próxima ruptura del pacto municipal

Una investigación a dos concejales amenaza con romper el pacto entre Cs y PP en Málaga

El alcalde Francisco de la Torre mantendrá en las listas de las municipales a los ediles sobre los que se ha abierto una investigación porque cree que no existe corrupción política

Foto: El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en una intervención en Nueva York en julio de 2018. (EFE)
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en una intervención en Nueva York en julio de 2018. (EFE)

¿Estos delitos son corrupción política? A saber: prevaricación administrativa, tráfico de influencias, falsedad documental y malversación de caudales públicos. Para el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se trata de un tema administrativo, para Ciudadanos, con quien firmó De la Torre un acuerdo de gobierno en 2015, sí es corrupción. En concreto, el punto número uno de su ‘contrato’ de mandato municipal que expira este mes de mayo.

Ciudadanos ha decidido, siguiendo la misma estela que Juan Marín, su líder regional, cuando rompió en septiembre el apoyo a la Junta de Andalucía capitaneada por Susana Díaz, soltar lastre del equipo municipal del PP en Málaga a tres meses de las elecciones municipales. Y lo hace justo cuando dos ediles de la máxima confianza del alcalde y el gerente de Urbanismo han sido acusados de los citados delitos. El juez ya ha abierto diligencias, pero aún no han sido llamados a declarar como investigados el concejal de Urbanismo, Francisco Pomares, la concejala de Fiestas, Playas y Limpieza, Teresa Porras, y José Cardador, número uno de la Gerencia de Urbanismo desde 2013.

De la Torre y Juan Cassá, portavoz del grupo de Cs en el Ayuntamiento de Málaga. (EFE)
De la Torre y Juan Cassá, portavoz del grupo de Cs en el Ayuntamiento de Málaga. (EFE)

Si el juzgado lo hiciera, Cs ofrece un ultimátum de 48 horas para que dimitan o los haga dimitir el alcalde. Si De la Torre se niega (como él ya ha dejado claro) a dejar de confiar en estos ediles, habrá consecuencia políticas: Málaga no tendría presupuestos para este año, con lo que se llegaría a los comicios con una prórroga de los de 2018.

"Injerencias políticas"

El caso investigado por el Juzgado de Instrucción número 8 de Málaga, que ya ha abierto las primeras pesquisas, se refiere a supuestas "injerencias políticas" en expedientes de infracciones urbanísticas en la capital malagueña, en concreto en la promoción Villas del Arenal. Se trataba de “dilatar tiempos” en estas multas por ampliación de lavaderos o instalación de pérgolas en este conjunto de viviendas.

Fuentes técnicas del Ayuntamiento de Málaga explicaron a este diario que los expedientes de infracciones resultan “muy difíciles de tramitar” y que las multas siempre se quedan “para lo último, porque lo más importante son las licencias y las demoliciones. Siempre ha pasado igual en la Gerencia de Urbanismo. Tenemos decenas de prescripciones al día tras doblarse las licencias de obra en Málaga desde el fin de la crisis económica”.

De la Torre ha consultado con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, sobre si existía corrupción o no en los supuestos delitos

“Corrupción política no es solo llevarte el dinero, también lo es malversación de caudales públicos. Es el fiscal el que pone nombres y apellidos a los delitos, no nosotros”, destaca a El Confidencial Alejandro Carballo, concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga. “Está claro que si el alcalde mantiene a los dos ediles si finalmente son investigados, incumpliría lo pactado. Evidentemente, ya no nos fiaríamos tanto como en 2015, pero el alcalde aún no ha tomado ninguna decisión”.

De la Torre ha consultado con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, sobre si existía corrupción o no en los supuestos delitos. “No existe imputación formal, ni temática; en todo caso, se trataría de mala gestión administrativa”, indicó el alcalde malagueño, que fue más allá y tildó de “demagogia impresentable” que no se respetaran los derechos constitucionales de los concejales. “Juguemos limpio, no hay fundamento alguno para no seguir contando con ellos”.

Teodoro García Egea, durante una intervención en Málaga. (EFE)
Teodoro García Egea, durante una intervención en Málaga. (EFE)

La crítica al equipo del Gobierno municipal resulta mucho más contundente. El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga y candidato a la alcaldía, Daniel Pérez, apunta al alcalde Francisco de la Torre como ‘cooperador necesario’ —por llevar 25 años “siendo el máximo responsable en materia urbanística en Málaga"— "de la trama de Urbanismo”. En realidad, serían 24 años. El PSOE se refiere al cuarto de siglo al haber asumido el primer edil la concejalía en 1995 (y como primer teniente de alcalde), cuando Celia Villalobos era la alcaldesa de la ciudad andaluza.

“El alcalde es el máximo responsable en materia urbanística en Málaga y por tanto si caen Pomares, Porras y Cardador, él debe ser el siguiente en salir, ya que nada ha sucedido sin su conocimiento”, destacó Pérez. Los grupos de Málaga Ahora y Málaga para la Gente están en la misma línea que el socialista.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios