cambio en la comunidad tras 40 años del psoe

Un caos de promesas y juramentos en el Parlamento de Andalucía

La nueva presidenta del Parlamento obliga a que los nuevos diputados asuman su acta de parlamentario desde su escaño. IU se enfrenta a Marta Bosquet

Foto: Vista general de la sala de plenos del Parlamento de Andalucía en Sevilla. (EFE)
Vista general de la sala de plenos del Parlamento de Andalucía en Sevilla. (EFE)

Baja Susana Díaz por la escalera del Parlamento y las cámaras no la atienden. Es lo que tiene perder el poder tras 40 años de Gobierno del PSOE en Andalucía. Los micrófonos se quedan persiguiendo a Juanma Moreno. El candidato popular apenas puede andar. Le escolta Teodoro García, que parece más bien su jefe de Gabinete que su segundo jefe en Génova.

Alguien se da cuenta. Que Susana se escapa. Hay tiempo, hay tiempo. “Yo te aviso si la veo”, dice un periodista. La presidenta en funciones dice que es una “vergüenza” el pacto de PP y Cs con el apoyo de Vox. Entran en la capilla/sede parlamentaria, que parece una iglesia, del antiguo hospital de las cinco llagas. Algunos diputados todavía tienen que aprender dónde queda el Parlamento. Un consejo útil para despistados: queda en el barrio de la Macarena. De nada.

Marisa Bustinduy tiene más lapsus que el muñeco del guiñol de Manuel Chaves. Bustinduy es la presidenta de la mesa de edad y algunas veces no se equivoca. No da ni la palabra a su partido (el PSOE). Al menos se ríe cuando falla en dar un turno de palabra o cuando dice que la juventud se asocia a la esperanza. Y lanza frases ideadas por algún asesor de cámara: "La democracia es un poder generoso". Y en este plan.

Don Nacho también vota. Don Nacho (nada de Ignacio) es Nacho Molina, mandamás de Podemos en Andalucía. Y sorprende que no se le nombre por Ignacio. Como sorprende también que ningún ex presidente de la Junta de Andalucía haya querido arropar a Susana Díaz en uno de sus días más tristes y fíjate tú que los has tenido últimamente gordos: cuando perdió las primarias o la noche del 2D. Tampoco están Javier Arenas o Diego Valderas, ex número de IU en Andalucía.

Estamos ante una nueva era política. Y empieza con Marta Bosquet, de Ciudadanos, al frente del Parlamento de Andalucía. El próximo presidente (si quiere Vox) de la Junta sonríe desde su escaño, pero cuando llega la votación aparece el caos… "el señor Cano Palomino" pide prometer la Constitución y el Estatuto de la Autonomía delante del texto legal, en vez de desde su escaño, como pedía la presidenta, “para que hubiera economía de tiempo”.

Rifirrafe con la presidenta

Antonio Maíllo es el líder regional de IU y portavoz de Adelante Andalucía. Protagoniza un sonoro rifirrafe con Bosquet, que está acompañada en la cámara autonómica por sus dos hijos y por su hermana Arancha. La flamante presidenta le advierte que le quitará el turno de palabra. Maíllo sigue hablando y por un momento (solo por un momento) parece que Bosquet va a imitar a Ana Pastor cuando echó a Gabriel Rufián del Congreso.

Ha nacido una estrella de la política. Es de Almería, asegura que trabaja mucho y está dispuesta a salirse con la suya.

Y esto apenas acaba de empezar…

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios