caso NEvada

Dimite 24 horas después la delegada de la Junta en Granada que nombró Cs

Fue la letrada de la Junta en el caso Nevada, que perdió el Ejecutivo y por el que fue condenado a pagar 168 millones de euros que aún están pendientes de desembolso

Foto: Elisa Fernández-Vivancos, abajo a la izquierda.
Elisa Fernández-Vivancos, abajo a la izquierda.

El Gobierno andaluz no gana para sobresaltos. La delegada de Turismo, Justicia, Regeneración y Administración Local en Granada, Elisa Fernández-Vivancos, ha comunicado su dimisión 24 horas después de su nombramiento este martes en Consejo de Gobierno. Esta alto cargo fue nombrada por Ciudadanos, en concreto por el vicepresidente andaluz, Juan Marín. Fernández-Vivancos fue la letrada de la Junta en el caso Nevada contra el constructor Tomás Olivo. El Gobierno andaluz perdió y fue condenado a pagar 168 millones de euros.

Según el comunicado difundido por Ciudadanos, la delegada territorial en Granada "no ejercerá finalmente sus funciones", ya que considera que se han difundido informaciones llenas de "inexactitudes" sobre su trayetoria profesional que podrían "perjudicar el proyecto de regeneración" de Ciudadanos. Por eso, explica, declina el nombramiento, para evitar "cualquier ataque a la nueva etapa de cambio".

Elisa Fernández-Vivancos fue la letrada de la Junta de Andalucía que actuó en el caso Nevada y tras perder fue destituida y apartada de sus funciones. El Gobierno andaluz fue condenado a pagar 168 millones de euros al empresario Tomás Olivo por la construcción de un centro comercial en Granada. Después de pedir una excedencia, se había incorporado a la actividad privada en un despacho de abogados, concretamente en el bufete Ramón y Cajal, al que pertenecía el abogado que representó al centro comercial en el pleito contra la Junta.

Marín propondrá otro nombre "en breve". No es el único nombramiento realizado por Ciudadanos que ha sido cuestionado por los partidos de la oposición en el Parlamento andaluz. El portavoz socialista, Mario Jiménez, urgió al Gobierno a dar explicaciones por nombamientos que consideró pueden generar conflicto entre intereses públicos y privados. Se refirió expresamente al director general de la Oficina Judicial y Fiscal, Carlos Sierra, que ejerció de abogado de uno de los principales imputados en los ERE, el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero. "Puede haber una colisión de intereses", sostuvo el portavoz del PSOE, recordando que la Junta está personada en la causa.

También pidió explicaciones el PSOE por el nombramiento del nuevo secretario general de Cultura, Fernando Francés, que fue director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga y que está siendo investigado tras denunciar la Fiscalía la colocación de unos mosaicos en edificios considerados Bien de Interés Cultural (BIC). Más contudente fue el portavoz de Adelante Andalucía, Antonio Maíllo, que consideró que Francés debería dimitir de forma inmediata. El acuerdo de Gobierno de PP y Cs recoge la obligación de apartar a cualquier alto cargo que sea investigado en los tribunales. El portavoz del PP, José Antonio Nieto, defendió a Francés y estimó que no debería juzgársele por esa denuncia, que forma parte de otra etapa profesional.

Esta misma semana se conoció la dimisión del consejero de Hacienda. Alberto García Valera, por problemas de salud apenas 21 días después de la constitución del nuevo Gobierno. Este martes, tomó posesión en esa cartera Juan Bravo.

Los nombramientos realizados por Ciudadanos han estado en el punto de mira por ascender a cargos que ya ejercían en el Gobierno del PSOE y ahora por proponer nombres dudosos para la oposición. Marín defendió que ellos "no miran el carné del partido" y sí la capacidad de estos profesionales. Este martes se conoció también que el director de Presupuestos de Susana Díaz, Fernando Casas Pascual, será el nuevo director de la Agencia IDEA.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios