HABRÁ UNA FUTURA LEY DE FAMILIAS

El consejero andaluz de Salud habla del aborto: "Lo fácil es llegar y el chupetón"

El Gobierno andaluz pactó con Vox medidas alternativas a la interrupción voluntaria del embarazo, se financiarán asociaciones de ayuda a las mujeres y habrá una ley de familias

Foto: El popular Jesús Aguirre, durante el acto de toma de posesión como nuevo consejero de Salud y Familias. (EFE)
El popular Jesús Aguirre, durante el acto de toma de posesión como nuevo consejero de Salud y Familias. (EFE)

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, se ha mostrado este jueves a favor de potenciar las políticas de natalidad y en contra del aborto con las siguientes palabras: “Lo fácil es llegar y el chupetón”, dijo refiriéndose así a la interrupción voluntaria del embarazo.

Aguirre, del PP, participó en un desayuno de la SER en Córdoba, donde respondió a diferentes preguntas durante un coloquio posterior. Hablando sobre la cobertura pública del aborto, el titular de Salud convino que hay una ley nacional que rige para todos los territorios y que permite interrumpir el embarazo en unos plazos. Sin embargo, consideró que a las mujeres les falta “información”. Al hilo de esta reflexión, señaló: “Informemos a la paciente, vamos a darle su tiempo, vamos a darle información positiva, vamos a ponerte el Sonicaid [aparato para escuchar los latidos del feto], vamos a oírlo. Vamos a darle apoyo social. Eso son las políticas sociales, lo fácil es llegar y el chupetón. ¿Quién defiende a los no nacidos?", dijo Aguirre.

Su disertación continuó con los problemas de demografía, un día después de que el Instituto Nacional de Estadística alertara de la caída en picado de la natalidad en España: “¿Nos permitimos 140.000 abortos?”, se preguntó. El Gobierno andaluz, apuntó el consejero, introducirá medidas para preservar el derecho de la madre y el derecho del “no nacido”. Habrá partidas económicas en el presupuesto “para dar la máxima cobertura a esas mujeres con mayores dificultades”.

Desde la Consejería de Salud, aseguraron que el consejero se refería a la interrupción voluntaria del embarazo en términos de "jerga médica", donde se refieren a la maniobra del aborto como 'absorción'. No obstante, fuentes de la consejería admiten que es una expresión "desafortunada" por la que piden "disculpas", y dejan claro que "en ningún caso" la intención del consejero era ofender a nadie ni herir ninguna sensibilidad. Subrayan además desde este departamento que esa expresión se empleó en un coloquio, tras una intervención inicial en la que reflexionó sobre los seis meses de su gestión en la Junta, en un ambiente distendido y tras una pregunta del público donde se interrogó al consejero sobre su opinión acerca del aborto. Aguirre se ha disculpado a través de su cuenta de Twitter: "Soy una persona a la que le gusta hablar de forma clara y directa y, por ese motivo, a veces uso algún término coloquial o inapropiado. Pido disculpas si alguien se ha molestado".

Pacto con Vox

En el documento firmado por PP, Cs y Vox para salvar el Presupuesto en Andalucía, se introduce un apartado de “atención a mujeres embarazadas con dificultades”. “Se pondrá en marcha un programa de asistencia a la mujer embarazada en dificultades, mediante el concierto social o concurso público (asegurando la concurrencia y objetividad) que permita seleccionar una o varias asociaciones sin fines de lucro, con el objetivo de proceder a la atención de dichas mujeres”, reza el documento firmado, que garantiza partidas en el presupuesto de 2020 y 2019.

La diputada andaluza de Vox Ángela Mulas también se refirió hace pocas semanas al aborto en la sanidad pública mostrando su total rechazo y pidiendo medidas alternativas. Durante una sesión de control, aseguró esta diputada que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) “anima” a las mujeres a abortar “como norma general”. Su pregunta iba dirigida al consejero de Salud, que no le contravino en sus afirmaciones. Mulas interpeló al consejero recordando que PP y Vox habían firmado un acuerdo, para la investidura del presidente andaluz, donde se garantizaban alternativas al aborto. También se pactó una Consejería de Familias, que recayó en Aguirre junto a Salud y no en Cs junto a Igualdad y Políticas Sociales, como se dijo en un primer momento. El consejero explicó en el Parlamento andaluz que se pondrá en marcha “una ley de familias” para garantizar otras salidas a las mujeres “en dificultades” con una inversión de 1,9 millones de euros.

Los "trompazos" y los "amigos"

No es la primera vez que Aguirre (1955) se pronuncia de forma polémica sobre algún asunto. Sus formas campechanas están alejadas del encorsetamiento político. De profesión médico de familia y senador del PP desde 2008, presidió también el Sindicato Médico y el Colegio de Médicos de Córdoba antes de llegar a la Cámara Alta.

En su primera comparecencia pública en San Telmo, para revelar el “maquillaje” del anterior Gobierno en las listas de espera y asegurar que se habían “ocultado medio millón de pacientes”, ya hizo gala de que sus formas son muy particulares, alejadas de lo políticamente correcto. Entonces señaló coloquialmente que su departamento estaba “tieso como la mojama” y defendió los conciertos de quirófanos con la sanidad privada con afirmaciones como esta: “Lo que no puedo es dejar a una persona con una catarata bilateral dando trompazos contra una pared porque no podemos concertar”.

Otro de sus momentos afeados por la oposición lo protagonizó en la revista 'Diario Médico'. En una amplia entrevista concedida a este medio, fue muy explícito sobre la forma de elegir a los altos cargos de su consejería, "todos amigos míos", pese a que el acuerdo de PP y Cs habla de nombramientos profesionales y el PP cargó duramente en la anterior etapa socialista contra la “politización” del Servicio Andaluz de Salud. "Monté equipos de trabajo en todas las provincias andaluzas, con un total de 140 profesionales, y durante ese tiempo hemos planificado un cambio en la gestión. Cuando me llamó Juan Manuel Moreno [presidente andaluz] para ser consejero, fue fácil: lo teníamos casi todo preparado y sabíamos qué teníamos que hacer y cómo. En tres días ya teníamos montado el 'staff' de la consejería, todos amigos míos, personas muy cualificadas y conocedores de nuestro sistema sanitario", recogía esa entrevista.

Aguirre también salió al paso en el Parlamento, interpelado por Adelante Andalucía, defendiendo a uno de sus altos cargos, en concreto el director general de Asistencia Sanitaria y Resultados, Diego Vargas, tras conocerse que los hospitales públicos andaluces habían comenzado a comprar un grupo de medicamentos que vendía el laboratorio chino Techdow, al que el alto cargo había pertenecido inmediatamente antes de formar parte del organigrama de Salud.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios