verdad, no recomiendo a Mario como enemigo. Es de los pocos que saben las claves internas y es capaz de generar equipos. ¿Es normal que haya dejado todo al portavoz y ella se limite a hacer las preguntas al presidente de la Junta y luego se vaya del Parlamento, sin querer sabe nada del grupo?”.

“¿Consenso, Susana Díaz? ¿Acaso lo ha generado alguna vez? No es el momento de plantear situaciones que a corto plazo no se van a dar"

Un sanchista que siempre ha estado apartado de la vida orgánica del PSOE andaluz asegura con sorna: “¿Consenso, Susana Díaz? ¿Acaso lo ha generado alguna vez? No es el momento de plantear situaciones que a corto plazo no se van a dar. Ahora mismo estamos en formar Gobierno y el tema de Andalucía no está encima de la mesa de Ferraz, que está en lo que está”.

"Se está vengando"

“A mí me parece”, remarca a El Confidencial un diputado andaluz en el Congreso, “un acierto que entren más sanchistas en la ejecutiva regional andaluza. Esto permitirá que nos pongamos todos a conseguir recuperar el Gobierno andaluz sin divisiones. El reto de Susana es volver a la Junta. Si logra esto, recuperará el consenso”.

Susana Díaz siguió ultimando durante todo el fin de semana la composición de su nueva ejecutiva. “En Jaén y Huelva, provincias donde se llegó a un acuerdo en las listas con los sanchistas, Susana se está vengando”. La secretaria general no está hablando con nadie. Todo el peso de las conversaciones lo ha cecido a su secretario de Organización, Juan Cornejo. Muy estilo Díaz.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios