por la entrada de vox en la mesa

El PSOE andaluz se estrena en la oposición con Rivera como diana de duros ataques

Acusa a Cs de haber permitido con Vox "la entrega de las instituciones a la ultraderecha" y alerta de que el partido de Abascal viene a mandar con un Gobierno que ve "cautivo"

Foto: Imagen: E.Villarino.
Imagen: E.Villarino.

El PSOE estrena papel de oposición en Andalucía y lo hace por todo lo alto, acusando a Albert Rivera, de Ciudadanos, de haber permitido "el ataque más grave de la historia de la autonomía" por la entrada de Vox en la Mesa del Parlamento. Equiparó esta realidad con el papel de la UCD pidiendo el no a un Estatuto de primera para Andalucía.

El PSOE andaluz se estrena en la oposición con Rivera como diana de duros ataques

Hasta hace nada, seis meses, PSOE y Cs tenían una relación idílica en Andalucía. Los de Juan Marín eran socios de gobierno preferentes y todo fue como la seda hasta julio, cuando la inminencia de un adelanto electoral hizo saltar por los aires el acuerdo de investidura. Ahora, el PSOE deja claro que pelea por el centro político con Cs y va a por todas. Rivera ha pasado de ser socio preferente a diana preferente de duras críticas.

El PSOE deja claro que pelea por el centro político con Cs y va a por todas. Rivera pasa de ser socio preferente a diana preferente de duras críticas

El diputado Mario Jiménez, que seguirá hasta donde se sabe como portavoz parlamentario del PSOE, atacó a Cs y lo acusó de "haber perdido definitivamente el centro político" y de haberse "quitado la careta" como partido moderado. Habló de "un proceso de radicalización" por haber cerrado un pacto con "la ultraderecha" que dijo se había negociado "de tapadillo". "Han entregado nuestras instituciones a quienes no creen en el Estatuto y vienen a derribar nuestra autonomía", aseguró Jiménez en un tono muy duro.

Los socialistas reprocharon a Rivera su ausencia en este pleno de investidura con lo que quiere, aseguraron, "tapar su pacto con quienes concurren a las europeas con Le Pen o Salvini". Se mostró además convencido este portavoz de que esta va a ser la tónica general desde este jueves y que Vox quiere demostrar "que manda" y que son "quien manda aquí".

Susana Díaz, que dijo días atrás que sí iba a presentarse a una investidura, deja ahora en el aire este punto. Desde su grupo tampoco dejaron claro si la decisión está tomada aunque admitieron que está "legitimada" por ser la fuerza política más votada y "por derecho propio". Si concurre encajará una nueva derrota para su currículum de perdedora tras las primarias y la salida del Gobierno andaluz. Pero también, admiten fuentes de su partido, permitiría visualizar de nuevo a Cs votando con PP y Vox en su contra y "esa imagen nos interesa mucho que quede clara", admiten como estrategia, volcados en arrinconar a Rivera hacia la derecha para quedarse ellos el centro político ante las próximas citas electorales.

Díaz, que dijo días atrás que sí iba a presentarse a una investidura, deja ahora en el aire este punto

A partir de ahora la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, es la que tiene que decidir la fecha del pleno de investidura oídos los grupos y tras recibir las propuestas de quienes quieran optar a ser presidente de la Junta. El reglamento marca un plazo de 15 días hábiles.

Juanma Moreno (PP) situó su investidura a mediados de enero, el 16, aunque Vox insistió en que ahora hay que sentarse a negociar sobre el Gobierno "sin líneas rojas", aseguró el diputado Francisco Serrano, que reiteró que el acuerdo alcanzado se limita a la Mesa del Parlamento, donde están contentos por haber obtenido un sillón con voz y voto. Vox dejó claro que no va a entrar en el Gobierno andaluz pero sí quiere condicionar políticas.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios